El Che: ni humanista ni religioso, competente Jefe de Fusilamientos

El Che: ni humanista ni religioso, competente Jefe de Fusilamientos

Guevara no fue ni humanista ni religioso, como no lo ha sido ningún líder comunista. Para ellos el respeto por la vida no ha formado parte de sus valores

Che Ernesto Guevara fusilamientos Cuba
Che Guevara. Foto archivo

VENEZUELA.- Se cumplieron 52 años de la ejecución del Che Guevara en Bolivia. Por supuesto, la propaganda del régimen cubano y de sus seguidores izquierdistas en el mundo repitieron la vieja manipulación: presentar al guerrillero como un héroe humanista, parecido incluso a Jesucristo, que luchó con las armas y arriesgó su vida para que pobres y oprimidos tuvieran ingreso al “Paraíso Terrenal Comunista”.

Hay que reconocer que la publicidad resultó exitosa por décadas, pues logró atraer a las juventudes hacia el guerrillero comunista, como en el Mayo Francés del 68.

En la campaña publicitaria pro Che Guevara, suscitada con su muerte, colaboraron  ̶ como hicieran en vida del genocida Stalin tantos escritores europeos ̶  reconocidos poetas latinoamericanos: Tristeza en la Muerte de un Héroe (Pablo Neruda), Che (Julio Cortázar), Che Comandante (Nicolás Guillén), El Gran Relincho (León Felipe), Che 1997 (Mario Benedetti).

En la línea de la manipulación religiosa de la imagen del Che fue el poeta guerrillero salvadoreño Roque Dalton quien llegó más lejos. Fusilado en 1975 por sus compañeros del Alto Mando guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo, Dalton llegó a considerar al Che igual a Cristo, hijo de Dios, en su poema El credo del Che:

“El Che Jesucristo fue hecho prisionero después de concluir su Sermón en la Montaña”.

El Che habría rechazado esta imagen y la habría tomado como un insulto, pues se definió a sí mismo ante la ONU: “marxista”, “comunista”, “marxista-leninista”,

El Che en la ONU

El 11 de diciembre de 1964 el Che Guevara pronunció un discurso ante la ONU que se hizo famoso porque reconoció, abiertamente, que la revolución llevaba seis años fusilando gente y que continuaría haciéndolo. Estas fueron sus palabras textuales:

“Nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando” (1)

El desparpajo de aquellas palabras provenía de quien fungía como Jefe de Fusilamientos de la Revolución Cubana; por cierto, el único cargo oficial donde demostró sobrada competencia profesional. Como presidente del Banco Central, Jefe de la Reforma Agraria y Ministro de Industrias fracasó estrepitosamente. Por eso la imagen que se exalta del Che es la de guerrillero, y no la de funcionario público constructor del socialismo cubano.

Al contrario de lo que expresan quienes lo idolatran, el Che en el citado discurso quiso dejar en claro que personificaba la esencia criminal de las revoluciones socialistas, y que practicaba, no teorizaba, la doctrina marxista-leninista del Partido Comunista de la URSS.

Guevara no fue ni humanista ni religioso, como no lo ha sido ningún líder comunista como Stalin, Mao, Pol Pot y Fidel Castro. Para ninguno de ellos el respeto por la vida ha formado parte de su escala de valores, y por eso la despreciable obra de todos ellos descansa sobre la muerte de tantos seres humanos inocentes.

Es una falsedad, entonces, asociar el calificativo de humanista con el Che Guevara, pues nada más alejado de alguien que glorificaba el asesinato y la violencia. Tal como él mismo expresó el 16 de abril de 1967, en su Mensaje a la Tricontinental:

“El camino pacífico está eliminado y la violencia es inevitable. Para lograr regímenes socialistas habrán de correr ríos de sangre” (2)

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]