El Padre José Conrado: "No me voy a callar ni mi voz va a faltar"

El párroco de la Iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús, en Santiago de Cuba, la Iglesia no puede callarse en Cuba, un país donde –en sus palabras– la gente teme hablar, y el que lo hace, se compromete de manera peligrosa.

El sacerdote católico José Conrado Rodríguez dijo al diario argentino Ambito Financiero que no ve su próximo traslado a la parroquia rural de El Cristo como una manera de callarle, pues -según dijo– no se piensa callar.

“Es una práctica normal. La lectura que hacen los cubanos del exilio y disidentes en la isla es que me impusieron una manera de callarme. Yo no lo veo así; esto no significa que me hayan neutralizado. Decía el Dante que en el Noveno Círculo estaban los que no se comprometían en tiempos de crisis y conflicto. Soy uno más, pero aunque mi voz sea un murmullo no me voy a callar ni mi voz va a faltar”, aseguró.

Acerca del diálogo entablado el año pasado entre la jerarquía católica y el gobierno cubano, el padre Conrado lamentó que, aunque se logró una deportación de presos políticos, “no basta con la deportación de disidentes, hay que respetar las diferencias mediante el diálogo. El Gobierno quiere arreglarse con la Iglesia pero sin que eso signifique respetar el problema de base.”

Rodríguez, actual párroco de la Iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús, en Santiago de Cuba, manifestó que la única posición justificable de la Iglesia frente a los poderes políticos es el respeto a los derechos humanos y que en Cuba “el problema es que hay un Gobierno, un poder, que irrespeta los derechos fundamentales.”

El autor de varias cartas críticas a los hermanos Castro opinó que la Iglesia no puede callarse en Cuba, un país donde –en sus palabras– la gente teme hablar, y el que lo hace, se compromete de manera peligrosa.

TOMADO DE MARTI NOTICIAS (http://www.martinoticias.com/noticias/Jose-Conrado–el-problema-de–128318093.html)

[fbcomments]