Siete muertos y muchos afectados por tomar alcohol metílico en La Habana

Los primeros casos de intoxicación con metanol aparecieron en horas de la tarde del domingo. Los intoxicados son de La Lisa y San Agustín

LA HABANA, Cuba, 31 de julio de 2013, Augusto César San Martín/ www.cubanet.org.- Siete  muertos y 41 intoxicados convalecientes, de ellos 6 de gravedad, es el saldo de  una intoxicación masiva por el consumo de  alcohol metílico en los municipios capitalinos de La Lisa y San Agustín.

Los nombres de siete fallecidos son: Guillermo Duvergel Cervantes, de 51 años, Maritza Castiñeiras Rodríguez (48), Juan Carlos Berrier (39), Jesús Crespo  Peña (48), Salvador Sánchez Peña (48), Iván Santovenia Crespo (37), José Betancourt Orta (58).

Los primeros casos de intoxicación comenzaron en horas de la tarde del domingo, con un incremento gradual en la noche.

Los intoxicados están ingresados  en los hospitales Clínico Quirúrgico, Manuel Fajardo y Calixto García; en este último, según las autoridades médicas y administrativas consultadas, se  encuentran los casos más críticos y los fallecidos.

Las causas del envenenamiento se deben a la venta de alcohol metílico en una casa del reparto Novoa,  Consejo Popular Balcón Arimao, en el municipio La Lisa.

Según pacientes intoxicados que se encuentran en observación en la sala P, del Hospital Clínico Quirúrgico, el  alcohol está diseminado por varios lugares del municipio La Lisa y los alrededores.

El paciente internado en la cama 16 de la sala P, quien declinó ser mencionado por su nombre, alegó que con frecuencia compraba alcohol en ese lugar.

“El alcohol contaminado no es el de la señora que vende, es el del hermano… Es un alcohol que se robaron en el aeropuerto y los están vendiendo por allá (La Lisa)”, explicó.

Según una nota  del Ministerio de Salud Pública (MINSAP)  hecha pública en el noticiero del mediodía de la televisión cubana, la responsable de la venta alegó que “el alcohol se lo habían suministrado dos ciudadanos que trabajan en Instituto de farmacia”.

La acompañante de uno de los pacientes que solicitó anonimato, declaró que la responsable de la venta se encontraba en estado de gravedad debido a un infarto cardiaco. Agregó la fuente que, según datos de la policía que investiga los hechos, el hermano de la vendedora fue quien agregó el alcohol etílico a la venta ilegal.

Otro de los pacientes con residencia en el municipio San Agustín, declaró le habían regalado una “media botella” del alcohol que lo intoxicó.

La nota del MINSAP alerta sobre los síntomas de la intoxicación con alcohol metílico utilizado como reactivo en los laboratorios.

[fbcomments]