1

Gobierno de EE.UU. podría negar la residencia a quienes utilicen beneficios sociales públicos

Lotería, Estados Unidos, Cuba, embajada, visas

(Getty)

MIAMI, Estados Unidos.- La administración del presidente Donald Trump propone lineamientos que podrían negar las tarjetas de residencia estadounidense permanente a inmigrantes si usan Medicaid, cupones para alimentos, vales de vivienda y otras formas de asistencia pública, publicó el Nuevo Herald.

Las nuevas normas detallan una extensa cobertura de programas cuyo uso podría descalificarlos, entre los que se encuentra el Medicaid, un programa gubernamental de asistencia médica para los pobres o discapacitados.

El Departamento de Seguridad Nacional señaló este sábado que la recepción actual y anterior de ciertos beneficios públicos será considerada “un factor considerablemente negativo” en los criterios para otorgar tarjetas de residencia permanente, al igual que visas temporales.

Las leyes federales de Estados Unidos exigen que quienes solicitan la tarjeta de residencia permanente conocidas como “green card” demuestren que no serán una “carga pública”, sin embargo, son muchos los inmigrantes que continúan después del tiempo establecido beneficiándose de esos programas del gobierno.

El departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó en su sitio de Internet los lineamientos de la nueva política a seguir, los cuales pondrían a millones de inmigrantes entre la espada y la pared: recibir ayuda financiera pública o aspirar a la residencia permanente para vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos.

Esta nueva propuesta no afecta a los inmigrantes que ya son residentes permanentes y tienen la tarjeta verde.

Los inmigrantes de la tercera edad que reciben medicamentos recetados a bajo costo a través del Medicare Parte D, también podrían verse obligados a renunciar a este beneficio sanitario o arriesgarse a ser catalogados “carga pública” para el erario, con lo cual no serían elegibles para la green card.

Unos 382,000 inmigrantes legales se verían afectados anualmente por esta propuesta, parte de una serie de normas impulsadas por el gobierno para frenar la inmigración legal en Estados Unidos.

En un comunicado, el DHS dijo que la normativa propuesta tiene como objetivo promover la autosuficiencia y proteger el bolsillo de los contribuyentes.

“De acuerdo con la vieja ley federal, aquellos que buscan inmigrar a Estados Unidos deben demostrar que pueden mantenerse económicamente”, dijo la secretaria Kirstjen Nielsen.

Al respecto agregó: “El Departamento se toma en serio su responsabilidad de ser transparente en sus reglamentos y da la bienvenida al comentario público sobre la regla propuesta. Esta regla propuesta implementará una ley aprobada por el Congreso con la intención de promover la autosuficiencia de los inmigrantes y para proteger los recursos limitados, garantizando que no es probable que se conviertan en una carga para los contribuyentes estadounidenses”.

El plan define como carga pública a una persona que recibe ciertos beneficios públicos por encima de umbrales predefinidos o durante más tiempo que ciertos plazos establecidos.