¿Encarcelado por qué? Nueva campaña por los presos políticos en Cuba

¿Encarcelado por qué? Nueva campaña por los presos políticos en Cuba

Emerge en un momento de reforma constitucional en Cuba, un proceso encaminado, según el gobierno, a fortalecer la democracia

LA HABANA, Cuba.- En la tarde de ayer, durante una sesión extraordinaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU), fue presentada la campaña Jailed for What? Plight of Cuba’s Political Prisoners. La presentación, iniciada por la diplomática Kelley E. Currie, fue interrumpida desde el comienzo por delegados cubanos comandados por Anayansi Rodríguez (Embajadora de Cuba ante la ONU).

Con consignas y golpes en la mesa, la delegación cubana intentó boicotear las intervenciones del funcionario Michael G. Kozak, Luis Almagro (Secretario General de la OEA), el abogado Carlos Quesada y el otrora preso político Alejandro González Raga. Pese a tan desagradable proceder, quedaron expuestos los objetivos de la campaña en defensa de los más de 130 presos políticos -15 mujeres entre ellos-, víctimas de la represión, que hoy sufren el peor de los tratos en las cárceles cubanas.

Además de hacer pública su congratulación por la reciente liberación de Tomás Núñez Magdariaga tras 62 días de huelga de hambre, Kelley E. Currie ratificó que una de las razones para impulsar esta nueva campaña es “recordarle al mundo que hay prisioneros políticos en Cuba; lo cual no es solo una violación a los derechos civiles, sino una tragedia humana”.

Se habló del caso de Eduardo Cardet Concepción -líder del Movimiento Cristiano “Liberación”-, detenido desde el 30 de noviembre de 2016 y condenado a tres años de cárcel por haber criticado a Fidel Castro, pocos días después de su muerte. A través de una grabación en vídeo, su hermana Miriam Cardet Concepción, a quien el gobierno cubano impidió viajar para ofrecer su testimonio en persona, denunció la injusticia en el arresto de su hermano, los cargos que se le imputaron y la presión que sufre toda la familia por parte de la policía política.

Luis Almagro denunció la represión sostenida por parte del régimen contra activistas y periodistas independientes. Condenó las leyes que continuamente se les imputan y contra las cuales no tienen defensa posible. Asimismo, ilustró las condiciones de hacinamiento en que son mantenidos los presos políticos, subrayando que les obligan a trabajar hasta 12 horas diarias y se les castiga si no cumplen. A los huelguistas se les penaliza con aislamientos prolongados y les prohíben ver a sus familiares.

Denunció también lo que considera “exportación sistemática de la represión por parte del gobierno cubano hacia otros países de América Latina”, lo cual se ha traducido en prácticas largamente utilizadas por la policía política de la Isla para silenciar a los opositores: persecución, desaparición forzada, aislamiento y defenestración. Precisó que hay cubanos responsables por las torturas que hoy ocurren en las cárceles de Nicaragua, señalando por primera vez a Cuba ante Naciones Unidas como la raíz de todas las desgracias sobrevenidas a ese país y Venezuela.

El abogado Carlos Quesada explicó cómo las autoridades cubanas aprovechan la vaguedad de las leyes para violarlas con impunidad, manipulando cargos que no aparecen bien explicados en el Código Penal, como “desacato” o “atentado”, y cuya interpretación se deja a la subjetividad de policías, fiscales y jueces.

Al menos veinticinco del total de presos políticos cumplen hoy condenas por “desacato”, entre ellos Rolando Cáceres -condenado a cinco años- y la dama de blanco Martha Sánchez. La cifra de 139 reclusos por motivos políticos evidencia que la dictadura persiste. No es posible hablar de democracia mientras se mantenga la práctica, denunciada por Alejandro González Raga, de “encarcelar discrepancias sin la más mínima garantía de defensa”.

La campaña ¿Encarcelado por qué? emerge en un momento de reforma constitucional en Cuba, un proceso encaminado, según el gobierno, a fortalecer la democracia. Sin embargo, algunos de los artículos “novedosos” que deberían garantizar el disfrute de todos los derechos civiles, podrían ser fácilmente revertidos o coartados con el cuerpo legal que debería respaldar a la nueva Constitución.

Por el momento, la primera victoria de la campaña ha sido el excarcelamiento de Tomás Núñez Magdariaga. Así lo calificó el funcionario Michael G. Kozak, sin dejar de agradecer a la vociferante delegación cubana por mostrar al mundo entero cómo se respetan en la Isla la libertad de expresión y demás derechos civiles.

[fbcomments]