La industria azucarera intenta levantar vuelo

La industria azucarera intenta levantar vuelo

El total de caña molida en un mes de zafra reportó un alentador estimado del 107%. De continuar con ese ritmo y esos resultados, es seguro que el plan de los dos millones de toneladas de azúcar que están previstos producir en la presente zafra se cumpla sin contratiempo

foto de archivo
foto de archivo

LA HABANA, Cuba. -El Grupo Empresarial AZCUBA, en el boletín del 24 de enero emitido por su Oficina de Comunicación Institucional, daba a conocer que estaban en plena faena 49 ingenios. Para completar los 51 contemplados en el plan de la presente zafra, se espera que a lo largo de febrero se incorporen los centrales Elpidio Gómez y Roberto Ramírez (este último tuvo que paralizar la molida a consecuencia de un incendio).

Los reportes de eficiencia de AZCUBA al cierre de enero daban cuenta de que la norma potencial se aprovechó en un 69,1% y que el rendimiento industrial (las toneladas de azúcar producidas por cada 100 toneladas de caña molida) fue superior en un 0.79% al año anterior y en un 0.77 al plan de la presente zafra.

Estos resultados han sido posibles porque se cuenta con suficiente caña y se le aplica a tiempo, maduradores y regadío. El tiro directo del cañaveral al basculador está por encima del 45%, lo que ha posibilitado la molida de caña fresca.

Todos estos elementos positivos han servido para amortiguar el incumplimiento del plan registrado hasta la fecha, y ha permitido que el plan de azúcar producido se cumpla al 96%, con el empleo de solo el 88% de la caña planificada. Los rendimientos estimados de la caña cortada han sido altos: más de 48 toneladas por hectárea.

Las incidencias que contribuyeron a que no se llegara al 100% de la producción de azúcar prevista para el mes de enero fueron atribuibles a los graves problemas confrontados en su desempeño integral por los centrales Perucho Figueredo y José María Pérez, de la provincia de Villa Clara, el coloso Amancio Rodríguez, de Las Tunas, el Julio Antonio Mella (que junto con el Dos Ríos, es determinante para el cumplimiento del plan de la provincia Santiago de Cuba) y el gigante Brasil (antiguo Jaronú), ubicado en el municipio Esmeralda, provincia de Camagüey.

Luego de 6 años de inactividad, el central Brasil fue sometido una reparación capital en la que se invirtieron 1 360 000 dólares. Se esperaban buenos resultados en la arrancada de la zafra, pero ha ocurrido todo lo contrario.

El central Brasil, junto al Batalla de las Guásimas, del municipio Vertientes, están comprometidos con el 54% del azúcar que tiene producir Camagüey en la presente zafra.

foto tomada de Internet
foto tomada de Internet

En estos 31 días de zafra, han sobresalido por su eficiencia en los cortes y el tiro directo de la caña y los mayores resultados integrales en el proceso fabril, en este orden, los centrales 14 de Julio, de Cienfuegos, Primero de Enero de Ciego de Ávila, Panchito Gómez Toro de Villa Clara, Melanio Hernández de Sancti Spíritus, Urbanos Noris de Holguín y Enidio Díaz de Granma. Dichos centrales fueron determinantes para que el azúcar producida este periodo esté por encima del 90% a pesar de la deuda pendiente que se arrastra desde enero por el bajo aprovechamiento de la molida (el cumplimiento del plan fue el 4,3% menos de lo que se debía haber producido).

AZCUBA planea para la presente zafra una molida superior al 70%. Para que los centrales sean eficientes y rentables hay que reducir el tiempo perdido provocado por roturas e interrupciones operativas, que se reflejan en la elevación de los costos.

Un día que se deje de moler significa una pérdida de 9 600 USD, además de la desorganización que provoca en la parte agrícola. Al no poder procesarse la caña que llega al central, se ven afectados los salarios de los trabajadores del campo y la industria.

El total de caña molida en un mes de zafra reportó un alentador estimado del 107%. De continuar con ese ritmo y esos resultados, es seguro que el plan de los dos millones de toneladas de azúcar que están previstos producir en la presente zafra se cumpla sin contratiempo. Pero esto solo será posible si se disminuyen los costos y se garantiza la calidad del azúcar producido. Para ello, en cada central deben hacer bien lo suyo.

origenesmadiba@gmail.com

[fbcomments]