1

Fidel Castro: “El pueblo entero está emigrando” 

Fidel Castro

LA HABANA, Cuba. – En octubre de 1955, vestido con un solemne traje negro, de cuello y corbata, Fidel Castro pronunció un acalorado discurso en el Garden Palm de Nueva York, en busca de dinero para su futura revolución y para “sacar por la fuerza a Batista”. Dijo:

“Los cubanos tienen que emigrar de su tierra, porque allí, honradamente, no se puede ganar el pan”. Y más adelante:

“Cada día son más los cubanos que llegan [a Estados Unidos], y las colas son interminables frente al Consulado americano; y cada día llegan amigos de tal pueblo. (…) El pueblo entero está emigrando; como Placetas, como Fomento, como Cienfuegos; y, para decirlo más brevemente, como Cuba entera. Como Cuba entera, donde todo está en ruinas”.

El futuro comandante no dudó en culpar al entonces dictador de la Isla: “Batista está resolviendo el problema del desempleo, gestionando con el Consulado de que den más visas todos los años; Batista está resolviendo el problema de Cuba dejando a Cuba sin habitantes”.

Como se puede ver claramente, Fidel Castro estaba usando el crudo hecho de la emigración en masa de cubanos a Estados Unidos como justificación para obtener dinero y subvencionar su revolución que, supuestamente, iba a impedir que el pueblo tuviera que dejar la Isla.

Pero todos sabemos lo que pasó después. Entre 1959 y 1965 se calcula que emigraron 330 000 personas, en lo que se llamó la primera oleada. Aquí entran desde los que trabajaban para el gobierno de Batista hasta los que fueron afectados por las expropiaciones de Castro.

La segunda oleada fue en octubre de 1965: es la del puerto de Camarioca, Matanzas, por donde salieron más de 4 000 cubanos. Enseguida les siguieron otros 268 000 a través del puente aéreo.

La tercera oleada vino en 1980 con el éxodo del Mariel, cuyo detonante fue la crisis de la Embajada del Perú. Se estima que por esta vía abandonaron Cuba unas 125 000 personas.

Luego, en 1994, durante una de las peores crisis económicas que ha sufrido la Isla ―llamada eufemísticamente “período especial”―, Fidel dio la orden a los guardafronteras de no impedir las salidas ilegales del país, dando lugar a la crisis de los balseros. Por todas partes la gente se puso a fabricar balsas con todo tipo de materiales para lanzarse al mar. 

A partir de 2013, cuando el Gobierno eliminó la llamada “carta blanca”, comenzó la quinta oleada: se calcula que unos 70 000 cubanos emigraron a Estados Unidos de 2013 a 2017. Otros miles que lograron salir de Cuba quedaron varados en las fronteras de Costa Rica, Nicaragua y Panamá, sin poder alcanzar su destino. 

Según datos de la ONU, Cuba tiene casi 2 millones de emigrantes, es decir, un 15% de su población. Del total de emigrados/exiliados, un 53% está en Estados Unidos. 

Y ahora vivimos sin dudas una sexta oleada. La profunda crisis económica que enfrentamos actualmente tiene al pueblo sumido en la más absoluta desesperación. Todo el que puede está intentando escapar de una Isla que no ofrece a sus habitantes más que miseria e incertidumbre. 

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.