1

Cubanos denuncian aumento de precios de alimentos en MLC

CDMX, México-. El locutor y periodista cubano Javier Alejandro Brito Padilla denunció en sus redes sociales el aumento del precio en MLC de alimentos básicos como el yogurt y el café.

Además de vender productos esenciales en divisas, cuando los nacionales cobran en moneda local, ahora también incrementan repentinamente el costo de los alimentos. En algunos casos hasta duplicarlo.

“¿Quién decide los precios de las tiendas MLC? ¿En qué se basan para hacerlo? ¿Cómo se entiende que un café cubano como La Indiana haya pasado de 15.05 a 21.25, así de golpe?”, denunció Brito Padilla a través de su perfil de Facebook.

El locutor expresa que los ciudadanos merecen al menos una explicación ante este incremento de precio. Sin embargo, en los propios comentarios de su publicación deja claro que sabe que nadie se tomará el trabajo de explicar a la población qué sucede.

“Estamos hablando de un aumento de más de 6 dólares de golpe para el paquete de 1kg… Y de un producto en extremo demandado en nuestra población”, escribió el comunicador.

Otros de los productos que aumentó su costo, explica Brito que, es el yogurt. Un lácteo de alto consumo sobre todo para los niños.

“Lo olvidaba: más impactante fue ver el yogurt, que volvió a escena luego de meses desaparecido, y la cubeta de 10 litros pasó de costar unos 10 a más de 21 MLC (el doble y más),”, lamentó el cubano.

Hasta el momento de publicar esta nota su post tenía casi 150 comentarios. En la mayoría de ellos, otros usuarios se quejaban de padecer el mismo panorama. También subió de precio el pollo, la leche, el helado, el picadillo.

Roxana Romero comentó que había estado en la tienda habanera Carlos III y que todo aumentó. La usuaria especificó que muchos eran productos nacionales. También cuestionó que lo poco que se comercializa en el país solo está disponible en divisas

“A esas tiendas fueron a parar productos básicos, ni siquiera son un lujo sino una necesidad, y está súper difícil comprar los benditos MLC para que también nos castiguen, más, con un aumento de precios”, escribió la cubana”.

Por otra parte Carlos Alberto de la O cuestionó a dónde van los ingresos en MLC.

“Hijo mio, no te esfuerces. Nadie te explicará nada. Vivimos en un país unipolar. Ellos. Solo ellos y después ellos… Ah y muy importante, para los bolsillos de ellos”, sentenció el usuario.

El 16 de octubre de 2019 el ministro de Economía Alejandro Gil anunció en el programa Mesa Redonda que empezarían a comercializar algunos productos en divisas, pero que serían pocos y mantendrían la venta en moneda nacional de la mayoría de las cosas.

Nueve meses después, pese a las palabras de Gil, Ana María Ortega Tamayo, directora general de Tiendas Caribe, presentó 72 puntos de ventas estatales que comercializarían en MLC productos alimenticios y de aseo de gama “media alta”, además de productos de ferretería. Nuevamente los funcionarios cubanos alegaron que eran medidas coyunturales para enfrentar la crisis económica y que no se expandirían. Desde entonces el número de tiendas no ha parado de crecer.

Según ellos la intención del Estado era captar divisas para poder vender en moneda local productos esenciales. Ya acaba 2022 y eso no ha ocurrido. Una mentira más.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Gobierno cubano presenta café SEGRÁ al mercado internacional

café, Cuba

MADRID, España.- El Gobierno cubano presentó recientemente al mercado internacional la marca de café SEGRÁ, caracterizada por “su aroma delicado, color fuerte del grano tostado, cuerpo balanceado y las notas ácidas, florales y frutales que perduran en el paladar largo rato después de degustado”.

La presentación fue realizada, ante 80 expositores, por Rafael Bello Leyva, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Beneficio de Café, durante la I Feria Internacional Empresarial y de Negocios de Productos biorgánicos, Biocuba 2022.

La nueva marca es procesada por la empresa Alto Serra, “primer polo exportador del Alto Oriente autorizado por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX)”, informó la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

En octubre pasado, en el IV Congreso de Café y Cacao, las autoridades cubanas presentaron cinco cafés especiales, evaluados por catadores extranjeros y recibieron “un puntaje por encima de 85”, según explicó a AFP el director científico del Instituto de Investigaciones Agroforestales de Cuba, Ramón Ramos.

Mientras tanto, en el mismo mes, el régimen de la Isla subió el precio al café normado ¡Hola!, el único al que tiene acceso la mayoría de los cubanos, mezclado con chícharo y de pésima calidad.

En septiembre de este año la producción de las 229 toneladas de café ¡Hola! que demanda la canasta normada en La Habana se vio afectada notablemente en la Unidad Empresarial de Base (UEB) José María Pérez, conocida como torrefactora 8 Vías, debido a los constantes apagones y la falta de polipropileno litografiado para el envase del producto.

Desde hace varios años, la cuota mensual de cuatro onzas por persona se cumple con dificultad. Para completar las 24 000 toneladas anuales del consumo doméstico es necesario importar unas 8 000 toneladas de baja calidad, pero hasta el año 2020 varias marcas de buen café cubano y otras foráneas se vendían en las tiendas por divisas (CUC). Con la Tarea Ordenamiento, desde el 1 de enero de 2021, el café fue desapareciendo incluso de las tiendas de venta en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




La ruta esquiva del café cubano

café, Cuba

HARRISONBURG, Estados Unidos. — Con el objetivo de estimular a los productores, hace algo más de un año la dictadura aumentó el precio de compra del café. Con ello pretendía lograr un aumento de la producción e impedir la comercialización ilícita del grano, pero los efectos no se hicieron esperar en las empresas procesadoras.

Recientemente, también se anunció un aumento del precio minorista del café mezclado. Así ha ocurrido siempre en Cuba, pues los precios de los productos se fijan caprichosamente dentro de una obtusa estructura económica donde oferta y demanda no juegan su papel, y cuando parecen hacerlo enseguida interviene el Estado.

Lejos de analizar las causas reales que provocan el reiterado decrecimiento de la producción agrícola cubana —entre ella la cafetalera—, los comunistas continúan empeñados en la adopción de medidas que acaban convirtiéndose en un bumerán contra el pueblo y sus propias empresas. Se trata de un método que, pese a su probada ineficacia, continúa usándose sin importar las consecuencias económicas, pues, en definitiva, la nuestra es una economía de subsistencia y quien se atreva a protestar por la extrema pobreza, los precios abusivos o las carencias, tendrá asegurado un prolongado hospedaje en alguna de las numerosas cárceles del gulag caribeño.

Buscando información en la prensa oficialista

Cubadebate —la gruta de los talibanes del castrismo— ha publicado un artículo que, a pesar de los guiños esperanzadores de los periodistas, muestra la magnitud del problema. Se trata de “Otra fórmula para endulzar el amargo sabor del café”, publicado el 24 de agosto pasado bajo la autoría de Joel Mayor Lorán y Otoniel Márquez, en el cual pueden apreciarse las consecuencias que el aumento de precio de compra del café a los productores provocó en las empresas acopiadoras “Eladio Machín”, de Cienfuegos; “Asdrúbal López”, de Guantánamo, y “Luis Bocourt”, de Artemisa.

La declaración ofrecida por Carlos Espinosa Piedra, director de la procesadora de Artemisa, es harto elocuente: “Con el fin de acopiar todo el grano, el Estado subió el precio de compra a los productores sin tener en cuenta la cadena de valores del café, el cual requiere un proceso de tratamiento. Así que en 2021 compramos la tonelada de café arábico a 149 000 pesos y la vendimos a 71 939; la Robusta a más de 83 000 y percibimos 46 200 por su venta. Debido a la notable diferencia de precios en la compra y venta, las pérdidas del año pasado ascendieron a más de nueve millones de pesos”.

Lo significativamente paradójico —que los periodistas califican como “curioso”— es que si las empresas aumentan sus compras de grano y la elaboración del producto, las pérdidas también aumentarán. En la empresa cienfueguera también hubo desventajas, aunque menores. El mayor descalabro económico ocurrió en la empresa guantanamera, donde las pérdidas ascendieron a 186 297 000 pesos.

Debido a esta situación, el Ministerio de Finanzas y Precios aprobó al Grupo Agroforestal (GAF) del Ministerio de la Agricultura, un subsidio ascendente a 419 millones de pesos, según declaró Elexis Legrá Calderín, director de Café, Cacao y Coco del GAF. El funcionario precisó, además, que, a pesar del subsidio, las empresas procesadoras continuarían teniendo pérdidas, lo cual seguirá perjudicando a los trabajadores, pues no podrán tener aumentos de salarios, pagos diferenciados ni distribución de utilidades.

Otra consecuencia de la medida ha sido que las empresas procesadoras se han visto obligadas a diversificar su producción para paliar las pérdidas, y han destinado parte de su fuerza laboral a la cosecha de café, la producción de carbón vegetal, el desmoche de palmiche y hasta la recogida y venta de yaguas.

Lo cierto es que desde que Raúl Castro se refiriera, hace más de seis años, a que enseñamos a los vietnamitas a sembrar café y ahora ellos vienen a Cuba a asesorar, la producción nacional de café no ha hecho más que decrecer, como ocurre con la de azúcar, el tabaco y la ganadería. Obviamente, eso repercute en el pueblo.

Otros fuetazos contra Liborio

Tras haberse comercializado café puro en las bodegas durante algunos meses, el propio Raúl Castro se encargó de informar que volveríamos a tomar café mezclado como consecuencia del declive de la producción cafetalera, y así ocurrió. La felicidad en casa del pobre dura poco, dice un conocido refrán.

A pesar de ser un producto nacional, en las tiendas recaudadoras de divisas el café de las marcas Serrano, Cubita, Turquino, Arriero y Regil se vende a precios exorbitantes. En una ocasión, durante una visita a una tienda guantanamera, comprobé que resultaba más barato comprar un café de importación que uno de producción nacional. Y conste que el café importado era excelente.

Ahora, el Ministerio de Comercio Interior ha informado que a partir del 1ro de noviembre el precio del café mezclado de la marca “Hola” —50% de chícharo y 50% de café, supuestamente— aumentará de ocho a once pesos.

Según el comunicado de prensa publicado por Cubadebate el 25 de octubre de 2022, la medida fue adoptada el pasado 31 de agosto debido al “incremento notable y sostenido de los precios en el mercado internacional de insumos y materias primas para la producción agroalimentaria, que incluye el café, un cultivo que en sus procesos productivo, industrial y de torrefacción, tiene altos costos y para el cual se ha diseñado un Programa de Desarrollo que permita mayor eficacia en su producción y torrefacción”.

Quien lea detenidamente esa parte del comunicado podrá notar que la nota hace mutis en cuanto al aumento del precio de compra del grano a los productores, hecho que, como se ha visto, es la causa fundamental de las pérdidas sufridas por las empresas procesadoras. También colegirá que una parte del café que se mezcla con el chícharo se compra en el extranjero y probablemente se trate de un producto de menor calidad que el nacional, por ende, más barato.

En cuanto al mencionado Programa de Desarrollo, ya sabemos que ninguno de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular pedirá cuentas por su ejecución. Mientras tanto, Liborio tendrá que seguir tomando café mezclado, si acaso.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cuba: Aumentan precio al café normado

café, Cuba

MADRID, España.- El Gobierno cubano informó este martes que el café ¡Hola!, vendido en las bodegas del país mediante la libreta de abastecimiento, aumentó su precio.

Según el Ministerio de Finanzas y Precios se debe a un incrementp “notable” de los precios de insumos y materias primas para la producción de este producto en el mercado internacional.

Por ello, “se aprobó el Acuerdo 9401 del CECM del pasado 31 de agosto de 2022, que dispuso el incremento de los precios de acopio del café a los productores, lo que incide en el crecimiento de los costos del procesamiento industrial y comercialización de este producto. Por tal motivo, se requiere incrementar el precio minorista del café mezclado de 8.00 CUP a 11.00 CUP”, indicó Cubadebate.

La entrega de la cuota normada del mes de octubre que se realice en noviembre, mantendrá el precio de 8.00 CUP, agregó el medio oficialista.

A los asistenciados pensionados que reciben actualmente una prestación monetaria para la adquisición de la canasta familiar normada, se les entregarán los 3 pesos del referido incremento, “bajo el principio socialista de que nadie quede desamparado”, dice el régimen cuando gran parte de la población vive en condiciones que superan el umbral de pobreza.

“Pero este producto no debería verse afectado por el aumento del precio del café en el mercado mundial, porque café NO ES. Si me dicen que subió el precio del chícharo o del nylon, me lo creo”, comentó en la publicación de Cubadebate un usuario identificado como Sergo.

Mientras que otro internauta, también refiriéndose a la mala calidad del café mezclado que se vende en las bodegas, escribió: “¿Se cobra el valor agregado del chícharo?
Realmente vamos a ser sinceros, no llamarle café a esta mezcla con chícharo. Quizás de no mezclarlo su costo sería inferior”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Afectada producción de café “por apagones y falta de envase”

café, Cuba

MADRID, España.- El inicio de la producción de las 229 toneladas de café Hola que demanda la canasta normada en La Habana se ha afectado notablemente en la Unidad Empresarial de Base (UEB) José María Pérez, conocida como torrefactora 8 Vías.

Según declaró a Tribuna de La Habana Yosdany Álvarez Viera, director de dicha unidad, las principales razones son los constantes apagones y la falta de polipropileno litografiado para el envase del producto. 

Ante el considerable atraso, “hemos organizado turnos consecutivos de 24 horas, tres turnos consecutivos, considerando el tema de la electricidad, porque también somos parte de la afectación”, dijo Álvarez Viera.

Por su parte, el jefe de planta Miguel Folgueiras Santana precisó en este sentido que cuando suspenden el servicio eléctrico de  diez de la mañana a dos de la tarde los trabajadores se preparan para reanudar el trabajo a las dos, pero que la fábrica es “de flujo continuo, por su capacidad de 15 toneladas diarias”, y “lleva una cobertura de tueste y de molido que demanda turnos de ocho horas”. 

La falta del envase adecuado también ha afectado la producción, pues como alternativa se está utilizando otro tipo de papel pero que, al ser de baja densidad, “hubo que adaptar las máquinas de envase y bajar de un rendimiento de 50-55 paquetes por minuto a 35-40”.

No es la primera vez que el régimen justifica los problemas en las entregas del café con el retraso en la llegada del papel importado para su envase.  

Desde hace varios años, la cuota mensual de cuatro onzas por persona (café mezclado con chícharos) se cumple con dificultad. Para completar las 24 000 toneladas anuales del consumo doméstico es necesario importar unas 8 000 toneladas de baja calidad, pero hasta el año 2020 varias marcas de buen café cubano y otras foráneas se vendían en las tiendas por divisas (CUC). Con la Tarea Ordenamiento, desde el 1 de enero de 2021, el café fue desapareciendo incluso de las tiendas de venta en Moneda Libremente Convertible (MLC). 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Café amargo

café, Cuba

LA HABANA, Cuba. – El café, néctar de los dioses, con su aroma y exquisito sabor imprescindibles para el despertar mañanero de los cubanos de todos los estratos sociales durante siglos, parece que es uno de los “vicios” del capitalismo erradicados por la Revolución.

Las cosechas de café no sobrepasan las 10 000 toneladas anuales, pero el Gobierno aspira lograr 30 000 toneladas de café oro en 2030, para el consumo nacional y la exportación, mediante el Programa de Desarrollo Cafetalero iniciado en 2012.

Desde hace varios años, la cuota mensual de cuatro onzas por persona (café mezclado con chícharos) se cumple con dificultad. Para completar las 24 000 toneladas anuales del consumo doméstico es necesario importar unas 8 000 toneladas de baja calidad, pero hasta 2020 varias marcas del excelente café cubano y otras foráneas se vendían en las tiendas por divisas (CUC). Con la Tarea Ordenamiento, desde el 1 de enero de 2021, el café fue desapareciendo incluso de las tiendas de venta en MLC, siguiendo a su inseparable azúcar cubano, en vías de extinción.

El Gobierno ha justificado el retraso en la entrega de las cuotas de café por el “bloqueo” (embargo) de Estados Unidos y la no llegada del papel celofán impreso para los sobrecitos, así como por las interrupciones en el transporte ocasionados por la pandemia de COVID-19. Pero la causa principal es que el Gobierno no tiene dinero para pagar la importación y exporta el café arábigo cubano de alta calidad. Debe recordarse que el Estado monopoliza el comercio exterior.

La mayor producción de café en Cuba se alcanzó en 1961 con 60 330 toneladas de café oro en 167 000 hectáreas, lo cual casi triplica el área de las actuales plantaciones cafetaleras, según expresó Elexis Legrá, director de Café, Cacao y Coco del Grupo Empresarial Agroforestal (GAF), del Ministerio de la Agricultura. Entre las causas de la caída de la producción del grano se encuentran el éxodo de la población de las montañas, la desmotivación de la fuerza de trabajo por los bajos salarios, las deficiencias tecnológicas, la escasez de insumos y transporte, los malos caminos y los efectos de huracanes y sequías.

Aun así, en la cosecha de 2015-2016 se sobrecumplió el plan, al recolectarse 5 687 toneladas, gracias al aseguramiento de los recursos y las tecnologías novedosas, precisó el ejecutivo.

Las provincias de Santiago de Cuba, Holguín, Guantánamo y Granma producen el 90% del café cubano. Sancti Spíritus, Cienfuegos y Villa Clara aportan el 7%, Artemisa y Pinar del Río el 3%.  En los últimos cinco años se lleva a cabo el Programa de Café en el Llano con plantaciones en Matanzas, Isla de la Juventud, Mayabeque, Ciego de Ávila, Camagüey y Las Tunas.

Desde hace más de un lustro Cuba cuenta con la colaboración de Vietnam. Debe recordarse que en 2010 Raúl Castro mencionó que técnicos de ese país habían venido a Cuba para adquirir experiencia a fin de incrementar su escasa producción. Actualmente ese país es el segundo exportador mundial de café.

Simultáneamente, la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola de la ONU ejecutan el programa MásCafe-Prodecafé en los municipios de Santiago de Cuba y Holguín.

Iniciado en 2018, el proyecto se extenderá por 36 meses para contribuir a mejorar el nivel de vida de 3 000 campesinas y campesinos pertenecientes a Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) y Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC). En su tercera y última etapa, de 2020-2022, se ha priorizado el empoderamiento de la mujer y varios proyectos sociales. Asimismo, se ejecuta el programa “Los caminos del café”, auspiciado por la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba y la Unión Europea, que podría insertarse como rutas también en las nuevas zonas turísticas de Holguín.

Debe subrayarse que en el municipio Tercer Frente, de Santiago de Cuba, los prolíficos canteros de semillas de café fueron adaptados para producir hortalizas, a fin de paliar la escasez de alimentos agravada por la pandemia de COVID-19, según reportó la agencia IPS. Esto podría incidir negativamente en los resultados productivos, si los canteros de café no se restituyen pronto.

La lenta recuperación de los cafetales cubanos no solo se debe al tiempo necesario para el crecimiento de las plantas, sino también a las condiciones de vida y trabajo adversas que deben vencer los campesinos y sus familias, desde la carencia de alimentos, ropa, zapatos, botas y machetes, hasta la escasez de agua y transporte, los malos caminos y las bajas ganancias.

Sin posibilidades de convertirse en propietarios, de decidir sobre sus producciones ni beneficiarse económicamente, los caficultores continuarán extinguiéndose, como ocurre en todas las demás ramas de la agricultura.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Café: ni amargo ni dulce

Recogida de café en Cuba (Foto: Prensa Latina)

LA HABANA, Cuba. – La tacita de café puro cubano era indispensable para empezar el día desde la siembra del grano en 1748. En los últimos 60 años, los isleños han tenido que luchar por preservarla como único desayuno a falta de leche y otros productos.

En 2020, los cubanos solo reciben cuatro onzas de café mezclado al mes, libreta de racionamiento de por medio. Las diversas marcas de café puro nacional desaparecieron de las tiendas recaudadoras de divisas (TRD) desde comienzos del año. El Gobierno dejó de importar, pero mantiene las exportaciones de café de excelente calidad y precios. 

En 1951 se produjeron 32.844 toneladas y en 1961 se alcanzaron las 60.000. En 2019 la cosecha fue de 4.095 toneladas y en 2020 se esperaba llegar a 4.314. El Programa de Recuperación Nacional del Café asume que se producirán 30.000 toneladas en 2030.  

Las intensas lluvias asociadas a la tormenta tropical ETA a comienzos de noviembre embistieron los cafetales al inicio de la cosecha en las provincias de Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, las que junto a Holguín producen el 90% del café en la Isla. Hay afectaciones en 882 toneladas de café cereza por goteo, y un estimado de 114 toneladas de café oro, según expresó Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, en la Mesa Redonda del 18 de noviembre. 

Unas 48.500 latas de café en el suelo y 117.000 del grano maduro en los campos demandan la rápida recogida para evitar su fermentación y controlar la maduración ocasionada por el fuerte sol posterior. Para lograrlo se ha incrementado el pago a los recogedores por lata del grano goteado (75 pesos) y del maduro de variedad arábigo (50 pesos). 

La situación es compleja en sitios donde por la escasez de herradura y clavos no entran los mulos. Los caminos “están que meten miedo”, por lo que se utilizan cadenas en las ruedas de los tractores en los puntos más difíciles. También en las despulpadoras el estado técnico es deficiente, como en Pilón, Campechuela y Media Luna, ya que solo algunas de estas instalaciones se han mejorado gracias a proyectos de colaboración internacional, expresó Julio Luís Rondón, jefe de Café, Cacao y Apicultura en Santiago de Cuba. Situaciones similares ocurren en Guantánamo y Granma. 

Entre las principales causas del decrecimiento e imposibilidad de recuperar la producción en los años transcurridos figuran el desestímulo a los productores y el éxodo de la población serrana, debido a las duras condiciones de vida y los bajos pagos hasta muy recientemente por un trabajo que se desarrolla en medio de la humedad de los cafetales y el intenso calor de las montañas orientales.

Usualmente hay unos 17.000 trabajadores, a los que se añade el personal movilizado de diferentes sectores, y 5.000 estudiantes en los picos de cosecha. A partir del aumento del precio del café acopiado y procesado creció la participación familiar, así como el estímulo al productor para vender al Estado, además de lo contratado, la cantidad que usualmente se destinaba a comercializar a precio más elevado en el mercado subterráneo. A los recogedores se le pagan las primeras latas del grano a 25 pesos y a 50 en el momento pico, y el productor recibe 163 pesos por la lata de café arábigo de primera y 108 por la de robusta (con granos despulpados). 

También se ha afrontado el déficit de combustible e insumos, sequías prolongadas o huracanes, y la plaga de la broca, que está siendo controlada con “la avispa salvadora”, la Cephalonomia Stephanoderis traída desde México en 2003 hasta el Centro de Investigaciones de la Montaña de Buey Arriba. 

Los rendimientos a nivel nacional son muy bajos: 0,25 tonelada por hectárea, cuando deberían ser de no menos de una tonelada de café oro por hectárea. En Santiago de Cuba es de 0,38 toneladas promedio por hectárea. En la Estación Experimental Agroforestal se efectúa la colaboración con Viet Nam para aumentar estos resultados, según expresó José Luis Rondón en un artículo publicado por Granma, el 6 de octubre pasado. 

El general Raúl Castro expresó hace unos años que los vietnamitas habían venido a la Isla a obtener experiencia y ya estaban entre los primeros productores y exportadores mundiales, mientras que en Cuba no se avanzaba. 

Los funcionarios al frente de la industria cafetalera anunciaron que, para fines de año, esperaban poder reiniciar la venta en las TRD y las tiendas de venta en moneda libremente convertible (dólares), pero los embates de ETA podrían haber disminuido la calidad y cantidad de café, en detrimento de la oferta mencionada y la exportación.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cuba firma acuerdo con China para exportar café al país asiático

café Cuba

café Cuba
Marcas de café cubano en falta en red comercial de la isla. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- A pesar de la crisis de desabastecimiento que enfrentan actualmente los cubanos, empresas de China y Cuba firmaron acuerdos para la exportación de café, miel y carbón vegetal producido en la Isla a ese país asiático, informó la agencia estatal Prensa Latina (PL).

El director de la oficina de Coratur S.A. en Cuba, Aner Pérez, dijo que los documentos firmados vislumbran la posibilidad de exportar esos productos al mercado chino por parte de Cubaexport.

De los tres acuerdos, dos se firmaron en Shanghái durante una reciente muestra de bienes y servicios, el primero de estos, con China National Huayen Energy, suscribe la venta de miel y marcas de café como Serrano y Turquino, y el otro pretende introducir a través de IDON International Trading café verde y tostado en el mercado asiático.

El tercer texto, explicó Pérez, fue firmado con la empresa Xiamen Carisol y apunta a la incorporación de carbonilla y carbón vegetal de primera y segunda calidad a las exportaciones destinadas a China.

El funcionario cubano “resaltó la importancia de los memorandos porque evidencian el interés de las compañías locales en ampliar las perspectivas de negocios con dichos rubros exportables”, reza la nota de PL.

La crisis de desabastecimiento a la que se enfrentan los cubanos desde hace meses contrasta con la disposición del régimen de exportar, por ejemplo, café, uno de los productos al que los cubanos no tienen acceso desde hace algún tiempo.

Sin embargo, dice Prensa Latina, “Cubaexport ya comenzó a contactar con los posibles clientes en función de precisar detalles comerciales y despejar dudas de ambas partes antes de concretar los negocios”, ya que “Cuba busca diversificar y asegurar nuevos destinos para sus bienes y servicios, tanto los tradicionales como los novedosos”.

Hace pocos meses tuvo lugar en redes sociales una polémica luego de se hiciera público el costo de un paquete de Café marca Cubita en un mercado en Canadá, el equivalente a unos 0.74USD dólares, cuando en la Isla su precio puede llegar a los 14.45 dólares, la mitad del salario promedio de los cubanos trabajadores.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




¡A tomar café y chocolate por el Venceremos!

Periódico Venceremos, Café

Periódico Venceremos (Foto del autor)

GUANTÁNAMO, Cuba. – La prensa subordinada al Partido Comunista de Cuba (PCC) continúa con sus loas triunfalistas, como si las colas, el descontento, el desabastecimiento de los mercados, los abusos judiciales y policiales, los ingeniosos chistes a costa de los desacreditados dirigentes de la dictadura, la destrucción de iglesias, el acoso y detenciones ilegales de periodistas independientes, opositores pacíficos y líderes religiosos no existieran.

Lejos de reflejar eso continúa ofreciendo una visión sesgada, idílica, manipuladora y triunfalista de la realidad de un país sumido en una profunda crisis económica, social, institucional, moral y política.

Por ejemplo, algo que se preguntan muchos cubanos es por qué no hay café ni siquiera en las tiendas que venden en USD.

Tampoco puede adquirirse en el mercado negro y, si aparece, es a precios bien altos. En estos momentos, la libra en granos está entre $40.00  y $50.00 CUP en Guantánamo, unos dos dólares.

Pero, a pesar de la escasez de café, el periódico Venceremos, órgano oficial del partido de la dictadura comunista en Guantánamo, publicó en octubre de este año tres informaciones en su edición impresa de los viernes alabando el aumento de su producción.

El viernes 2 publicó una noticia titulada Estiman actual cosecha como despegue cafetalero, en la que se afirma que la zafra que comenzó el pasado mes de agosto constituirá el punto de partida para la recuperación de ese cultivo. Según la nota, Leonilde César Lores, especialista de la Empresa Agroforestal de Maisí, aseguró que se prevé alcanzar 456 toneladas del grano, una cantidad superior a la de la zafra pasada. De ellas, 410 serán destinadas a la exportación y el resto (46) seguramente para ser mezclado con chícharos y venderlo al pueblo en la cuota de la canasta básica, aunque la nota hizo mutis al respecto. Un paquetico alcanza para cuatro coladas.

Periódico Venceremos (Fotos del autor)

El día 9, Venceremos publicó otra noticia con el siguiente titular: Incrementa la provincia exportación de café, en la que se afirma que al término de la última cosecha, la Empresa Procesadora de Café Asdrúbal López vendió a Cubaexport las 702 toneladas planificadas, la cifra más alta en los últimos cuatro años.

Y este viernes 30 de octubre publicó otra noticia: Pronostican para noviembre pico de la maduración cafetalera, en la que afirma que, hasta la fecha, se acopiaron unas 1 030 toneladas de café en la provincia, representativas del 10% -en realidad es el 9.76%- de las 10 553 toneladas previstas para la actual cosecha iniciada en agosto y que se pretende terminar en febrero del 2021. También asegura que  lo recolectado en los primeros meses de la zafra significa el 36 % de lo acopiado en igual período de la campaña precedente. Cualquier lector se preguntaría cómo puede asegurarse que este año la cosecha va a ser superior si hasta la fecha la zafra va un 64% por debajo de la precedente, pero el periódico no aclara nada sobre el particular.

Y es que una de las características de la prensa subordinada a la dictadura es dar por hecho lo que aún es una posibilidad. Cuando concluye la cosecha, muy pocas veces, por no decir ninguna, vuelve sobre el asunto para informar a la población. Es lo mismo que ocurre con la zafra azucarera, de la cual, año tras año, se asegura que va a ser superior a la precedente y casi nunca cumple los planes previstos.

Lo que muchos guantanameros quizás se preguntarán al leer estas noticias es en qué los beneficia ese aumento productivo. Seguramente desearían que tales logros acaben de tener una repercusión directa en nuestras mesas, pues siendo Guantánamo una de las provincias que mayor cantidad de café produce, resulta imposible para muchas familias degustar diariamente una taza del aromático grano, aunque fuese del mezclado con chícharos. Quizás algunos se preguntarán cuál es la causa de que, a pesar de este aumento productivo, tampoco pueda comprarse café en ninguna de las tiendas recaudadoras de divisa que hasta hace pocos meses lo vendían. Sobre esto la dictadura no ha ofrecido una respuesta convincente a la población, como tampoco ha explicado por qué si hay tanto aumento en la producción cafetalera los cubanos de abajo continuamos tomando un pésimo café mezclado con chícharos.

Paquete de café mezclado con chícharo (Foto del autor)

El chocolate solo existe en el Venceremos

La información del periódico Venceremos publicada el pasado día 9 también afirma que se cumple el plan de ventas de cacao a Cubaexport y el día 16 de octubre publicó otra noticia con este título: Cacao baracoano para el mundo, donde se afirma que la Empresa Agroforestal y Coco de Baracoa exportó en lo que va de año unas 700 toneladas de cacao de primera, destinadas para la exportación a Suiza, España y Bélgica.

Aunque esas ventas superaron casi en un centenar de toneladas los planes de este año, hace bastante tiempo que los guantanameros no disfrutan de las sabrosas tabletas de chocolate, los famosos “peter”.

Lo que nunca podrá entenderse es que según la prensa oficialista aumenten las cosechas de café, el acopio de leche, la producción de cacao, la masa de todo tipo de ganado, las capturas de pescado, camarones y langosta y los cubanos continuemos sin poder adquirir ninguno de esos productos, a no ser de forma ilegal y sin recibir siquiera una ínfima parte del beneficio económico que presuponen esas exportaciones y los reiterados sobrecumplimientos productivos que anuncia a bombo y platillo la prensa oficialista.

Estas noticias recuerdan el chiste en el que una vecina grita a otra desde un balcón: “¡Llegaron las papas!”, a lo que la otra responde con esta interrogante: “¿Por dónde, por la televisión o por la bodega?”.

Evidentemente, los guantanameros seguirán tomando café y chocolate por el Venceremos.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




¿Por qué nos venden café vencido, señor Díaz-Canel?

Cuba, Escasez, Café, CIMEX

Paquete de café Caracolillo comercializado por Cimex con fecha de vencimiento 19 de agosto de 2020 (Fotos del autor)

LAS TUNAS, Cuba. –  Un insecto hematófago, nutrido con sangre, de hábitos coloniales y oportunistas, por esas raras coincidencias que Pascal un día llamó “razones que no conocen de la razón”, tiene el nombre de una muy poderosa corporación militar cubana dedicada al comercio nacional e internacional.

Produciendo picaduras molestísimas a seres humanos y animales por igual, los chinches, o chinches de cama como vulgarmente son conocidos, tienen por nombre Cimex, como la corporación; sí, su nombre científico es cimex lectularius.

Díaz-Canel dijo el pasado jueves 8 de octubre en el programa Mesa Redonda: “se suman campañas de descrédito a la Revolución y a sus principales dirigentes, que apuntan a quebrantar la unidad, intoxicando todos los espacios en los que trabajamos por enfrentar y resolver los problemas sociales y económicos”, afirmando: “Se denigran nuestras fuentes de ingreso”.

¡Cómo es eso…! ¿Se denigran fuentes de ingreso…? ¡Oh, no me diga!, exclamé cuando escuché a Díaz-Canel.

Dígame, señor presidente … ¿Y acaso no es propio de un Estado denigrante, abusivo, usurero y delictivo monopolizar la compraventa de un producto para luego revenderlo a toda una nación adulterándolo con sustancias extrañas mientras esa misma cosecha que un día fue símbolo de la nación cubana hoy es estigma por irrisoria… y envejece por sinecuras o por precios prohibitivos en comercios selectos donde sólo se puede pagar con dólares estadounidenses…?

“Nadie puede pensar que un pequeño productor agrícola puede exportar directamente a los Estados Unidos. Para que esto sea posible tienen que participar empresas cubanas de comercio exterior”, dijo el 5 de mayo de 2016 el Buró Nacional de la Asociación de Agricultores Pequeños (ANAP), a propósito de la autorización del Departamento de Estado para que productores privados cubanos exportaran café a Estados Unidos.

Y en aquella ocasión, cuando Obama tendió puentes a las relaciones Cuba-Estados Unidos, un campesino que fuera amigo de mi padre me dijo: “Eso es politiquería barata de Barack Obama y sus secuaces, ellos saben muy bien que los campesinos cubanos no podemos disponer de nuestras cosechas en nuestro propio país, entonces… ¿Cómo llevar café a Estados Unidos si en Cuba los agricultores no pueden vender su café a quién mejor les convenga…?

Una persecución equivalente a la ejercida sobre el narcotráfico internacional sufren en Cuba quienes se arriesgan a comerciar café burlando el monopolio del Estado. Como si rastreara drogas, la policía emplea perros amaestrados para detectar café oculto en fincas, domicilios privados y medios de transporte público y particulares.

En fecha tan temprana como el 22 de junio de 1962, el gobierno del entonces primer ministro Fidel Castro promulgó la Ley No. 1035, mediante la cual sancionó con 180 días de cárcel “a los acaparadores de productos agrícolas”.

El Código Penal cubano por el delito de “especulación y acaparamiento” sanciona con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas, al particular que:

“Adquiera mercancías u otros objetos con el propósito de revenderlos para obtener lucro o ganancia”; o… “retenga en su poder o transporte mercancías o productos en cantidades evidente e injustificadamente superiores a las requeridas para sus necesidades normales”.

Reiteradamente la televisión nos muestra la actuación policial contra los comerciantes de café que han pretendido burlar el monopolio cafetero estatal. ¿Pero de qué han servido jueces, fiscales, policías y cárceles en estos 58 años de monopolio cafetero en Cuba?

Según información del propio gobierno cubano, en 1961 la Isla producía 60 000 toneladas de café en las 167 000 hectáreas cultivadas por caficultores particulares. Pero ya en la cosecha 2015-2016 sólo produjeron 5 687 toneladas, cifra que “sobrecumplió” el plan estimado, que era de 5 503 toneladas.

En Cuba, de las 167 000 hectáreas cultivadas por caficultores particulares en 1961, sólo unas 67 000 hectáreas están en producción, con “deprimidos rendimientos de 0,14 toneladas por hectáreas”, han dicho funcionarios del Ministerio de la Agricultura a medios oficiales.

A pesar de esos bajos rendimientos, Cuba exporta café de primera calidad e importa chícharos y café inferior para el consumo interno; el gobierno vende a la población mediante la cartilla de racionamiento café de inferior calidad mezclado; con chícharos en mejores tiempos, ahora, adulterado con semillas de cítricos o vaya a saber usted con qué subproducto industrial; “esto de café solamente tiene algo de olor”, me dijo un amigo, brindándome una infusión que en realidad olía a cualquier cosa menos a café.

Un kilogramo de café Serrano en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) cuesta, costaba, 14,50 CUC (pesos convertibles), unos 362,50 pesos CUP, algo así como el 50% del salario promedio nacional. Escribí “costaba” porque ahora es difícil, prácticamente imposible, comprar café en una TRD.

Tienda de Cimex en Puerto Padre (Foto del autor)

En ocasiones es posible, dólares estadounidenses depositados en tarjetas de crédito mediante, comprar café de buena calidad en las tiendas que venden en moneda libremente convertible (MLC). En una tienda MLC un paquete de un kilogramo de café en grano cuesta en dólares más o menos igual que en una TRD (14,50 CUC).

Ahora mismo, en Puerto Padre, la corporación CIMEX está vendiendo el paquete de un kilogramo de café Caracolillo en $14,45, buen precio si el café no estuviera caduco y los dólares demasiado caros.

Aquí usted debe pagar como mínimo 150 CUC por un billete de 100 dólares estadounidenses que, a la tasa de cambio de 25 CUP por 1 CUC, resultan 3 750 pesos.

Un kilogramo de café Caracolillo por el que pagó 14,45 dólares americanos saldrá en 21,67 CUC. O sea, 541,75 pesos en moneda nacional.

Dicho de otro modo: hoy, mientras que en el mercado cafetero “ilegal” de Puerto Padre una libra de café cuesta 120 pesos, comprada en una tienda MLC de CIMEX sale en 270,87 pesos. Ah… y con la fecha de consumo vencida desde el pasado 19 de agosto.

Factura de café Caracolillo por $ 14,45 (Foto del autor)

Según el artículo 227.1 del vigente Código Penal, se sanciona con privación de libertad de seis meses a dos años o multa de trescientas a mil cuotas al que infrinja las normas de protección de los consumidores.

Las normas comerciales y jurídicas universalmente aceptadas conceptúan que, vencida la fecha de caducidad, en ningún caso debe consumirse un producto, pues supone un peligro para la salud.

Y la fecha de consumo preferente de un artículo indica que, vencido ese tiempo, las características organolépticas de esa mercancía (textura, olor, sabor, color) cambian y, aunque su consumo no constituya peligro para la salud, sí disminuye su calidad.

En este caso, con todo y ser hematófagas y de costumbres oportunistas y coloniales, la succión a los cubanos no la acometen una colonia de pulgas cimex lectularius, invadiendo el catre de un recolector de café alojado en las montañas, sino directivos de la corporación CIMEX, vendiendo café Caracolillo como un producto fresco cuando en realidad tiene fecha de consumo preferente caducado. ¿Qué dice usted señor presidente?

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.