1

Boris González Arenas: “En Cuba la aplicación de las leyes es absolutamente arbitraria”

Boris González Arenas, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. — El periodista y activista político Boris González Arenas indicó que el régimen cubano continúa aplicando las leyes de manera arbitraria, hecho que ha incidido en el aumento de la represión en la Isla.

En entrevista ofrecida a CubaNet, González Arenas aseguró que las nuevas leyes e instrumentos jurídicos adoptados en lo que va de año —entre ellos el nuevo Código Penal— no modificarán demasiado la situación de la Isla, debido a que la violencia contra la sociedad civil independiente obedece a una política de Estado y no a leyes específicas.

“La utilización de las leyes ellos la hacen de manera absolutamente arbitraria”, sentenció el periodista, quien también hizo hincapié en el rol que juegan abogados y fiscales en el sistema represivo castrista.

“Incluso los abogados en Cuba se someten a los dictados de la Organización Nacional de Bufetes Colectivos, que es una organización estatal. La Fiscalía está cumpliendo una función de verdugo en la forma que se ejerce la justicia en Cuba, y eso lo estamos viendo con los presos del 11J”.

Boris González Arenas señaló que, en ese contexto, los periodistas independientes tampoco escapan de la represión.

“Está en prisión Lázaro Yuri Valle Roca, que es periodista, estuvo en prisión Roberto de Jesús Quiñones Haces, entre otros. Muchos han tenido que marchar al exilio”.

El reportero recordó, además, que el régimen cubano ha trasladado la persecución política a las redes sociales, donde muchas personas se han convertido en activistas a partir de sus publicaciones.

Su trabajo como periodista independiente y opositor ha llevado a González Arenas a sufrir en carne propia la persecución política, la cual se ha hecho extensiva a su familia.

Egresado de la carrera de Historia por la Facultad de Educación a Distancia de la Universidad de La Habana (2003) y de dirección cinematográfica de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños (2005), González Arenas ha desarrollado su trabajo en la oposición vinculado a diversas organizaciones e iniciativas políticas.

Participó en las campañas ciudadanas Por otra Cuba, en aras de la ratificación de los Pactos Internacionales de DDHH; Otro 18, por la participación ciudadana en las organizaciones políticas y la transparencia electoral; y es miembro de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD), que agrupa organizaciones de la Isla y el exilio.

Su trabajo como periodista se ha centrado en la defensa de los derechos humanos, el análisis de la prensa oficial y la divulgación de los déficits institucionales y jurídicos del castrismo.

Ha colaborado en medios independientes como Diario de Cuba, Voces cubanas, Identidades, 14ymedio y Tremenda Nota. Artículos suyos han aparecido también en las revistas brasileñas Época y Veja.

En 2015, González Arenas fue expulsado de su trabajo en la Escuela Internacional de Cine. Desde entonces, ha sufrido numerosas detenciones, además de ser víctima de la aplicación del Decreto-Ley 370.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Boris González Arenas: “Me vinieron a buscar muy decididos a llevarme”

cuba oposición marcha lgbti represión
Detención de Boris González Arenas en la marcha LGBTI. Mayo 2019 (foto AP)

LA HABANA, Cuba.- “Me vinieron a buscar en plan muy decididos a llevarme. Yo les dije no, yo no voy a hablar con nadie si usted no trae una orden de detención. Entonces entraron en la casa y me sacaron con violencia”, cuenta el periodista Boris González Arenas sobre su última detención este jueves.

“Con violencia te digo porque tengo dolor en los hombros, las muñecas, los dedos, pues me pusieron las esposas muy fuerte”. A Boris González Arenas se lo llevaron para la estación de policía de Zapata y C, sin que su familia fuera informada de a dónde sería conducido.

El periodista denunció a CubaNet que le fueron aplicadas cuatro sanciones por publicar sus puntos de vista en las redes sociales.

“Ellos (la Seguridad del Estado) estaban para aplicarme un decreto ley del año pasado que impone 3000 pesos de multa por escribir en las redes sociales y confisca el teléfono”, y se refiere al Decreto Ley 370 sobre la informatización de la sociedad en Cuba.

“Estaba además el jefe de sector, con el objetivo de ponerme otra multa por no ir a las citaciones que me habían hecho y para hacerme una segunda carta de advertencia”, que podría implicar un pretexto para encarcelarlo en un futuro.

Boris González Arenas contó que lo dejaron ir, pero que la Seguridad del Estado, que “había coordinado el operativo, aunque estaban medio escondidos —los vi— no habían dado la orden”, y estando en la calle lo volvieron a encarcelar, para después trasladarlo a la estación de San Miguel del Padrón.

“Todo estuvo muy raro”, analiza Boris González Arenas lo que le sucedió después, “allí me tuvieron una hora, afuera en la patrulla, porque por alguna razón no podían o no querían darme la entrada a la estación. Según el de la Seguridad no había instructor”, pero esa historia pudo haber sido una estrategia de amedrentamiento más, porque está demostrado que ellos actúan por encima de la ley. “Ahí me soltaron en libertad porque no tenían dónde dejarme”.

La detención del periodista Boris González Arenas pudiera ser un caso de estudio de la arbitrariedad a la que están expuestas muchas personas que intentan vivir en dignidad en Cuba. Uno de los derechos que fue violado por estos “tres hombres vestidos de civil”, y sus jefes, fue el contemplado en el artículo 51, Capítulo II, del Título V de la Constitución de la República, en el que se habla de derechos, deberes y garantías. Una prueba más de que la Carta Magna en Cuba es letra muerta.

En el testimonio que Boris González Arenas ofreció a CubaNet no queda exento de culpas nadie, ni el chofer de la patrulla que pudiera parecer a muchos un simple peón.

“Cuando le dije al chofer que estos tipos estaban persiguiendo a los que criticábamos que tres niñas murieran, el tipo me dijo: ¿y eran tus hijas? Imagínate tú en manos de quien estamos nosotros”, y en esa respuesta hay indolencia e ignorancia, quizás, pero nos recuerda que la Seguridad del Estado cubano goza de esa impunidad porque tiene a otros que le siguen el juego. La policía podría empezar a decir “no, ni uno más”, pero no lo hace porque hay muchos que disfrutan de un poder que solo ostentan porque son uniformados, de lo contrario serían simples delincuentes.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Policía política cubana detiene a Boris González Arenas

Boris González Arenas
Boris González Arenas. Foto del autor

LA HABANA, Cuba.- “Acaban de llevarse a Boris de la casa, por la fuerza”, denunció en su cuenta de Facebook Juliette Isabel Fernández, la esposa del periodista independiente Boris González Arenas.

Fernández describió que la detención arbitraria de Boris González Arenas fue ejecutada por “tres hombres vestidos de civil, encabezados por el que se presentó como capitán Pavel de la policía”, en esta ocasión el periodista no había recibido “ni siquiera una citación mal elaborada como la que acostumbran a presentar”, contó a CubaNet. “Se lo llevaron en un lada blanco. Lo estaban esperando en 21”.

Supuestamente Boris González Arenas, que permanece desde su detención en paradero desconocido, “tenía que explicar algunas ausencias suyas a citaciones anteriores”, fue la explicación que le dieron, pero ninguna de esas citaciones había sido emitida por un tribunal o firmadas por un secretario judicial, situación que González Arenas había denunciado en su momento en las redes sociales.

Todas y cada una de las citaciones enviadas al periodista carecía de los requisitos indispensables para que fueran legales en Cuba, y no una arbitrariedad más contra sus ciudadanos.

Estos documentos, que en ocasiones no son ni impresos, van firmados por personas sin apellidos o por quienes no ejecutarán el interrogatorio. Otro de motivo más para que sean ilegales.

“Solo atiné a exigirle al segundo hombre que no le apretara el cuello con el brazo. Una hora más y nuestros hijos hubieran estado presentes”, y la frase, más que denuncia, parece un grito de auxilio de Juliette Isabel Fernández, quien debió ver cómo el año 2019 transcurrió para su familia lleno de encarcelamientos, citaciones y amenazas.

Para Fernández comienza ahora la misma rutina de siempre, “comenzaré a llamar a las estaciones de policías donde me dirán que no está”, pero eso no será un pretexto para dejar de buscar a Boris González Arenas, aún cuando se sepa que aparecerá en algún momento, el periodista está siendo víctima de un delito de lesa humanidad, las desapariciones forzosas condenadas por la ONU, donde hipócritamente la delegación oficial del régimen tiene voz y voto.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Seguridad del Estado de Cuba detiene al periodista Boris González Arenas

Boris González Seguridad del Estado Cuba
Seguridad del Estado de Cuba detiene al periodista Boris González Arenas. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- La Seguridad del Estado de Cuba detuvo este miércoles al periodista de Diario de Cuba (DDC), Boris González Arenas. De acuerdo a una nota de denuncia del medio, González Arenas fue arrestado justo en la entrada de su vivienda en horas del mediodía de hoy.

Juliette Isabel Fernández Estrada, esposa del también activista, dijo a DDC que se había enterado de lo ocurrido por algunos testigos presenciales, y que hasta el momento no sabe nada de Boris.

En una publicación en su página de Facebook, Fernández Estrada escribió: “De no ser por ese testigo yo, que estoy en mi trabajo desde temprano, jamás me habría enterado. No tengo idea del motivo de este secuestro, porque no es otra cosa”.

De acuerdo a la denuncia, dos agentes de civil hicieron entrar a González Arenas en una patrulla policial, sin permitirle alertar a su familia de que se lo llevaban preso, y hasta el momento se mantiene incomunicado y no se sabe su paradero.

“Por esta experiencia he tenido que pasar demasiadas veces ya, como tantos familiares de periodistas independientes, activistas y miembros de la sociedad civil. (…) Parece que así quieren las fuerzas represoras recibir el 10 de Octubre y las elecciones casi invisibles de mañana”, sentenció Fernández Estrada.

“Cesen los secuestros y detenciones arbitrarias a periodistas independientes y activistas”,agregó la esposa de Boris.

La represión contra periodistas y medios independientes en Cuba ha aumentado en los últimos meses, según las denuncias de varias organizaciones dentro y fuera de la Isla.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




Régimen cubano detiene al periodista independiente Boris González Arena

Foto Diario de Cuba

MIAMI, Estados Unidos.- La policía del régimen cubano y oficiales de la Seguridad del Estado detuvieron este sábado al periodista independiente Boris González Arena.

González Arena es colaborador de Diario de Cuba, y a ese mismo medio de prensa su esposa, Juliette Fernández Estrada, aseguró que sigue detenido y que se encuentra en la Unidad de la Policía del Cotorro.

Inicialmente Fernández Estrada no sabía dónde estaba su esposo, llamó a varios lugares sin éxito. “Se lo llevaron ayer alrededor de las 11:00 a.m., y no he tenido noticias. Pasa lo de siempre, que yo llamo a todas las unidades de la Policía de la ciudad y en todas me dicen que no, que él no aparece detenido en el lugar ni en ninguna otra”.

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuba el científico Oscar Casanella dijo en un correo electrónico que “El policía que habló por teléfono con ella no le dijo la razón de la detención de Boris, o sea, al parecer no existe el acta de detención, y tampoco le dicen cuando lo van a liberar ni que van a hacer con él”.

Es procedimiento rutinario de la Seguridad del Estado mantener a los activistas y opositores detenidos, incomunicados y no ofrecer información a los familiares. “Nunca sabemos en su momento el motivo del arresto. La mayoría de las detenciones son para impedir alguna actividad, alguna reunión a la que él va, pero ayer él no se dirigía a ningún otro lugar que no fuera al parque”, explicó Fernández Estrada.

“Yo supongo que la razón es porque el jueves en la noche le habían entregado una citación para que se presentara el viernes a las 2:00 p.m. a la Oficina de Inmigración y Carné de Identidad del Vedado, supuestamente para una entrevista, como la mayor parte de las citaciones que le entregan, y él no asistió”, declaró.

Casanella, amigo de González Arenas, citó a un testigo del arresto, según el cual “uno de los secuestradores estaba vestido de civil y con un pulóver rojo”.

“Boris no asistió (a la entrevista) porque esa citación es ilegal por mil razones, entre ellas que debe entregarse con al menos 72 horas de antelación”, expuso Casanella.