1

Lo último sobre la zafra azucarera: ahora la dirigirá el PCC

zafra azucarera Cuba

LA HABANA, Cuba.- Ya la maquinaria del poder en Cuba no sabe qué hacer ni qué decir acerca de la actual zafra azucarera que está llegando a su final. Todo hace indicar que será una campaña parecida o incluso inferior a la del pasado año 2021, cuando el país apenas pudo llegar al millón de toneladas de azúcar, una de las producciones más bajas en la historia de la industria azucarera en la isla.

En verdad, hace ya varios años que las autoridades implementan una maniobra tras otra con el objetivo de revivir un sector que antaño fue orgullo de la nación. Primero fueron las continuas visitas que José Ramón Machado Ventura, entonces el segundo hombre de la nomenclatura castrista, les realizaba a los centrales azucareros de todo el país. Visitas en las que Machado, médico de profesión y agrónomo improvisado, arengaba a los agricultores para que cosecharan cañas más gordas, que contuviesen más azúcar, y a la industria para que moliera la gramínea con más eficiencia. Y a la postre, Machadito se fue y la zafra azucarera continuó siendo caótica.

Hacia septiembre del pasado 2021 se daba a conocer que el grupo empresarial Azcuba aplicaba un cambio de estructura con el propósito de mejorar la gestión del sector azucarero. La nueva estrategia consistía en eliminar las empresas provinciales del azúcar, y convertir a cada central en una empresa independiente, con el objetivo de acercar las decisiones que se tomaran a los lugares donde tenía lugar el proceso productivo. Mas, al parecer, el cambio de estructura no era suficiente para poner fin a la debacle.

Así las cosas, a principios del actual 2022 se produjo un encuentro del mandatario Miguel Díaz-Canel Bermúdez -reseñado en sendas ediciones del periódico Granma los días 8 y 9 de febrero- con las autoridades de las provincias de más peso en la producción de azúcar en el país.

En este convite, además de ponerse de manifiesto los problemas objetivos que afectaban la zafra, como la falta de caña, la carencia de medios de transporte para el traslado de la caña a los centrales, y las roturas que se presentan en estos últimos, afloró la indisciplina que abunda entre todos los trabajadores del sector, lo mismo los de la agricultura que los de la industria.

El desaprovechamiento de la jornada laboral, el incumplimiento de las normas técnicas en el corte de la caña, la no presencia en los cañaverales de los jefes de brigada, así como las ausencias al trabajo de muchos especialistas que laboran en los centrales azucareros, son entre otras algunas de las anomalías que inciden en el pobre desempeño de esta rama de la economía.

Ante semejante estado de cosas, la jerarquía castrista ha optado, como último recurso para “salvar” lo que queda de la actual zafra, por ideologizar la campaña azucarera.

En una reciente reunión con los jefes del gobernante Partido Comunista de todas las provincias, el segundo hombre en la nomenclatura partidista, y sustituto de Machadito Ventura en estos trajines, Roberto Morales Ojeda, apuntó que “el papel del Partido es, desde el espacio que le corresponde, movilizar, exigir, controlar; es inconcebible que a estas alturas de la zafra se esté hablando de problemas de carácter organizativo y de disciplina; y los primeros secretarios del Partido en las provincias y municipios, sin ocupar el papel de Azcuba ni de los gobiernos, tienen que darle un seguimiento de día y de noche a la zafra”.

Según estimaciones, es muy probable que este año la producción nacional no pueda cumplir con las 500 mil toneladas de azúcar para cubrir la cuota normada que se oferta mediante la libreta de racionamiento. De momento, la cuota mensual de azúcar se ha ido entregando parcialmente en las bodegas, a medida que transcurre la agónica llegada del producto.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.