Los tatuajes de Olivera

Los tatuajes de Olivera

Un poemario de reciente aparición defiende el verso político y también habla de la inmortalidad

 

Jorge Olivera- Foto de Victor Dominguez
Jorge Olivera- Foto de Victor Dominguez

LA HABANA, Cuba, febrero -El libro Tatuajes en la memoria nos impone una lectura diferente a los anteriores poemarios de Jorge Olivera Castillo. No por un mayor nivel cualitativo, novedad temática  ni jerarquía estética, sino por la búsqueda y aporte de nuevos y más profundos matices, que complementan la totalidad poética de un enriquecedor y amplio recorrido por la sensibilidad humana en diversos tonos discursivos.

Publicado por el Pen Checo y People in Need (2014), estos tatuajes grabados por Olivera nos muestran  ese sedimento vital que portamos a través de la vida, y que convertido en arte, nos suelta en el poema como si nos adentráramos en un mar de sensaciones e imágenes  que conmueven e iluminan desde cada texto.

Poesía vigorosa, sutil o íntima como el tema y la inspiración lo exijan, los poemas que conforman la realidad de unos tatuajes grabados en la piel y en la memoria, pese a sutiles o recrudecidas transformaciones, son a la vez el mismo y un nuevo paisaje en la poética de Olivera.

El estilo, la forma y el tono, convertidos en dóciles herramientas en la voz del poeta, ahondan, sacan a la superficie, aceleran o ralentizan todo un caudal de vivencias y sensaciones que, como en el río pintado por Heráclito, nadie se baña dos veces aunque se sumerja en las corrientes del poema en miles de ocasiones.

La estancada y marginadora realidad política en que se hunde Cuba, el derrumbe de los paradigmas  sociales, la caída en picada de los valores éticos sometidos a imposiciones ideológicas y económicas deshumanizantes, son temas y parte del escenario donde el bardo canta con similares instrumentos a la vida y al amor.

En la primera parte del poemario, desde el verso inicial, Olivera nos ubica en un contexto donde el tono directo, alternado con el símil o la metáfora, nos da la panorámica de un escenario, que sin una confrontación bélica tradicional, nos ubica en un país sumido en una guerra moral, a muerte, dentro del propio bando:

La vida es un simulacro de guerra.(…) /Y al otro lado la envidia nos apunta

A los pechos desnudos./Esto parece la tercera guerra mundial/(Sobreviviremos)

“Teatro de operaciones”

Asimismo, en el propio entorno y primera parte del libro, Olivera critica, cuestiona y revela en tonos conceptuales, irónicos o abiertamente contestatarios desde el ropaje poético, la permanencia del gobierno  en el poder, las promesas incumplidas, el endiosamiento dictatorial y la vanidad de las autoridades del país.

Poemas como Revolución, Marxismo-Leninismo, Desequilibrios, Despotismo y Residencia de los caudillos, entre algunos que dan una amplia panorámica de la corrupción, el rencor, la soberbia,  la utopía fracasada, y la represión que impide la normalidad en el país, son muestras de que la visión del escritor se acentúa, perfila, y arroja nuevos datos o matices sobre la recurrente realidad de la nación.

Pero no todo es deprimente o corrosivo en el trascurso de Tatuajes en la memoria. También la esperanza, los sueños, el honesto vivir y el amor dejan huellas  imperecederas en el imaginario y las vivencias físicas y emocionales de un pueblo al que siempre lo caracterizó el buen humor y la entrega por los demás.

En la segunda parte del libro, un texto resume la unidad conceptual del amor como simiente y cima de la inmortalidad, junto a otros poemas que en esta sección van entretejiendo, en miradas únicas o múltiples, todo lo que el humano puede dar y recibir para permanecer, más allá de gobiernos y tribulaciones del azar.

Aclaración

 Inmortal no es el caballo de plata/Que trota sobre los anillos de Saturno/Y deja un rastro de luna con su cola./Inmortal eres tú/ Encerrada en este círculo de versos/Que se yerguen como lanzas/Apuntando hacia el cielo.

Luego de esta metafórica y contundente apreciación de la inmortalidad, quienes accedan a unos Tatuajes en la memoria grabados en poemas como Audacia, Detalles, Resolución, Intimidad, Urgencias y Fiebre, podrán acabar de entender  que nada nos eleva  y hace permanecer tanto como el amor en sentido general.

[email protected]

 

 

Acerca del Autor

Víctor Manuel Domínguez

Víctor Manuel Domínguez

Periodista independiente. Reside en Centro Habana. [email protected]

[fbcomments]