Yara sí, Granma no

Yara sí, Granma no

Yara significa progreso y Granma fuente de males y miseria. Yara simboliza la gloria de nuestros libertadores y Granma la infamia de nuestros opresores

Yara
Yara. Foto periódico La Demajagua.

LA HABANA, Cuba,- Cuando en 1976 el régimen castrista cambió el mapa político de Cuba, dividiendo las seis tradicionales provincias en 14 —más tarde, en 2011, las volvió a restructurar para crear 15— una de ellas recibió el nombre de un yate: Granma, en el que arribó el tirano Castro en 1956. Una embarcación que solo trajo dolor, hambre y muerte al pueblo cubano, pues una vez los tripulantes que llegaron a bordo de ese yate tomaron el poder se adueñaron del país, e impusieron una tiranía totalitaria siguiendo el modelo aplicado por Stalin en la otrora Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Han pasado más de seis décadas del arribo del yate Granma, y tras la toma del poder en 1959 el resultado para Cuba ha sido de más de 7 899 asesinatos en el paredón y en ejecuciones extrajudiciales, incluyendo niños. Decenas de miles de cubanos han sido, en uno u otro momento, encarcelados, todavía hoy continúa el horror del presidio político.

Miles de cubanos han sido detenidos y muchos de estos fueron sometidos a torturas; actualmente se sigue torturando a los opositores que son detenidos en la Isla. Más de dos millones de cubanos están dispersos por el mundo, forzados a salir del país para buscar en otras tierras la libertad que no encontraron en la suya.

Los cubanos siguen escapando del infernal sistema castrista, mientras, los que quedan dentro de la sla son sometidos al feroz yugo del totalitarismo, se les violan constantemente sus más elementales derechos humanos, viven en condiciones miserables, con escasez y hambre; y perciben salarios que no alcanzan para comer al tiempo que una casta minoritaria usurpa el poder —esos que vinieron en el fatídico yate y sus familiares e íntimos allegados— y se enriquece a costa de la explotación de los trabajadores cubanos.

Granma solo representa para el pueblo cubano muerte, opresión y miseria. Indigno es que una provincia lleve el nombre de la embarcación en la que arribó la magna tragedia que agobia a nuestro pueblo.

La zona, mal llamada Granma, queda a un área de la Isla de Cuba en donde ocurrieron transcendentales hechos gloriosos de nuestra historia. Por aquella zona nació el germen de la independencia y la libertad de Cuba en el 1868. En ese espacio territorial están Bayamo, La Demajagua, Yara, entre otros lugares, íconos en la historia de las guerras de independencia.

En Yara, un poblado de esa provincia, tuvo lugar el primer combate por la libertad y la independencia de Cuba. La forja de una república bajo un marco de democracia, como lo expresa aquel manifiesto promulgado por el Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, el 10 de octubre de 1868: “Nosotros consagramos estos dos venerables principios: nosotros creemos que todos los hombres somos iguales: amamos la tolerancia, el orden y Ia justicia en todas las materias; respetamos las vidas y propiedades de todos los ciudadanos pacíficos, aunque sean los mismos españoles, residentes en este territorio; admiramos el sufragio universal, que asegura la soberanía del pueblo…”

Bajo estos principios comenzaron las guerras de independencias que dieron lugar a que un 20 de mayo de 1902 se instaurara la República de Cuba. Aquella república se fundamentaba en la libertad y la democracia para todos sus ciudadanos.

No negamos que tuviera sus imperfecciones, pero estas nunca justificarán la imposición de una tiranía y la usurpación del poder de quienes pretenden oprimir y esclavizar al pueblo. Al fin de cuentas, toda obra humana presenta imperfecciones, pero también en sana democracia y con sabia justicia se reparan en paz los males, errores y problemas que aquejan a la sociedad cuando esta vive en libertad y respeto a los derechos humanos.

El progreso de Cuba bajo la República, tiempo en el que la Isla llegó a tener los más altos niveles de desarrollo, comparado con otros países de Latino América, se ha visto reducido a cenizas durante la era castrista.

Comparemos brevemente lo que nos trajo Yara durante la República con lo que nos impuso Granma algunos años después: Cuba se convirtió en la primera productora de azúcar del mundo; para 1958 el país produjo 5 613 823 toneladas, en un total de 161 ingenios azucareros. Actualmente, bajo la dictadura castrista, en la zafra 2019-2020 el régimen solo ha podido producir 1.7 millones de toneladas de azúcar, y solo quedan en operación 17 molinos azucareros. Una cifra muy por debajo de la producción del país a los ocho años de instaurada la República, en 1910, con 1.8 millones de toneladas.

Para 1958 Cuba tenía 5.8 millones de cabezas de ganado, a razón de casi una res por habitante, ya que la población en ese entonces era de unos 6 millones de cubanos. Hoy día hay una grave escasez de carne en el país porque la ganadería está seriamente mermada y deteriorada.

El nivel de salario per cápita promedio del país, en el año 1958, era de 356 pesos, el tercero más alto en América Latina, por detrás solamente de Venezuela y Uruguay. El peso cubano equivalía al dólar (1 peso = 1 dólar), y ambas monedas circulaban a la par en todo el país.

Hoy, bajo el mando castrista, el salario per cápita promedio es de 875 CUP o moneda nacional, pero 25 CUP (peso nacional cubano) equivalen a un dólar estadounidense. Convertido el CUP al dólar, el salario de trabajador promedio hoy en Cuba es de 35 dólares al mes. Una suma de dinero que no alcanza para la canasta alimentaria de los cubanos, dado el altísimo nivel de precios con que el monopolio del estado vende sus productos al pueblo.

La escasez y la pobreza, además de la conculcación de sus libertades, son una constante en el diario vivir de los cubanos. Eso, entre otros muchos males, fue lo que trajo aquel grupo de malandros que llegaron al país en un yate llamado Granma.

Luego, resulta en un insulto al pueblo cubano haber nombrado una provincia con el nombre de la embarcación en la que arribaron los causantes de la muerte, la opresión, y la miseria del pueblo cubano.

Yara representa el inicio de la libertad que nos trajo progreso a Cuba del 20 de mayo 1902 hasta el 1ro de enero de 1959. Y si males hubo en la república, los reconocemos; pero para los cubanos Yara representa libertad, sin embargo, Granma representa opresión.

Yara significa progreso y Granma fuente de males y miseria. Yara simboliza la gloria de nuestros libertadores. Granma la infamia de nuestros opresores. No más Granma. A voz de pueblo, en honor y gloria a nuestros mambises, llamémosle Yara. Provincia de Yara. ¡Yara Sí, Granma No!

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Sergio Ramos

Abogado. Reside en Puerto Rico

[fbcomments]