La zafra azucarera no cumplirá el plan, una vez más

La zafra azucarera no cumplirá el plan, una vez más

Artemisa, Mayabeque, Villa Clara, Camagüey y Granma, por los grandes atrasos acumulados, seguramente serán las responsable directas de que AZCUBA vuelva a incumplir la producción planificada

central azucarero_Cuba1LA HABANA, Cuba. -El Grupo Empresarial AZCUBA, durante la zafra 2013-2014, de una meta de 1,8 millones de toneladas de azúcar solo pudo producir, a duras penas, 1,6 millones. Buscando no repetir los incumplimientos, en septiembre de 2014 AZCUBA dio a conocer  un conjunto de medidas dirigidas a lograr una producción de 2 millones de toneladas de azúcar, es decir, 400 000 toneladas por encima de las producidas en la zafra precedente.

Entre las principales pautas a seguir, se determinó que los cortes y la molida se iniciaran a finales de noviembre. Se dijo, además, que para garantizar la caña a moler estaban listas para el corte y tiro 450 944 hectáreas  de cañaverales, con un aprovechamiento cercano a las 47 toneladas por hectárea, mientras que el rendimiento potencial previsto para la presente zafra estaría cercano al 11, 55% por cada 100 toneladas de caña molida.

Uno de los primeros contratiempos fue la disminución en la cifra de centrales. De los 52 planificados, solo 50 se pusieron en marcha.

Luego de iniciada la zafra el 30 de noviembre de 2014 en las provincias de Mayabeque, Artemisa y Cienfuegos, en 140 000 hectáreas sembradas de caña se comenzó a aplicar el madurador no estresante Fitomás M, que no provoca afectaciones fisiológicas  ni daños colaterales a los cultivos colindantes.

Para cumplir con la meta fijada, AZCUBA destinó 15 millones de dólares para la importación de equipos destinados a la recuperación de canales, sistemas de riegos y caminos. Con esa inversión se pudo garantizar el regadío de 107 300 hectáreas de caña, las cuales reportarían rendimientos potenciales cercanos a las 78 toneladas por hectárea.

Para garantizar el tiro directo de caña fresca a los basculadores de los centrales, se anunció que se disponía de 3 456 remolques de 20 toneladas,  84 camiones Kamaz remotorizados con dos remolques, 287 camiones sin remolques, mientras que en siete ingenios se incorporaron 250 carretas movidas por tractores.

Los incumplimientos de la zafra 2013-2014 fueron atribuibles en gran medida al bajo índice reportado de la norma potencial, que no rebasó el 60%, bien distante del 78% planificado. Esto fue resultado del excesivo tiempo perdido por roturas, interrupciones operacionales y las lluvias.

AZCUBA se propuso que estos problemas no se repitieran. Al finalizar noviembre de 2014, anunció que el 80% de los centrales que participarían en la zafra habían concluido satisfactoriamente sus reparaciones y que sus molidas estaban garantizadas por encima de los 80 días.

Otro elemento a favor para que el plan de azúcar se cumpliera sin mucho contratiempo es que, de los 50 centrales que finalmente entraron en zafra, 12 tienen una capacidad potencial de producción por encima de las 80 000 toneladas. Entre ellos se destacan los colosos Antonio Guiteras, de Las Tunas; y Uruguay, de Sancti Spíritus.

La provincia Villa Clara, con sus ochos centrales, es la mayor productora de azúcar del país. Sin embargo, en la pasada zafra, de una meta de 219 888 toneladas, solo produjo 195 700,  el 89% del plan. El incumplimiento fue atribuido al  tiempo perdido por problemas fabriles, las lluvias y los consiguientes atrasos en la llegada  de la caña a los basculadores. Esto incidió en que, en su conjunto, la molida no rebasara el 60%.

Un elemento que a todas luces fue positivo para la obtención de la mayor cantidad de azúcar por tonelada de caña molida, reportado al inicio de la presente zafra, fueron las bajas temperaturas registradas en los meses de diciembre, enero y febrero, unido a la carencia de lluvia, algo típico de esos meses (el llamado período seco), lo que facilitó el tiro de la caña a los centrales.

Cuando la llamada “zafra chica”  terminó en diciembre, los resultados de la mayoría de los indicadores fueron altamente positivos.

Al finalizar marzo, la producción de azúcar era muy superior a la alcanzada en  la zafra precedente en ese mismo período de tiempo.

Han  transcurridos seis meses desde los primeros pitazos que anunciaron el inicio de la zafra. El 13 de abril la prensa oficial  anunció que Sancti Spíritus era la primera provincia que cumplía su compromiso. El día 27 informó que Ciego de Ávila también cumplía su plan. Pero todavía se está a la espera de que anuncien a cuánto se elevó el monto del azúcar producido por estas provincias y las otras 11 responsabilizadas con producir las dos millones de toneladas.

De los 50 centrales que participan en la zafra, de acuerdo con el trabajo de la periodista del Granma Arianna Ceballos González, titulado “Hacer en esta etapa el máximo esfuerzo”, solo han cumplido sus planes de producción los centrales Boris Luis Santa Coloma, de Mayabeque; René Fraga, de Matanzas; 14 de Julio y Antonio Sánchez, de Cienfuegos; Melanio Hernández y Uruguay, de Sancti Spíritus; Ciro Redondo y 1ro. de Enero, de Ciego de Avila; Siboney, de Camaguey; Majibacoa, de Las Tunas; Urbano Noris, de Holguín,  y Enidio Díaz, de Granma. Por otra parte, terminaron la faena  sin logran su meta los centrales Argentina, Loynaz Hechavarría y Bartolomé Masó.

El mes de abril terminó con solo doce centrales cumplidores y tres que no llegaron a la meta. Quedan 35  en plena faena. Con la llegada adelantada de las lluvias de primavera, que de manera torrencial cayeron en los últimos días de abril, resultará bastante difícil que puedan cumplir con los planes de entrega de azúcar.

El cumplimiento de las 2 millones de toneladas se complica. De los 12 centrales con capacidad potencial de 80 000 toneladas, solo han cumplido sus respectivos planes los ingenios Urbano Noris, Majibacoa, Uruguay y Ciro Redondo. En conjunto, el 30 de Noviembre, en Artemisa; el Mario Muñoz, en Matanzas; el Batalla de Las Guásimas, en Camagüey; el Amancio Rodríguez, de las Tunas, y Grito de Yara, en Granma, la molida ronda el 66%  de un plan de 72%. El atraso es atribuible a las constantes afectaciones en el proceso fabril y la baja entrega de caña a los basculadores, lo que ha provocado un desproporcionado aumento del tiempo perdido. Esto se ha reflejado negativamente en la producción de azúcar, que al finalizar abril marchaba solo al 87% de lo planificado.

Debido al poco aprovechamiento de los meses de mayor potencialidad productiva  (diciembre, enero, febrero y marzo) se arriba a mayo con 11 provincias  que no han cumplido sus respectivos planes.

Artemisa, Mayabeque, Villa Clara, Camagüey  y Granma, por los grandes atrasos  acumulados, seguramente serán las responsable directas de que AZCUBA vuelva a incumplir la producción planificada para la presente zafra.

A diferencia de lo que ocurre en Cuba,  en otras naciones productoras de azúcar de caña como Brasil, República Dominicana, México, Perú, Colombia, Guatemala y los Estados Unidos (Florida, Luisiana y Hawái) las zafras no duran más de cuatro meses. Se inician los cortes a finales de noviembre y, antes de concluir marzo, la mayoría de los centrales ha terminado la molida. Es precisamente en este período cuando se dan las condiciones climáticas más favorables que contribuyen a la maduración de la caña.

En los países mencionados, la actividad de los centrales es  rentable por el alto rendimiento de azúcar obtenido por cada 100 toneladas de caña molida. En consecuencia, las ganancias son altamente favorables  tanto para los dueños de los ingenios como para los trabajadores.

Se obtienen buenos resultados porque tienen bien engrasado el entramado agrícola e industrial, eso les garantiza zafras estables sin tener que prolongarlas más allá del tiempo fijado, lo que les acarrearía grandes pérdidas.

origenesmadiba@gmail.com

[fbcomments]