1

UNPACU entregará ayuda a madre de cuatro niños en extrema pobreza

cuba unpacu pobreza miseria caso social unicef

LA HABANA, Cuba.-  El miembro del Consejo Nacional de Coordinadores de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Zaqueo Báez Guerrero, visitó este martes a  Ismary Guzmán Caraballo, la madre cubana de cuatro niños a la cual el gobierno ha dado la espalda a pesar de su delicada situación.

“Mi presencia aquí es únicamente humanitaria, nuestra intención es brindarle nuestro apoyo, nuestra ayuda. Su casa cogió candela y a raíz de eso sus niños se quedaron sin ropa, además, su casa se está hundiendo porque está encima de un pozo ciego, por eso estamos abogando por aquellas  personas de buena voluntad que quieran ayudarla, porque tiene muchas necesidades”, resaltó Báez Guerrero.

El activista, aseguró que la UNPACU le hará llegar una ayuda a Ismary pero insistió en que no podía dar detalles por seguridad.

“La UNPACU está haciendo todas las gestiones para ayudarla, pero no podemos dar detalles por razones de seguridad, porque la idea es lograr el objetivo y que la ayuda llegue a sus manos. La Unión Patriótica de Cuba también exhorta a todas las personas que tengan la posibilidad a  que le envíen alguna ayuda a Ismary, la que sea, que estoy seguro que va a ser bien recibida”, insistió.

Báez Guerrero, dijo que pudo conocer del caso a raíz de la publicación de la historia en CubaNet, y aseguró, que gracias al trabajo de la prensa independiente es que salen a la luz historias como estas.

“Nosotros nos enteramos a través de CubaNet sobre el caso de esta familia y la situación que presentan, y por supuesto que vinimos apoyarlos. Gracias a esos periodistas independientes que hacen una labor de vital importancia, hoy día tenemos la posibilidad de enterarnos más rápido de lo que ocurre dentro de la nación cubana y acudir, como este caso, para ayudarlos”, dijo.

Ismary, por su parte agradeció la preocupación de la Unión Patriótica de Cuba y resaltó sentirse muy satisfecha ante las gestiones que está haciendo la organización para hacerle llegar ayuda humanitaria.cuba unpacu pobreza miseria caso social unicef

“Sinceramente estoy muy agradecida porque verdaderamente necesito una ayuda para mis cuatro niños”, detalló.

El pequeño inmueble donde reside Ismary en calle 134 con número 6922 entre 69 y 71, en la barriada de los Pocitos, en el municipio Marianao, se está hundiendo, ya que el mismo se encuentra enclavado sobre un pozo ciego. Además su vivienda fue devorada por un incendio que acabó con todas sus pertenecías y las de sus cuatro hijos.

(Para quien quiera llegar a Ismary el contacto es: Ismary Guzmán Caraballo. Calle 134 # 6922 % 69 y 71 Los Pocitos, Marianao, La Habana. Teléfono: 58140069)

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




“Necesitamos ayuda, la que recibimos del Gobierno tenemos que pagarla”




Arrestado por exigir comida y atención médica para su hija

Yunior Berges González (Foto: Roberto Rodríguez)

GRANMA, Cuba.- Cansado de solicitar infructuosamente asistencia médica para su hija de un año de edad, Yunior Berges González decidió este martes, cartel en mano, ir a exigir los derechos de la menor ante las autoridades del Gobierno Municipal de Bayamo, capital de la oriental provincia Granma.

Como resultado de su reclamación, fue expulsado de la sede del Gobierno y detenido por fuerzas policiales.

A las diez de la mañana, atravesando el Parque Central con un cartel delante pecho, llegó Yunior al mencionado local. “Mi bebé necesita atención médica y alimentación”, decía el mensaje con letras rojas. Una vez dentro del edificio fue conducido a una oficina.

Momentos después, una decena de policías acordonó la sede de Gobierno. A pocos minutos un auto policial llegó para efectuar la detención de Yunior.

A esa misma hora, Yisely Vinajera Hernández, madre de la niña, batallaba en el Hospital Infantil bayamés “Luis Ángel Milanés”, intentando lograr el ingreso médico de la bebé.

Según la historia clínica de su hija, Yania Gema Berges Vinajera, la bebé nunca fue lactante por provenir de padres con VIH. Entre otros padecimientos, sufre de anemia e infección urinaria y vaginal por Escherichia coli, así como enfermedad diarreica aguda, clínicamente agravada por mala alimentación, intolerancia a la lactosa, déficit enzimático e inmunodeficiencia transitoria lactante.

Tratando de corregir sus padecimientos, la menor ha sufrido 12 ingresos médicos, innumerables exámenes,  análisis y ha estado sometida a varios tratamientos.

Actualmente es alimentada con Prolacsin (leche de soya), que “estuvo en falta en la provincia desde julio hasta octubre, supuestamente por falta de etiquetas”, dice la madre de la niña. El alimento estuvo disponible luego por dos meses, pero “ahora está en falta de nuevo y para colmo, cuando llega, no reponen el producto atrasado”.

El Prolacsin es un producto dietético elaborado en Bayamo y a pesar de la habitual carencia normada, su abastecimiento es constante en las tiendas en divisa.

“Uno queda obligado a comprarlo con divisa (CUC), pero lo único que cambia es el precio y la etiqueta”, había referido Yunior anteriormente, mostrando sendos paquetes del alimento, uno asignado por la dieta médica y otro comprado en la red comercial.

Las patrullas de policía no tardaron en llegar al sitio (Foto: Roberto Rodríguez)

Su casa, está ubicada en Aeropuerto Viejo, comunidad en proceso de urbanización que dista unos 5 Km del hospital infantil y que aún tiene calles de tierra que se vuelven prácticamente intransitables con las lluvias. La zona no cuenta con servicios de transporte urbano en horario nocturno.

“Llevamos varios días consecutivos trayéndola al hospital con vómitos y diarreas sanguinolentas. Ya estamos cansados de traerla noche tras noche y que no reciba la atención médica especializada que requiere. La traemos, le ponen una vacuna o le dan algún medicamento y problema resuelto. La realidad es que tenemos la niña en la casa, enferma y sin alimento. No la han querido  ingresar porque no les da la gana y entonces cuando te cansas y  reclamas, mandan a buscar la policía para meterte miedo y callarte la boca”.

Según Yisely, Yunior le había manifestado con enfado antes de salir a reclamar con el cartel: “Hoy la ingresan a ella o me meten preso a mí”.

Hasta la tarde de este martes se desconocía el paradero de Yunior.




“Mi hijo ha sido olvidado por las instituciones“

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=8_RoonEEv7U[/youtube]

 

LA HABANA, Cuba.- Padres de un joven discapacitado alegan recibir deficiente ayuda médica y social mientras enfrentan una precaria situación.

“El estado de mi hijo es crítico porque estoy viendo que cada día se deteriora”, dice entre sollozos Marta de la Caridad Fernández Ruz quien, en compañía de su esposo, cuida de su hijo de 27 años postrado en cama desde su nacimiento y cuyo caso da fe de la mala atención médica y el abandono social recibidos por el gobierno.

Rubén Marzo Medina, esposo de Marta, expone que el hijo de ambos padece de múltiples enfermedades tales como parálisis cerebral, epilepsia, problemas gastrointestinales e incontinencia tanto urinaria como de materia fecal. Agrega que la humedad reinante en la vivienda, ubicada en calle 63A número 20807 entre 208 y 212, Balcón Arimao, La Lisa, le ocasiona a su hijo constantes neumonías y por tal razón han reclamado ayuda a entidades del Gobierno.

Solo que “a ellos no les interesa el caso”, agrega Marzo Medina.

Marta añade que su hijo Miguel Ángel tuvo que afrontar en su nacimiento la ausencia de un medicamento empleado para el tratamiento de su trastorno, la enfermedad de la membrana hialina; además del daño ocasionado a su vista mientras estuvo en incubadora, pues al no tapar el personal médico sus ojos, la luz y el oxígeno suministrados le afectaron la retina.

De la doctora que atiende el consultorio médico de su localidad plantea: “Ella no sabe si mi hijo está vivo o muerto, porque inclusive la doctora fuera de su horario de trabajo no se le puede molestar en la casa”.

Otro tanto opina el esposo de Marta cuando define la frase de que Cuba es una potencia médica “como de palabras muy equivocadas”, poniendo como ejemplo que los médicos cubanos son más eficientes cuando brindan sus servicios en misiones a otros países.

“Pero aquí en Cuba no vienen ni a las casas, el ejemplo vivo lo tienen en mi hijo”, agrega.

Marta asevera que los trabajadores sociales le han prometido ayuda, pero que todo ha quedado ahí. Aclaró que la alimentación de su hijo, consistente en formulas licuadas, resultando costosa pues lleva desde cárnicos hasta viandas y vegetales. Su esposo explica que el salario de un trabajador cubano no alcanza para costear todos los gastos de un hogar y los de su hijo, los que define como prioridad número uno.

“Mi hijo sí está olvidado por las instituciones de este país, y no solamente él: muchos niños también están olvidados”, sentencia Marta.




Inician campaña por “la abuelita Emma” en GoFundMe

 

MIAMI, Estados Unidos.- Una campaña para ayudar a Emma Rosa Águila González ha sido iniciada en la plataforma GoFundMe. El “sueño de la abuelita Emma” ha sido el nombre escogido para esta iniciativa, sobre un caso que dio a conocer el periodista Enrique Díaz en CubaNet.

Emma “tiene una situación muy crítica con su vivienda”, describe la campaña en GoFundMe. “Ademas de ella viven dos nietos y una hija con discapacidad, su sueño es poder darle a estos niños un hogar con las condiciones mínimas para el desarrollo de una vida normal, lo cual le resulta imposible por sus escasos recursos económicos”, explica la convocatoria.

En el caso de Emma Rosa Águila ha colaborado además el famoso youtuber “Paparazzi Cubano”, quien la fue a visitar para conocer más sobre su situación y comunicarle que había un grupo de personas dispuestas a ayudarla.

Con la campaña se intentará reunir algo más de 30 mil dólares para ayudar a esta necesitada familia. A una hora de lanzada, la iniciativa ya había reunido más de 330 dólares.




“Estoy decidida a cualquier cosa”

Anyell, su hijo de cinco años y su madre (foto de Anddy Sierra)
Anyell, su hijo de cinco años y su madre (foto: Anddy Sierra)

LA HABANA, Cuba.- Anyell Valdez está determinada a luchar por un local donde vivir “como una persona”. Acompañada de su madre y cuatro hijos determinó ocupar un local abandonado en la barriada de Los Pinos. La precariedad de su anterior vivienda ponía en peligro la vida de sus gemelos nacidos prematuramente hace dos meses.

Anyell tiene 34 años y vive acompañada de su madre, Tania Cruz Prado, su hija de 14 años Ibell Blanco Valdez, su hijo de 5 años Richard Pedro Valdez y los gemelos con dos meses de nacido Talía Ferrer Valdez y Ronald Ferrer Valdez. El pasado 14 de diciembre, la familia ocupó el inmueble abandonado donde antes funcionara un local del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), ubicado en la esquina de calle Morales y Finlay.

Las mujeres tomaron la decisión de ocupar ilegalmente el local abandonado, debido a su desesperación y por el peligro que corrían los gemelos en la anterior vivienda, de condiciones insalubres. “Desde el año 1987 mi familia tiene expediente de albergue y nada ha hecho el gobierno por ayudarme”, cuenta Anyell.

“Reparar tampoco puedo”, continúa diciendo, porque “(su casa) está clasificada como ‘inhabitable irreparable’”. Vivían al lado de un río, en la barriada de La Palma, donde los mosquitos atacaban en nubes y las ratas campeaban por su respeto. “Nos deben de sacar de allí, ¿pero cuándo?”, se queja Valdez.

Por haber ocupado el local abandonado, según el artículo 231.1 del código penal Anyell Valdez Cruz puede ser sancionada de tres meses a un año de privación de libertad, o multa de cien a trescientas cuotas o ambas, señaló a este reportero el abogado Eugenio Fernández, de la asesoría jurídica independiente Cubalex.

En tanto, autoridades locales esperan a que Vivienda determiné que hará con el caso. El delegado de la circunscripción, Ángel Quintín, de 62 años, representante local del Poder Popular, dice que “todo está listo para que Valdez retorne a su anterior vivienda. Tiene que esperar a que se resuelva su caso”. Es decir, ninguna ayuda para Anyell o los suyos.

Sin embargo, Valdez lleva ya un mes y 8 días en el local. El director del policlínico de Los Pinos le da ánimo y atención médica. “Pero ellos solo me pueden dar eso, servicio de salud pública”, recalcó Valdez.

Valdez está convencida de que sus gemelos recién nacidos “no pueden sobrevivir” en donde estaban viviendo. “Mis niños nacieron prematuros y bajo de peso por lo que estuvieron 23 días en neonatología. Si se me enferman con dengue o leptospirosis no sobreviven”, señaló.

Por ser un caso social, a la familia se le han facilitado dos colchones, dos cunas, una colcha y un cubo. “La ayuda solo ha sido esa. También me hablaron de dinero por ser madre soltera pero eso conlleva burocracia y tiempo”, señaló.

La comunidad no se ha inmutado por el caso. Solo los activistas de Cuba Independiente y Democrática (CID) en Los Pinos se han solidarizado con ella. “Le llevo agua fría y algunas cositas de ayuda”, dijo Jorge Alberto integrante del CID.

A Anyell Valdez Cruz le queda el temor de ser desalojada. “Yo sé que esto no es mío, pero lo entregaré si me buscan donde vivir sin que mis hijos peligren de enfermarse. Lo que sí puedo asegurar es, que a mi casa no vuelvo, estoy decida a cualquier cosa”.

@anddysierra

[email protected]




Discapacitado mental, víctima de supuesto complot

Daniel Martínez Baños en su vivienda el pasado 14 de junio durante su visita de fin de semana (foto del autor)
Daniel Martínez Baños en su vivienda el pasado 14 de junio durante su visita de fin de semana (foto del autor)

LA HABANA, Cuba. – Bárbara González Salermo, de 34 años, residente en el capitalino municipio Arroyo Naranjo, está denunciando a la Dirección municipal de la Vivienda, por participar en un complot para despojar a Daniel Martínez Baños, un discapacitado mental, de su derecho a la propiedad de una vivienda del cual es heredero.

La denunciante, quien es la esposa de Oscar Núñez Cosme, tutor legal del discapacitado, asegura que “la abogada Lourdes Irene Díaz fue sobornada por la ciudadana Susana Rodríguez Romero, ex esposa de mi actual pareja (quien además abandonó el país luego del trámite ilegal), para adjudicarse la mitad de la vivienda”.

La señora González Salermo explica que “acudí a todas las instancias del gobierno municipal y provincial sin que jamás me prestaran  atención. Me dirigí en reiteradas ocasiones a la vivienda municipal de Arroyo Naranjo solicitando se me permitiera hablar con la directora Saíry Ruiz; pero Neidys Veitía Pereira, responsable del Departamento de Atención a la Población, me ha negado siempre esa oportunidad. Incluso, la última vez me aseguró que mientras ella esté al frente de ese departamento yo no voy a tener esa entrevista con la directora.

Entre los implicados en el caso de corrupción se encuentra Yanet Ortiz, abogada del Bufete Colectivo de La Palma, quien según el testimonio de la denunciante, la mencionada abogada “me dijo que no le importaba que nosotros tuviéramos la razón, porque ella jamás denunciaría a una colega”.

La Señora González Salermo confiesa sentirse muy decepcionada por la incapacidad operativa de las instituciones estatales, que tienen la obligación de proteger al ciudadano y velar por el cumplimiento de la ley y la justicia.

“Mira hasta dónde puede llegar la corrupción en este país que Raúl Castañeda, uno de los abogados del departamento municipal de la Vivienda de Arroyo Naranjo, me dijo que si yo le entregaba 500 dólares él lo arreglaba todo, que de lo contrario me olvidara de resolver, porque la telaraña estaba muy bien tejida.

“Esta vivienda –continuó explicando Bárbara- aun en su totalidad, no es muy grande; así que al quedar reducida a la mitad nos afecta mucho a la hora de recibir a Daniel los fines de semana; porque yo tengo una hija de 15 años y un niño de 10, y solo tenemos un dormitorio. Para acomodarlo a la hora de dormir tenemos que poner un colchón en el piso para que duerma. Sin ninguna necesidad, porque esta siempre ha sido su casa y todos los derechos de propiedad le pertenecen.

El discapacitado Daniel Martínez Baños, de 47 años, diagnosticado con Retraso Mental moderado, es paciente del Hospital Psiquiátrico 27 de Noviembre (antigua Quinta Canaria) y está recluido en esa institución médica desde el 20 de abril del año 1984, con posibilidades de salir los fines de semana, donde es atendido por su tutor, el señor Oscar Núñez Cosme y su familia.

Único dormitorio de la vivienda. En el espacio entre camas la familia coloca una colchoneta para que Daniel pueda dormir (foto del autor)
Único dormitorio de la vivienda. En el espacio entre camas la familia coloca una colchoneta para que Daniel pueda dormir (foto del autor)

El Departamento de Peritación Mental del Instituto de Medicina Legal ratificó el diagnóstico de Retraso Mental Moderado, en expediente 1404/14, luego de haber sido examinado el paciente por las doctoras Ana Teresa Gutiérrez Manso y Victoria Gómez Sánchez.

Según el diagnóstico de las especialistas, El señor Martínez Baños está incapacitado para valerse por si mismo, administrar sus bienes y tomar decisiones.

Todos los trámites realizados para despojar a Daniel Martínez Baños de los derechos de propiedad que le otorga su condición de heredero de la vivienda, cuyo mitad de la propiedad le ha sido usurpada, constituyen una flagrante violación a sus derechos, representados por Oscar Núñez Cosme, quien es la única persona legalmente autorizada para manejar todos los bienes propiedad del discapacitado.

“No descansaremos. Llegaremos hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia, y Daniel reciba lo que le corresponde por derecho”, afirmaron Núñez Cosme y su esposa.




Víctimas de la burocracia

Marlines Lora Leyva (screenshot)
Marlines Lora Leyva (screenshot)

ARTEMISA, Cuba. -Para la señora Fidelia Lora Leyva la vida es una constante agonía, a esta mujer que reside en el Reparto 7 de diciembre, perteneciente al poblado de El Gabriel, ubicado en el municipio de Güira de Melena, en Artemisa, todo se le convierte en un tormento.

Ella al despertar cada día, ve como sus dos pequeños nietos no pueden tomarse un vaso de leche, porque esta familia no posee libreta de racionamiento, por la burocracia y el desentendimiento de las autoridades correspondientes.

Fidelia contó que tiene bajo su custodia los dos nietos pequeños: Ezequiel Morel Lora y Yisel Ruíz Lora, de dos y cinco años respectivamente. Nunca los niños -­desde que nacieron- han estado inscriptos en la OFICODA (Oficina de Control de Abastecimiento) y no tienen acceso a algún producto alimenticio por la cuota normada.

Plantea estar cansada de ir a diferentes lugares e instancias del Partido y el Poder Popular, con el fin de resolver la situación tan difícil que tienen, pero todo ha sido en vano.

Cuando nació la niña, que es la mayor, comenzaron los trámites correspondientes para la adquisición de la libreta, por el problema de la leche, ya ella tiene 5 años, el tiempo que hace que viven en ese lugar, y según cuenta, jamás nadie se ha preocupado de cómo están los muchachos.

Las condiciones de vida de esta familia son malas, no tiene dinero para poder comprar materiales -en bolsa negra- ya que lo que gana trabajando en el campo, que es la única fuente de ingresos en la casita, se destina para darle de comer a los “vejigos” como ella les llama, pero en estos momentos está desempleada.

Cuando nació el varoncito, la hija los abandonó a los dos y se fue, pero ella prefiere no hablar del problema por vergüenza. Ahora tiene la responsabilidad sobre los niños y nadie puede imaginarse cuántas situaciones difíciles le acarrea esto. En la escuela de la niña, no le pueden dar los libros, porque la dirección de su carné de identidad está en la provincia Mayabeque y en caso de que se rompan o pierdan no hay cómo cobrárselos. Como si la niña tuviera la culpa de esta nueva división de provincias.

Explica Fidelia que todo se le hace bastante difícil con esta gente (se refiere al gobierno), porque hubo un tiempo en que no permitía que le hablaran mal de la Revolución, cosa que ahora ella misma hace, porque considera que la marginan sin la más mínima piedad y tiene que asimilar que los niños carezcan de tantas cosas fundamentales para su desarrollo y crecimiento.

Esta mujer y nietos no tienen el privilegio que gozan los dirigentes de este país, mientras que a esos niños se les niega alimentación adecuada por trámites burocráticos y ajenos a su voluntad; durante el velorio de Fregio Bello, miembro del Buró Provincial del Partido Comunista de Cuba, en la provincia de Artemisa; quien sufrió un accidente automovilístico en el municipio de Candelaria, el pasado 11 de marzo, que le ocasionó la muerte instantánea; se distribuyeron: refrescos enlatados, bocaditos de jamón , café y leche con chocolate caliente. ¡Todo gratis!

(Marta Domínguez Calero)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BG81P0JhG_Y[/youtube]




Caso social en Mayabeque demanda ayuda del gobierno

Así vive Marlines Lora Leyva (foto del autor)
Así vive Marlines Lora Leyva (foto del autor)

MAYABEQUE, Cuba. -Marlines Lora Leyva, es una mujer de 54 años de edad, que padece de insuficiencia renal. En estos momentos se encuentra esperando un trasplante de riñón. Desde hace varios años se ha dirigido a diferentes instancias gubernamentales, con el fin de resolver el problema de su libreta de racionamiento, ya que no la posee; solo ha recibido indiferencia por parte de las autoridades, a las que ha acudido.

Esta mujer que reside en la provincia de Mayabeque, en el Reparto “7 de Diciembre”, en el municipio Quivicán, se lamenta constantemente de la vida que este sistema le ha impuesto.

Marlines nos relató cómo se las arregla para vivir el día a día; pues tiene un hijo enfermo con VIH-SIDA, y una hija y nieto, que no son atendidos por los trabajadores sociales del municipio.

Sus palabras textuales fueron: “Estoy desde hace cuatro años en hemodiálisis, en espera de que se me trasplante un riñón, vivo en una casita hecha con esfuerzo propio que es de madera y guano de palma, todos conocen mi situación, incluso el Delegado a tratado de indagar por mí. Todo ha sido en vano, yo particularmente me he dirigido al Partido, e incluso fui al Comité Central y no recibí respuesta alguna. Vivo con mi hija y mi nieto, que no reciben alimentación por parte del gobierno, al no poseer nosotros libreta de abastecimiento. Todo esto a pesar de tener nuestra propiedad en regla e incluso reloj contador eléctrico. En Vivienda nos pelotean porque dicen que pertenecemos a la provincia de Artemisa y cuando vamos al otro lado pasa lo mismo.”

Pero a pesar de todo esto su mayor preocupación –según plantea- es que tiene un hijo enfermo de SIDA, que se llama Juan Yulier Castillo Lora y en estos momentos está preso en la provincia de Camagüey, lo que constituye para ella un tremendo problema pues no puede ir a visitarlo. Según le han comunicado su hijo está en espera de la libertad.

Ella hace diálisis en el hospital de Güines, para lo cual tiene que trasladarse a este municipio y le resulta incómodo, ha solicitado que la cambien para el Hospital Clínico Quirúrgico de 26 en la capital, y no le han querido efectuar el traslado.

Su situación económica familiar es bien difícil, al extremo que a pesar de su penosa enfermedad trabaja en el campo, para poder alimentar a los suyos. Ellos tienen que comprar la mayoría de las cosas en bolsa negra, como por ejemplo la leche del nieto que tiene 3 años de edad y a la cual no le dan acceso racionado.

Explica que a su casa de forma oficial solo van a cobrar los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubana (FMC), pero ella no los paga porque el gobierno le ha dado la espalda.

Las deficiencias en la cadena de mando para atender a los casos sociales y también los serios problemas administrativos que se presentan, no permiten resolver la situación de esta mujer y su familia, pero lamentablemente el cuadro de ella no es único, el país está sometido a un total abandono desde el punto de vista social.

(Jorge Bello Domínguez)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HeiLooX-zKA[/youtube]




Invidente se prostituye para dar de comer a su familia

Violeta Arrozarena (foto del autor)
Violeta Arrozarena (foto del autor)

ARTEMISA, Cuba. -Cuatro mujeres residentes en el batey del antiguo central azucarero Pablo de la Torrient Brau del municipio Bahía Honda, en la provincia Artemisa, dos de ellas invidentes, cuentan a Cubanet cómo luchan por sobrevivir sin ayuda apenas de la seguridad social.

La madre, Agustina Rodríguez, ya en la tercera edad, encabeza la familia de cuatro. Sus dos hijas, una invidente de nacimiento (Violeta Arozarena) y la otra (Elena Rodríguez) madre soltera de Bárbara Isaura, de 20 años, nacida sin órganos de la visión y retraso mental severo, se quejan de la indiferencia institucional hacia su vida en límites infrahumanos.

Violeta confiesa que prostituye por apenas 80 centavos de dólar, para poder llevar comida a la casa y declara: “Aquí no nos atienden a nosotros, nos tienen aquí como si fuéramos perros”.

La falta de higiene en la vivienda se debe a que no cuentan con dinero suficiente para comprar detergente y jabones, además de que no reciben servicio de agua por tuberías por lo que deben comprarla.

A pesar de las demandas presentadas a las autoridades locales, municipales y a la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI), a la cual deben pagar la cuota mensual de 2 pesos, asegura Violeta que solo recibió de esta última un bastón defectuoso que tuvo que cambiar y en muy pocas ocasiones ropa de uso en mal estado.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=nnqyDt6Kd2o[/youtube]