La “ofensiva cultural” es ahora en formato digital

La “ofensiva cultural” es ahora en formato digital

Otra arista de la censura y la manipulación en Cuba

Fernando Rojas (Cubadebate)

LA HABANA, Cuba.- El acto de entrega de libros y productos digitales a las instituciones culturales de Cuba fue una de las actividades principales de la XXVII Feria del Libro y estuvo presidida por Fernando Rojas el 7 de febrero en la Fortaleza de la Cabaña de La Habana, sede principal del evento. El viceministro de Cultura destacó la dedicación al proyecto del intelectual Víctor Fowler y Luis Morlote, vicepresidente primero de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Los dirigentes homólogos de la Unión de Artistas Escritores de Cuba (UNEAC), la UPEC y otras instituciones asistieron a la pequeña sala para arropar la ofensiva cultural-ideológica, sin el conocimiento de las miles de personas que deambulaban en el recinto ferial.

Fernando Rojas expresó que no se trata de prohibir ni censurar, sino “basarnos en las nuevas tecnologías, pero con una actitud cultural, en pos de la cultura, en pos del mejoramiento humano”. Manifestó la coincidencia de que el día antes se realizó en Washington la primera reunión de la Fuerza Operativa en Internet establecida en el Departamento de Estado, siguiendo la nueva política hacia Cuba del presidente Trump; que los compendios no se hicieron por eso, pero ahora venían muy bien.

Asimismo informó detalladamente a los dirigentes presente que se entregarían discos grabados con música cubana, jazz y rock, narrativa, literatura de pensamiento, poesía y videocasetes con conciertos, para ser utilizados por sus instituciones. Al finalizar la presentación debieron recoger y firmar como recibido. Además, se distribuirán a las instituciones provinciales y municipales, las casas de cultura, las bibliotecas, los Joven Clubs, los centros de Internet, y a corto plazo a niveles locales.

La premura para procurar atraer a la población se constata también en la insistencia informativa de los medios sobre el “proceso de informatización de la sociedad” en 2017 y los planes para 2018, aunque se mantiene el control del Gobierno al acceso a Internet y su casi inexistencia en los hogares y teléfonos móviles, así como la represión a los periodistas y blogueros independientes. En tal sentido exaltan los servicios a través de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), Empresa Nacional de Software (Desoft), y plataformas como Ecured, Infomed, Cubaeduca que incluye el paquete “Pa’ que te eduques”, una compilación de recursos de software, audiovisuales, libros, películas y música; la plataforma de blogs cubanos Reflejos, con Ludox, un portal dedicado al entretenimiento a través de los videojuegos. “Es, sin dudas, una puerta a una industria que bien podría aportar dividendos al país si se impulsa todavía más su desarrollo, y en la que el Joven Club de Computación y Electrónica, así como los Estudios de Animación del ICAIC, tienen un papel preponderante”, según el artículo ¿Cuánto avanzó Cuba en el proceso de informatización de la sociedad el pasado año? ¿Qué retos tiene hoy este campo?, periódico Juventud Rebelde, 7 de febrero.

La XXVII Feria del Libro, de 1-11 de febrero en La Habana y por provincias hasta el 13 de mayo en Santiago de Cuba, se ha dedicado a homenajear prolíferamente al historiador Eusebio Leal, quien parece rebasó una grave enfermedad, y a China. Sin embargo, La presencia de Fidel Castro y la continuación del general desbordan por doquier, junto a la amplia carga de libros político-ideológicos y de autores muy vinculados al Gobierno, sus instituciones y premios.

La gran afluencia de público a la Fortaleza de La Cabaña, recinto principal en la capital, exhibida internacionalmente como muestra de avidez por la buena lectura, continúa siendo un viaje turístico a la cubana, por el excepcional buen transporte, la belleza del paisaje, los aparatos de diversión para los niños y las amplias ofertas de alimentos, los juguetes artesanales a precios razonables, las actividades culturales y los libros infantiles. Entrevistados por el noticiero de televisión el 11 de febrero dijeron que la mayoría de las personas asistía en busca de un momento agradable con la familia y los libros pasan a segundo plano, pues en su mayoría no son atractivos. La periodista mencionó que el Observatorio Cubano del Libro ha recogido esas apreciaciones.

El Gobierno, a través de sus instituciones y las pseudo-ONG, pretende contrarrestar los blogs independientes a pesar de su limitado acceso, los paquetes semanales —grabaciones fundamentalmente de la televisión de Miami, videos musicales, novelas, quizás noticieros—, preferidos a la producción nacional y el desprecio a la propaganda sexagenaria, y los periódicos y los libros con temas poco atractivos y carga política.

La llamada batalla ideológica se procura ganar con las técnicas digitales —depuradas y controladas—, pues saben que prohibir y censurar estimula la búsqueda de la manzana y el rechazo a los materiales que pretender imponer sin éxito. Durante decenios se estimuló la enajenación mediante el consumo de ron “chispa’e tren” y el juego de dominó en las esquinas, que ahora deriva en droga y más juego a la “bolita”. La descomposición social se profundiza, nutrida por la imposibilidad de libre elección, participación y oportunidades.

[fbcomments]