1

El legado fatal de Cubana de Aviación

cuba cubana aviación accidentes vuelo vuelos aéreo aéreos

LA HABANA, Cuba. — El 3 de febrero de 1980 se estrelló una aeronave Yak-40 de Cubana de Aviación, matrícula CU-T1219, en el aeropuerto de Baracoa, dejando cuatro fallecidos y 37 lesionados. El trágico suceso forma parte de la lista de accidentes en que se ha visto involucrada la compañía desde que fuera nacionalizada por el fallecido dictador Fidel Castro en 1959.

Desde mediados de la década de 1980, los siniestros de esa aerolínea se han acentuado considerablemente, convirtiendo a Cubana de Aviación en una de las más peligrosas del mundo, en especial si se tiene en cuenta su limitada flota y reducido número de vuelos, en comparación con otras compañías latinoamericanas y globales.

Tanto Cubana como Aerocaribbean, que operaba vuelos chárter a nivel regional y en los últimos años se ha encargado de los viajes nacionales, son evitadas por los pasajeros. Cualquier otra opción es más confiable, sobre todo tras el accidente de mayo de 2018, donde perdieron la vida 112 de las 113 personas a bordo; una tragedia cuyas causas salieron a la luz, revelando los serios problemas de seguridad que probablemente jugaron como denominador común en siniestros anteriores.

Ocho de los mayores accidentes de la aeronáutica civil cubana ocurrieron en la década de 1990, coincidiendo con el denominado “Período Especial”, un lapso de profunda crisis económica para la Isla. La mortalidad fue elevada, sumando un total de 222 víctimas fatales. Tres de esos siniestros no dejaron sobrevivientes y en varios murieron ciudadanos extranjeros.

Se desconoce si Cubana de Aviación fue demandada por cuestiones relacionadas con la violación de protocolos de seguridad. En aquellos años no había Internet y el régimen castrista mantenía un férreo monopolio sobre las comunicaciones.

Entre las causas que provocaron buena parte de dichos accidentes figura “la impericia de la tripulación” y la reutilización de aviones dañados, como el que cayó en la Fosa de Bartlett tras despegar del aeropuerto de Santiago de Cuba, el 11 de julio de 1997. Según un artículo publicado por Radio Televisión Martí, esa nave había sobrevivido a una explosión de granada durante un intento de secuestro para escapar a Estados Unidos.




Archivo Cuba: Régimen cubano debe indemnizar a familiares de víctimas de accidentes aéreos

Familiares de las víctimas del accidente aéreo de La Habana (Foto: AP)

MIAMI, Estados Unidos. – El proyecto Archivo Cuba, iniciativa que documenta las cifras vinculadas a fallecimientos y tráfico de personas en la isla, ha solicitado a los países que forman parte de tratados internacionales de aviación civil que emiten sanciones contra La Habana por el impago a los familiares de víctimas de accidentes aéreos.

En su informe “Cuba viola el derecho internacional al no indemnizar por accidentes de aviación civil”, Archivo Cuba da cuenta de cómo la práctica de no compensar a las familias de las víctimas se ha hecho extensiva a lo largo de décadas.

“A los gobiernos mundiales, que impongan sanciones a Cuba hasta que pague la compensación requerida por las víctimas de todo accidente ocurrido a partir de la entrada en vigor del Convenio de Montreal (1999), que emitan alertas de viaje urgentes para advertir a sus ciudadanos”, pide Archivo Cuba en el documento.

Hasta 1999, las líneas aéreas cubanas estaban obligadas por la Convención de Varsovia y el Protocolo de La Haya a compensar a las víctimas de accidentes de aviación civil. Sin embargo, el Convenio de Montreal de 1999 es aún más específico sobre el asunto de la indemnización. Fue suscrito por Cuba el 28 de mayo del 1999, ratificado el 14 de octubre del 2005, y entró en vigor el 13 de diciembre del 2005.

“Cuba está obligada a indemnizar a los familiares de al menos 180 fallecidos a partir de la entrada en vigor del Convenio de Montreal (diciembre 2005). De los siniestros conocidos desde entonces, esto incluye a 112 fallecidos el 18 de mayo 2018 más 68 pasajeros (40 cubanos y 28 extranjeros de diez nacionalidades) de un vuelo de Aerocaribbean de Santiago de Cuba a La Habana que cayó sobre la ciudad de Guasimal, Sancti Spíritus, el 4 de noviembre de 2010. En esa ocasión, Cuba informó que la causa había sido hielo en las alas y un error del piloto”, señala Archivo Cuba.

El grupo también solicita a los países que viajan a Cuba que se mantengan al tanto de los problemas de seguridad y falta de cumplimiento con sus obligaciones por parte de los transportistas aéreos cubanos y que exijan a líneas aéreas bajo su bandera que prohíban su participación en maltratos por motivos políticos contra pasajeros de cualquier nacionalidad.

“El Convenio también permite establecer responsabilidad adicional basada en daños comprobados por encima del importe de DEG 113,100 por negligencia del transportista u otro acto ilegal u omisión del transportista o sus representantes o agentes. En general, los reclamos deben presentarse dentro de los dos años posteriores al siniestro. Asimismo, el Convenio requiere que las líneas aéreas de los Estados firmantes tengan seguro de responsabilidad adecuado.”

El proyecto concluye que la tasa de accidentes aéreos en la isla es muy elevada en comparación con el número de vuelos.

“No sin razón, las líneas cubanas están entre las peores clasificadas del mundo entero en torno a seguridad y servicio”, precisa el informe.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




IACC ordena suspender la explotación de seis aviones de Cubana

Pasajeros abordando un avión Antonov 158 en Cuba (Archivo)

MIAMI, Florida.- El Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) ordenó la suspensión operacional de seis aviones rusos modelo AN-158 de la flota de Cubana de Aviación para evitar “la ocurrencia de accidentes o incidentes graves”.

Una copia de la resolución donde se ordena poner fin a la explotación de los aparatos, comprados entre 2013 y 2014, fue publicada en la página de Facebook Aviación en Cuba.

La orden fue firmada el 30 de abril por el presidente del IACC, general de brigada Armando Daniel López, y entró en vigor el pasado 3 de mayo.

La medida afecta los servicios de pasajeros, carga y correos, en incluirá una “vigilancia continua” de las condiciones operativas de los aviones.

“Desde el comienzo de la explotación de las referidas aeronaves y de manera permanente se ha detectado en una u otra aeronave indistintamente la ocurrencia de fallos en sistemas complejos formados por componentes mecánicos, eléctricos, hidráulicos, así como en algoritmos de trabajo de las computadoras y bloques de control y medición de las aeronaves, en las cuales el fabricante está trabajando para ejecutar modificaciones, mejoras, ajustes y cambios en los programas de mantenimiento”, dice la Resolución 18/18.

“Del mismo modo existen evidencias de errores de diseño y fabricación en la estructura de estas aeronaves, tales como serios problemas en el sistema de mando y controles, rajaduras en la cuaderna de fuerza número 18 de la aeronave CU-T1714”, detalla además el documento.

Otras razones incluyen que “en los últimos tres meses se ha detectado un incremento en la temperatura de trabajo de los motores D-436 de todas las aeronaves, motivando una comunicación del fabricante para detener la explotación de los motores de la aeronave CU-T1716. Este defecto fue encontrado en la gran mayoría del parque de estos motores, cuestión que imposibilita la operación de estas aeronaves”.

“La falta de aseguramiento de componentes de estas aeronaves” ha sido otro factor para que el IACC decidiera suspender su explotación, arroja el documento.

Los aviones AN-158 son una versión del AN-148, diseñados ambos en Rusia y fabricados en Ucrania.