1

Policías en Caracas agreden a Henrique Capriles con gases lacrimógenos

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=_pxMSN2yj-k[/youtube]

 
VENEZUELA.- El dos veces candidato a la Presidencia y gobernador del céntrico estado Miranda, Henrique Capriles, fue víctima de una agresión con gases lacrimógenos que la Policía estatal le arrojó al rostro cuando intentaba proseguir la marcha hasta la sede del Poder Electoral en el centro de Caracas.

Efe pudo capturar el momento en el que Capriles recibió una descarga de un líquido propulsado por una lata de gases lacrimógenos de mano de un uniformado de la estatal Policía Nacional Bolivariana (PNB) con quien intentaba negociar el paso hacia el centro de Caracas desde la autopista.

Voceros de la oposición informaron que el líder opositor fue trasladado a un centro asistencial.

Capriles se encontraba en la principal autopista de Caracas que cruza toda la capital venezolana y ya había avanzado hasta los límites del municipio Libertador, donde se ubica la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), un territorio que en el que gobierna el alcalde chavista Jorge Rodríguez.

El gobernador intentó distraer un piquete de la PNB para pasar al otro lado de la ciudad junto a dos docenas de personas pero fue detenido por las autoridades, con las que terminó forcejeando hasta que recibió la descarga del gas mientras otros funcionarios disparaban otras bombas lacrimógenas al aire.

“Lamentablemente se produjo esa situación, fue afectado nuestro hermano Henrique Capriles con un paralyzer que fue dirigido a su rostro”, dijo a la emisora privada Unión Radio el secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Torrealba, que hoy marchó con el gobernador.

El vocero de la oposición dijo que esta era una acción “cobarde” pues “todo el mundo sabe que Capriles fue operado recientemente por lesiones en su cara, así que es triplemente despreciable ese tipo de agresión”.

Indicó que la información que tiene para este momento es que Capriles “se está recuperando satisfactoriamente” del ataque.

El diputado opositor Juan Guaidó, que se encontraba cerca de Capriles en el momento del ataque, dijo en su cuenta de Twitter que “Al gobernador @hcapriles le echaron gas pimienta en los ojos. El Gob (gobierno) debe entender que la violencia institucional no nos va a detener”.

La marcha que fue convocada para hoy esperaba presionar al CNE para que pase a la segunda etapa en la serie de requisitos para activar el proceso revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, una semana después de que la MUD entregara ante el Poder Electoral 1,8 millones de firmas para pedir el referendo.

Mientras se desarrollan estos eventos, el chavismo se moviliza por las calles del centro de Caracas atendiendo a una convocatoria hecha por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). (EFE)




Capriles: Maduro “puede querer dar un golpe de Estado” en Venezuela

(foto de Reuters)
(foto de Reuters)

MIAMI, Estados Unidos.- El líder opositor venezolano, Henrique Capriles, advirtió de que su país es “una bomba que está a punto de explotar” y afirmó que el presidente Nicolás Maduro “puede querer dar un golpe de Estado” para retener el poder.

En una entrevista que publica el miércoles el diario español El Mundo, el que fuera candidato a la presidencia de Venezuela en 2013 frente a Maduro y meses antes frente al fallecido Hugo Chávez, dice que el mandatario venezolano “es capaz de querer un golpe de Estado”, pero “una cosa es que él quiera y otra es que el país lo acompañe”.

A días de las elecciones legislativas del domingo, Capriles matizó que en Venezuela “hay una gran tensión social producto del deterioro económico”, por lo que “la situación puede explotar”.

En este sentido cree que las elecciones del 6 de diciembre serán “una válvula de escape” para que los ciudadanos hablen.

“Maduro ha querido convertir la campaña en la de Chávez (fallecido el 5 de marzo de 2013, tres meses después de ganar sus últimas elecciones), pero ”es una pésima imitación“ y la gente lo sabe, afirma en la entrevista.

Respecto a la situación del país, Capriles, que tiene la imagen más moderada de la oposición venezolana, reconoce que ”no se parece a la de hace dos años“, cuando le ganó Maduro en unas elecciones presidenciales, pues ”la Venezuela de hoy es claramente mayoría del cambio y el cambio va a ir a votar“.

El político venezolano, sin citar una encuesta concreta, dijo que Maduro tiene una aprobación de sólo el 20 por ciento, mientras que el 90 por ciento de la población califica como negativa la situación del país.

Las legislativas del domingo están precedidas por una fuerte tensión política, con opositores encarcelados, como es caso de Leopoldo López y el alcalde de Caracas Antonio Ledezma, y con renombrados observadores internacionales que sean testigos del desarrollo de los comicios. (EFE)




Capriles denuncia ataque armado en su contra y responsabiliza a Maduro

Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda (foto tomada de Internet)
Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda (foto tomada de Internet)

CARACAS, Venezuela.- El ex candidato presidencial venezolano Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda (centro), denunció un ataque armado contra él y responsabilizó del mismo al presidente de su país, Nicolás Maduro.

“Las cosas cambiaron Nicolás Maduro. Ni mandando a echarme plomo en mi estado vas a poder parar la derrota que te viene”, escribió el lunes Capriles en la red social Twitter al dar cuenta que “grupos minúsculos armados” lo atacaron durante un recorrido que hacía como gobernador en una zona del estado que abarca parte de Caracas.

El ataque no causó heridos ni daños y fue perpetrado, según Capriles, por “un grupo de personas afectas al oficialismo armadas, y presuntamente apoyadas por el alcalde oficialista de Yare, Saúl Yánez”.

“Grupos minúsculos armados enviados por Nicolás Maduro no pudieron ni podrán pararnos” y “no van estos fascistas del Gobierno a frenar la fuerza del cambio”, dijo en otros mensajes en alusión a las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre en las que la oposición espera obtener la mayoría actualmente afín al Gobierno.

“Felicito en nombre de los mirandinos a todos los funcionarios @valoryjusticia (policía regional) que a pesar de los tiros evitaron objetivo político que tenía PSUV”, añadió en referencia al Partido Socialista Unido de Venezuela que lidera Maduro.

Maduro ganó las elecciones presidenciales de abril de 2013 con el 50,78 % de los sufragios, frente al 48,95 % que cosechó Capriles, diferencia de menos de dos puntos porcentuales que le llevó a denunciar que el gobernante “se robó la elección”. (EFE)




Capriles: ”Si el petróleo sigue bajando sería una tragedia”

CaprilesCARACAS, Venezuela.- El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, exhortó al gobierno nacional a buscar un entendimiento con todos los sectores del país para buscar alternativas ante la crisis que se agudiza en el país, producto de la merma del crudo por la caída de las bolsas bursátiles del mundo.

Dijo que producto del “lunes negro”, la cotización del precio de barril petróleo venezolano debe estar entre 35 y 36 dólares. “No lo digo por generar alarma. No es verdad lo que el gobierno dice que si el petróleo llega a cero dólares estamos blindados contra eso. Eso es otra mentira más del gobierno. Si el petróleo sigue bajando sería una tragedia”.

Capriles aseguró que cada dólar de descenso en el precio de barril de crudo, significan 750 millones menos de la moneda norteamericana que Venezuela deja de percibir al año. “Esta situación es muy comprometedora para un país que depende de las importaciones. Si el petróleo sigue bajando la escasez de alimentos puede ser mayor”.

Desde el sector San Rafael, parroquia Caucagua, municipio Acevedo de Barlovento, Capriles aseveró que ante esta situación urge tomar medidas serias. “Estamos haciendo un llamado para evitar que esta situación explote, no queremos que haya una explosión social. En este momento, un gobierno serio y responsable estaría llamando a todos los sectores productivos del país. Ojalá que Dios ilumine a estos señores que están en el Alto Gobierno y entiendan que en el país urge un acuerdo nacional para que no haya una explosión. No jueguen con la paciencia de la gente. Tenemos esta crisis sin precedentes en la historia de Venezuela, estamos entrando en una etapa de emergencia”.

Puntualizó además que ante la crisis actual, el país requiere que se asuman los problemas sin complejos y sin prejuicios. “Los venezolanos, se pongan la camisa roja o no, están sufriendo la misma situación. La gente no hace cola porque quiere, las colas se han convertido en la pesadilla. No solo son para comprar jabón o un kilo de pollo, en el país hay cola hasta para retirar un cadáver de la morgue que cayó producto de la violencia. La respuesta del gobierno no puede ser no hacer nada, los venezolanos tenemos la disposición de unirnos. Esto es una situación que nos tiene que llamar la atención a todos”.

Por otro lado, el Mandatario regional también se refirió a la situación que hoy se vive en la frontera entre Venezuela y Colombia. “Más de 2 años tiene Nicolás sin ir al Táchira y ahora desde su cómoda oficina en Miraflores les lanza un Estado de Excepción, ¿a qué juegas? Deja el show y dale la cara al pueblo del Táchira”.

TOMADO DE VENEZUELA AL DÍA




Carlos Alberto Montaner: La oposición arrasa

maduro y caprilesA Nicolás Maduro le salió muy mal la primera ronda de conversaciones en el palacio de Miraflores. No sólo de consignas vive el hombre. Él, su gobierno, y media Venezuela, por primera vez debieron (o pudieron) escuchar en silencio las quejas y recriminaciones de una oposición que representa, cuando menos, a la mitad del país.

El revolucionario es una criatura voraz y extraña que se alimenta de palabras huecas. Era muy fácil declamar el discurso ideológico socialista con voz engolada y la mirada perdida en el espacio, tal vez en busca de pajaritos parlantes o de rostros milagrosos que aparecen en los muros, mientras se acusa a las víctimas de ser fascistas, burgueses, o cualquier imbecilidad que le pase por la cabeza al gobernante.

El oficialismo habló de la revolución en abstracto. La oposición habló de la vida cotidiana. Para los espectadores no dogmáticos el resultado fue obvio: la oposición arrasó.

Es imposible defenderse de la falta de leche, de la evidencia de que ese pésimo gobierno ha destruido el aparato productivo, de la inflación, de la huida en masa de los venezolanos más laboriosos, de las pruebas de la corrupción más escandalosa que ha sufrido el país, del saqueo perpetrado diariamente por la menesterosa metrópoli cubana, del hecho terrible que el año pasado fueron asesinados impunemente 25 000 venezolanos por una delincuencia que aumenta todos los días.

¿Por qué Maduro creó esa guarimba antigubernamental en Miraflores? ¿Por qué pagó el precio de dañar inmensamente la imagen del chavismo y mostrar su propia debilidad dándole tribuna a la oposición?

Tenía dos objetivos claros y no los logró. El primero era tratar de calmar las protestas y sacar a los jóvenes de las calles. El “Movimiento Estudiantil” –la institución más respetada del país, de acuerdo con la encuesta de Alfredo Keller—había logrado paralizar a Venezuela y mostrar las imágenes de un régimen opresivo patrullado por paramilitares y Guardias Nacionales que se comportaban con la crueldad de los ejércitos de ocupación y ya habían provocado 40 asesinatos.

El segundo objetivo era reparar su imagen y la del régimen. Las encuestas lo demostraban: están en caída libre. Ya Maduro va detrás de la oposición por unos 18 puntos. Lo culpan (incluso su propia gente) de haber hundido el proyecto chavista y de ser responsable del desabastecimiento y de la violencia. Casi nadie se cree el cuento de que se trata de una conspiración de los comerciantes y de Estados Unidos. La inmensa mayoría del país (81%) respalda la existencia de empresas privadas. Dos de cada tres venezolanos tienen la peor opinión del gobierno cubano.

Ese fenómeno posee un alto costo político internacional. Ciento noventa y ocho parlamentarios sudamericanos de diversos países, encabezados por la diputada argentina Cornelia Schmidt, se personaron ante la Corte Penal Internacional de La Haya para acusar a Maduro de genocidio, torturas y asesinatos. Eso es muy serio. Puede acabar enrejado, como Milosevic.

Ser chavista sale muy caro. Lo comprobó el candidato costarricense José María Villalta. Esa (justa) acusación lo pulverizó en las urnas. En una encuesta realizada por Ipsos en Perú se confirmó que el 94% del país rechaza a Maduro y al chavismo. Eso lo sabe Ollanta Humala, quien hoy pone una distancia prudente con Caracas. Ni siquiera al popular Lula da Silva le convienen esas amistades peligrosas. Sólo Rafael Correa, quien padece una notable confusión de valores y no entiende lo que son la libertad y la democracia (en Miami se empeñó en defender a la dictadura de los Castro), insiste en su inquebrantable amistad con Maduro.

La oposición, como dijo Julio Borges, va a seguir en las calles y, por supuesto, continuará dialogando con el régimen. ¿Hasta cuando? Hasta que suelten a los presos políticos, incluidos los alcaldes opositores, restituyan sus derechos a María Corina Machado y Leopoldo López. Hasta que el régimen renuncie al tutelaje vergonzoso e incosteable de La Habana, configure un Consejo Nacional Electoral neutral y le devuelva la independencia al Poder Judicial. Hasta que el gobierno desista de la deriva comunista y admita que los venezolanos no quieren “navegar hacia el mar cubano de la felicidad”. En definitiva, hasta que celebren unas elecciones limpias, con observadores imparciales y se confirme lo que realmente quiere el pueblo: que se vayan Maduro y sus cómplices.




Capriles a Maduro: “O esto cambia o revienta”

Maduro da mano a Capriles
Capriles estrecha la mano de Maduro en el diàlogo convocado por los cancilleres de Unasur, y advierte al mandatario: “Va a temblar Miraflores”

Henrique Capriles, ex candidato presidencial y actual gobernador de Miranda, dijo en el diálogo, ante el presidente Maduro y  los cancilleres de UNASUR . “Es una oportunidad histórica de poner a la verdad frente a la mentira y hablarle con sinceridad a nuestro pueblo”, y sentenció: “Va a temblar Miraflores”.

Un sector del antichavismo no participó en el encuentro concertado por los cancilleres de la Unasur.

Con la presencia del canciller Elías Jaua, el vicepresidente Jorge Arreaza, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y la primera dama Cilia Flores, inició el  encuentro con retrazo.

Del antichavismo, participaron el ex candidato presidencial Henrique Capriles, el secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo; el gobernador de Lara, Henri Falcón; el líder de Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza; y el gobernador de Amazonas, Liberio Guarullo, entre otros.

No acudieron, Voluntad Popular –partido liderado por Leopoldo López–, Alianza Bravo Pueblo y Proyecto Venezuela, que han denunciado la reunión como una farsa. El diálogo fue transmitido en vivo por radio y televisión.

El encuentro contó con la presencia de los cancilleres de Brasil, Luiz Figueiredo; de Colombia, María Ángela Holguín; y de Ecuador, Ricardo Patiño. También asistió un representante del Vaticano, el nuncio apostólico Aldo Giordano, convocado especialmente a pedido de la oposición.

“Voy a estar allá junto a los cancilleres de la Unasur, en el palacio de Miraflores, a las 5:00 de la tarde, esperando la llegada de los voceros y representantes de la MUD”, aseguró, más temprano, Maduro. “Los espero, ojalá vayan, vamos a hacer un diálogo respetuoso frente al país, lo voy a transmitir en cadena nacional para que lo vea todo el pueblo de Venezuela y no haya ningún malentendido”, añadió.

La oposición dividida

“No creemos en un diálogo en el que el régimen sólo plantea un show político utilizando a los cancilleres de la Unasur como interlocutores, pero negándose en todo momento a dar gestos necesarios para poder hablar de diálogo sincero. Nuestra organización no validará ninguna conversación con el régimen mientras siga existiendo represión, encarcelamiento y persecución contra nuestro pueblo”, indicó Voluntad Popular en un comunicado.

El partido de López es el más reticente a entablar una conversación con el Gobierno. “Creo profundamente en el diálogo, pero en un diálogo de pie, no de rodillas. Tenemos 15 años sabiendo cómo dialoga la dictadura”, escribió el dirigente en su cuenta de Twitter con la ayuda de su esposa, Lilian Tintori, dado que está preso desde hace casi dos meses.

unasur_venezuela_2
Capriles reunido con los cancilleres de UNASUR

“Gracias al trabajo que se ha hecho de (parte de) la Unasur y el Vaticano y la voluntad política de los distintos sectores aquí representados. Quiero saludar la presencia de la MUD, de Aveledo, de Ramos Alud, Barboza, Capriles, Roberto Enriquez, Andrés Velázquez, Julio Borges, Henri Falcón, Liboria Guarulla, Simón Calzadilla, Juan José Molina”, inició Maduro.

Por su parte, Ricardo Patiño, canciller de Ecuador, afirmó: “Unasur se siente honrada de acompañar al pueblo de Venezuela, a su Gobierno y a los partidos políticos por esta disposición al diálogo en este momento tan importante y crucial para el país. En toda América estamos pendientes, optimistas y esperanzados para que estos diálogos permitan una paz perdurable en Venezuela.

No podíamos estar con tranquilidad si hermanos nuestros estaban en vulnerabilidad de ser heridos o muertos. Lo grave era que seguían falleciendo personas y esto no podía sostenerse más. Es importante que con estos diálogos terminen los hechos de violencia y se pueda avanzar en acuerdos de mediano y largo plazo por el bienestar. Cuentan con nosotros, los cancilleres, y con el cariño y acompañamiento de toda nuestra América, de nuestros presidentes que también están esperanzados con que estos diálogos sigan adelante”.

El presidente Maduro sostuvo: “Nosotros desde siempre hemos apostado por la resolución de los conflictos por la vía política… Chávez vivió el asedio y la agresión permanente. Somos el resultado de una corriente revolucionaria”.

Capriles tomó la palabra tras largas horas de espera. “El poder cambia a muchas personas. Yo estoy aquí, en este sitio, porque Venezuela está muy mal… La realidad de nuestro país es que mataron 25.000 venezolanos el año pasado. Son principalmente pobres. A este país se lo está tragando la violencia, la inseguridad, la criminalidad… A la inseguridad sumémosle los problemas económicos. En este momento la situación económica del país es grave. La canasta básica está en 10.000 bolívares”.

Crapiles le dijo a Maduro: “Mientras estés en esa silla, tienes una responsabilidad muy grande. Si no quieres estar ahí esa es tu decisión… Finalmente lo que digo: o esto cambia o esto revienta. Espero que esto cambie”, concluyó.

Ramón Guillermo Aveledo, coordinador de la MUD, afirmó: “En todas las oportunidades que nos reunamos, hablaremos de la libertad de los presos políticos”. “En una democracia, el diálogo debe ser la regla, no la excepción. De todos nosotros depende que la expectativa se convierta en esperanza. Nosotros asumimos nuestra parte de responsabilidad”.

Frases destacadas de los principales oradores

Elías Jaua, canciller de Venezuela: “En 2002 comenzó el desconocimiento al gobierno”. Criticó a la oposición y propuso: “Construyamos a partir de este momento una agenda de trabajo”.

Aristóbulo Istúriz, gobernador chavista del estado Anzoátegui: “A la paz y al diálogo hay que darle todas las oportunidades”, comenzó. Y destacó: “Debemos desechar manifestaciones de hipocresía. Aquí hubo un desconocimiento del presidente Maduro”. También defendió a los violentos colectivos chavistas: “Se quiere criminalizar a los colectivos con matices de opinión. Hay estudiantes que están chantajeados por violentos”, remarcó.

Roberto Enríquez, Partido Social Cristiano Copei (opositor): “Presidente creo que ustedes están haciendo las cosas muy mal. El pacto social está roto. Tenemos el deber de reconstruirlo entre todos, empezando por el gobierno nacional. El modelo que ustedes están aplicando fracasó. Y es inconstitucional en muchos puntos”.

Omar Barboza, diputado opositor: Lo más importante de su breve discurso fue: “Apoyamos cualquier sanción contra quien use la violencia”.

José Pinto, secretario general del Movimiento Tupamaro (aliada al gobierno) afirmó: “Vamos a proponer a Maduro premio Nobel de la Paz”. Su expresión causó la inmediata explosión en las redes sociales.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Y8Pw4XcH9Rg[/youtube]

 

 

 




“Miraflores temblará cuando nos toque hablar”

CaprilesEl líder opositor Henrique Capriles confirmó, este miércoles, que acudirá al diálogo de paz acordado entre la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el gobierno venezolano, tras más de dos meses de protestas antigubernamentales, que han dejado 39 muertos.

“Le digo a nuestro pueblo: yo voy mañana a defender la verdad, porque con la verdad ni temo ni ofendo. Se quiere abrir ese espacio, allá iremos”, aseguró en un acto público Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda (norte).

La tarde del martes, en un inédito encuentro entre el presidente Nicolás Maduro y la opositora Mesa de Unidad Democrática, se acordó el próximo inicio de un diálogo para tratar de poner fin a la crisis venezolana, que en dos meses ha dejado 39 muertos, unos 600 heridos y un centenar de investigaciones por violaciones a los derechos humanos. “El país debe abrir los ojos, esto tiene que cambiar”

“Les aseguro que si esa reunión es en (el palacio presidencial de) Miraflores, cuando nos toque hablar temblará, porque le diremos al gobierno la verdad, para que el país abra los ojos y para que nos demos cuenta de que esto tiene que cambiar”, afirmó el gobernador.

Capriles, quien forma parte del ala moderada de la MUD, perdió las elecciones del 14 de abril de 2013 ante Maduro por un margen de 1,5% de los votos, la diferencia más estrecha entre oposición y chavismo en los últimos 15 años. Hay otro sector opositor, encabezado por María Corina Machado y Leopoldo López, que no está de acuerdo con acudir a las conversaciones.

Este miércoles, el gobierno venezolano invitó formalmente al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, para que sea “testigo de buena fe” del diálogo, junto a los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, según se acordó el martes en la reunión preparatoria.

Las protestas fueron iniciadas el 4 de febrero por estudiantes de la ciudad de San Cristóbal, en el estado Táchira (oeste), en contra de la inseguridad y se han multiplicado por todo el país sumando reclamos contra la crisis económica, la represión policial y la detención de dirigentes políticos.




“La lucha es contra un grupito que quiere a todos a su servicio”

CaprilesCaracas.- El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, afirmó en estos momentos todos deben tener claro que el Gobierno el que debe estar “al servicio del pueblo, no al revés. Cuando eso pasa se apagó la luz”.

Durante una asamblea popular realizada en El Café, municipio Acevedo, Miranda, donde entregó materiales de construcción, resaltó que lo que está planteado en estos momentos “no es una lucha de pueblo contra pueblo, sino contra un grupito que quiere que todos estemos a su servicio”.

“Son más las cosas que nos unen que las que nos dividen, la fuerza del pueblo unido logrará el cambio”, dijo.

Luego de decirle a los pobladores de la zona que estaba bastante cansado  que “no duerme como un bebe como otros que están por ahí “porque le duele y le preocupa lo que pasa en Venezuela, reiteró que la acción contra los alcaldes de San Diego (Carabobo), Enzo Scarano y San Cristóbal (Táchira), Daniel Ceballos fue algo que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió de un plumazo “en un juicio sumario, sin defensa, sin derecho a nada”.

Sostuvo que en ese acto “se revocó lo que el pueblo decidió con su voto. Alerto sobre eso. No por un tema de defendernos nosotros porque un cargo es lo menos importante. No nacimos con un cargo ni pretendemos que la vida va asociada a eso. Cuando estás pendiente de eso, te enfermas en el poder”.

Recordó que la decisión del pueblo es sagrada. “Si otros se atribuyen el derecho de revocar lo que el pueblo ha decidido, ¿qué le queda al pueblo?”, preguntó.

Pidió a todos no dejar sembarse el odio. “A algunos les interesa, salen todos los días por televisión a insultar”.

Por otro lado, criticó la decisión del Gobierno de negarle los recursos del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) por su negativa de acudir al último Consejo Federal de Gobierno. “No ha llegado un bolívar. Cuando hemos preguntado, todos los estados cobraron, pero Miranda no. Los 22 estados cobraron menos nosotros”.

Capriles aseguró desde Barlovento que no permitirá que el Gobierno nacional ponga al pueblo de Miranda de rodillas.”¿Acaso es un delito pensar distinto al gobierno? Yo lo lamento pero esto es inaceptable. Si aquí pretenden dejar a las comunidades sin recursos, tendrán al pueblo en la calle alzando su voz para exigir lo que por ley les corresponde. Ellos (Gobierno) todos los días tratan de satanizar nuestras acciones ¡Yo muero con las botas puestas, pero no voy a venderle el alma a nadie! Aquí no solamente le dieron el mandato a uno de defender un pueblo, sino además de defender sus principios”.

“Hemos enviado personas y dicen que como no fui a una reunión del Consejo Federal le quitaron los recursos a Miranda. Esto es un chantaje ¿Hay que ponerse de rodillas para que la asignen a  nuestro estado lo que corresponde por la Constitución y las leyes?”, cuestionó Capriles.

Reveló que fueron más de 200 proyectos los que quedaron sin ejecutar, ante la negativa del Gobierno de otorgar los recursos al estado Miranda. “Las comunidades de Miranda por un pase de factura política pretenden paralizar proyectos de las comunidades, educativos, que cumplieron todos los requisitos”.

Ante esa decisión del Gobierno Capriles le pidió a su secretaria de gobierno, Adriana D’Elia, “pensar en acciones porque eso es algo sagrado y tenemos que defenderlo”.




La marcha de las cacerolas inundó Caracas

caracas cruz banderaOpositores marcharon este sábado por Caracas con sus cacerolas, en un nuevo desafío al gobierno  en un país conmocionado por un mes de protestas que han dejado 20 muertos y decenas de denuncias de abusos policiales.

Convocada por Henrique Capriles y por la Mesa de Unidad Democrática  (MUD), y prohibida por Maduro, la marcha recorrió Caracas hasta el Ministerio de Alimentación protestando por el desabastecimiento de productos básicos, casi uno de cada tres artículos, según cifras oficiales.

El alcalde chavista del municipio de Libertador -feudo del gobierno y donde se ubica el ministerio-, Jorge Rodríguez, había anunciado más temprano que se le negaba a la oposición el permiso para marchar bajo el argumento de que puede derivar en violencia.

“El municipio Libertador es un municipio de paz y libre de fascismo, y así lo mantendremos (…) Debemos resguardar la vida y los bienes de los habitantes del municipio, por tantohemos negado el permiso a una marcha que pueda tornarse violenta”, justificó Rodríguez, un cercano colaborador del presidente Maduro.

Entre el estruendo del golpeteo de cacerolas vacías y rodeados de policías, más de 2.000 opositores, en su mayoría mujeres, se manifestaron mientras cantaban “No hay, no hay, no hay”.

El ministerio de Alimentación estaba rodeado desde muy temprano por tanquetas de la Guardia Nacional mientras que unos 300 uniformados, tanto guardias como policías nacionales, custodiaban estrechamente la zona obligando a los manifestantes a apiñarse en una avenida y unas cuantas calles.

Maduro ha denunciado en reiteradas oportunidades que las protestas son un intento de golpe de Estado y que cuentan con la participación de sectores “imperialistas” de Estados Unidos, Colombia y otros gobiernos “lacayos”, además de grupos “fascistas” de la opositora “burguesía parasitaria”.

“Nicolás Maduro quiere poner trabas a la movilización de mañana. Nuestro pueblo tiene el derecho de protestar y lo vamos a hacer en paz”, escribió el viernes Capriles en su cuenta de Twitter.

A tomar Caracas

Por su parte, Antonio Ledesma, uno de los líderes del ala radical de la oposición y alcalde del área metropolitana de Caracas, arengó por las redes sociales: “Vamos a tomar Caracas en paz”.

cacerolas caracas“La protesta es un derecho constitucional. No necesitamos permiso (…) ¡Tenemos a la tiranía contra las cuerdas!”, enfatizó Ledezma, quien junto con el encarcelado Leopoldo López y la diputada María Corina Machado, integra el trío promotor de la estrategia de ocupar las calles para forzar la renuncia de Maduro.

La ola de manifestaciones que recorre el país la iniciaron hace un mes estudiantes para denunciar la inseguridad, ya que Venezuela tiene una de las mayores tasas de homicidio mundiales.

Luego se fueron incorporando sectores opositores radicales y paulatinamente se agregaron el reclamo de la renuncia presidencial, y los reclamos por la inflación (56%), el desabastecimiento, censura y denuncias de abusos policiales.

La protesta de este sábado tuvo como trasfondo las acusaciones de Capriles contra Maduro de estar llamando a una “confrontación pueblo contra pueblo”, luego de que el mandatario en un encendido discurso llamara a sus militantes a “hacer valer el orden (…) Candelita que se prenda, candelita que apagamos con nuestro pueblo”.

Del lado oficialista, el heredero político del carismático Hugo Chávez, fallecido hace un año,  anunció en Twitter que el sábado iba a ser una “gran jornada nacional con las mujeres”, en el Paseo de los Próceres, también en Caracas.

En ese mismo escenario, el miércoles, más de 10.000 militares participaron de un gigantesco desfile en homenaje a Chávez, en una exhibición de armas de última generación y sistemas de control de orden público, mientras el gobierno redoblaba denuncias de intentos de golpe con intervención militar extranjera.

Escasez más inflación

En Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, es posible llenar el tanque de gasolina con unos centavos de dólar, pero conseguir alimentos y productos básicos, como leche, harina, azúcar o papel sanitario, es un vía crucis pues faltan a razón de uno de cada tres artículos y mucho más en el interior que en la capital.

“Ahora me dedico a esto, a comprar. Salgo a las siete de la mañana y recorro tiendas, hago cola dos o tres horas y regreso a mi casa en la tarde. Compro para mis hermanas y le mando a mi mamá a Táchira, donde no hay nada”, dice Rosa María, un ama de casa, mientras hace una larga fila para adquirir leche en polvo.

Aún apoyando la protesta callejera, Capriles se desmarcó abiertamente de la táctica radical de pedir la renuncia del presidente ya que “no están dadas las condiciones para presionar la salida del gobierno”, afirmó.

“Capriles era muy reacio a la movilización porque sabes cómo empieza pero no cómo termina, pero es el único camino que tienes, se ha reproducido en todo país, y él así lo entendió”, comentó a la AFP Mercedes Pulido de Briceño, analista política y catedrática de la Universidad Católica.

Para la analista, la marcha de los “cacerolazos” puede ser una oportunidad para que sectores populares, que mantienen “protestas silenciosas”, se conecten con la oposición y salgan a manifestarse sin temer en su barrios represalias de los denominados “colectivos”, simpatizantes del gobierno que según denuncias opositoras están armados y han atacado las protestas.

“La escasez y la inflación son de los aspectos sociales más críticos, con pocas expectativas de que se puedan resolver a corto plazo”, agregó la analista.




Maduro no aguanta hasta 2019

CaprilesA casi un mes del inicio de las masivas protestas de estudiantes y dirigentes opositores, Venezuela aún no encuentra la paz. Las marchas continúan día a día y el gobierno de Maduro  intensifica la represión contra los manifestantes. Ante este clima de crisis, el ex candidato a presidente Henrique Capriles Radonsky consideró que esta situación, bajo la gestión del chavismo, “no aguanta hasta 2019”, año de las próximas elecciones.

En entrevista a la radio argentina, el líder opositor apuntó duramente contra el presidente venezolano y aseguró que su necesita un cambio urgente, ajeno a cualquier tipo de enfrentamiento armado. “El problema no se resuelve mandando a los cuerpos de seguridad a golpear o reprimir”, explicó Capriles.

“Si el diálogo no se abre, en Venezuela continuará la conflictividad”, dijo el ex candidato presidencial, quien adelantó que “no hay señal de que se dé ese diálogo”. Por eso reclamó que cualquier acercamiento con Caracas debería ser “sincero, honesto y transparente, donde el gobierno deje posiciones intransigentes”.

Aunque resalta la necesidad de un cambio de gobierno para detener esta profunda crisis en la que está inmersa Venezuela, Capriles aclara que la oposición “no busca un estallido social”. “El cambio lo queremos constitucional, democrático, pacífico y electoral. Siempre dijimos que tiene que ser en el marco de la Constitución”, apuntó.

El líder opositor criticó la actitud autoritaria del gobierno venezolano y subrayó la importancia que tienen los estudiantes tanto en Venezuela, como en todo el mundo. “Los estudiantes representan algo muy importante para Venezuela y para cualquier país”, sostuvo. Además, ante el discurso electoral del chavismo, que constantemente remarca las 18 de 19 elecciones ganadas, Capriles aseveró que “la democracia no sólo es medirse en unas elecciones”, y añadió que “no estamos jugando a que Venezuela se sumerja más en esta crisis”.

Por su parte, el ex candidato presidencial, que en las elecciones de abril de 2013 quedó a un paso de arrebatarle la presidencia a Maduro tras la polémica victoria chavista por apenas 1,49% de los votos, consideró que la lucha entre el oficialismo y la oposición es “una lucha entre David y Goliat” por la gran desigualdad de recursos. Aunque “eso no significa que nosotros no podamos vencer a Goliat”, aclaró.

¿Argentina sigue el modelo venezolano?

Ante la constante comparación entre las políticas adoptadas por ambos países, sobre todo en términos económicos, Capriles consideró que existe cierta tendencia del gobierno de Cristina Kirchner a seguir la misma línea chavista. “Pareciera que está la intención de este modelo de control, que destruye el esfuerzo privado, de un Estado que pretende controlar todos los sectores del país”, reflexionó.

Capriles denunció el asesinato de un ex diputado

Las fuerzas de seguridad reprimieron este miércoles con gases lacrimógenos y balas de gomas varias manifestaciones en contra del gobierno que se registraron en Caracas y otras ciudades del interior, mientras que el oeste de la capital venezolana el oficialismo conmemoró un año de la muerte de Chávez.

A última hora de este miércoles, el Partido Voluntad Popular denunció que la Guardia Nacional Bolivariana disparó contra edificios en donde civiles protestaban pacíficamente.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=GazvLOol2uE[/youtube]