Agapito Rivera Milián: una nueva estrella en el firmamento de Cuba

Agapito Rivera Milián: una nueva estrella en el firmamento de Cuba

Agapito era un hombre sin dobleces, un apasionado defensor de la libertad y del respeto a los derechos humanos

Agapito Rivera Millian, Cuba
(Foto: Voces de Cuba)

MIAMI, Estados Unidos. – El  pasado 21 de diciembre falleció en el Palmetto General Hospital de Hialeah nuestro hermano de lucha Agapito Rivera Milián. Nacido en 1937 en Corralillo, antigua provincia de Las Villas, este luchador se caracterizó por su honradez, espontánea cordialidad y ameno trato con todo el que se le acercaba a compartir sus inquietudes y el amor a la causa de Cuba.

Agapito era un hombre sin dobleces, un apasionado defensor de la libertad y del respeto a los derechos humanos. No escatimó en sacrificios ni en asumir los riesgos de una lucha frontal contra quienes impusieron cadenas a su pueblo e hicieron del pillaje gubernamental la abominable fórmula para una vida de desenfrenada opulencia e inmerecidos privilegios.

Pese a las limitaciones que le impuso el entorno campestre donde desarrolló su infancia y adolescencia, Agapito Rivera fue de los primeros en percibir que la “Revolución” de los Castro era un fraude. No se dejó arrastrar por el entusiasmo sin sentido que se apoderó de casi la totalidad de su generación y, a muy corta edad, decidió empuñar el fusil e integrarse a la lucha armada en la cordillera montañosa del Escambray. Allí, con sudor y sangre, escribió verdaderas páginas de gloria.

En noviembre de 1960 este valeroso luchador, junto a dos de sus hermanos y un puñado de valientes, se alzó en armas contra los que habían robado a su pueblo el derecho a ser libres. No había por entonces otro medio de enfrentarse al despotismo de los Castro.

A pesar de la falta de apoyo logístico y la inferioridad en armas de combate, este grupo de cubanos valientes logró ofrecer una tenaz resistencia por un período de tiempo inimaginable. Sobrevivieron a toda adversidad con admirable entereza y sin dar muestras de cansancio, a pesar de los constantes enfrentamientos y los innumerables cercos de las milicias castristas.

De esa forma un tanto milagrosa, Agapito Rivera logró resistir por un período de tres años en su lucha. Lamentablemente, en noviembre de 1963, luego de haber recibido múltiples heridas de bala, tendido sobre un charco de sangre y en estado de semiinconsciencia, cayó en manos de las tropas de Castro e internado en un hospital, donde fue intervenido quirúrgicamente, lo que le permitió, por voluntad de Dios, que salvara su vida.

Presentado ante un juicio sumarísimo, a este héroe de Cuba le fue impuesta una sanción de 30 años de cárcel en la causa No. 364 de 1964. En ese sentido, corrió mejor suerte que sus hermanos Estanislao y Venancio, condenados a muerte y arrancadas sus vidas en el paredón de fusilamiento.

Fue liberado tras cumplir 25 años de riguroso encierro. Ya en Miami lideró la Asociación Patriótica Cubana, una de las más combativas organizaciones que, a través de los años, ha mantenido su intransigencia contra quienes robaron a nuestro pueblo su derecho a ser libre y ha servido de importante eslabón de confraternidad entre diversas organizaciones del exilio.

Agapito Rivera deja como legado su humildad, matizada por su exquisita sencillez y la forma de confraternizar con sus compañeros de lucha y con quienes lo rodearon en su peregrinaje por las fértiles encrucijadas del exilio.

En Alpha 66 el dolor es profundo por tan sensible pérdida, y lo es, de manera muy especial, entre sus compañeros del Presidio Político Cubano. Con su partida hemos perdido a un amigo ejemplar, a un gran amigo. Y ha perdido Cuba a un valioso servidor, insustituible en su voluntad para luchar por la felicidad y la paz de nuestro pueblo.

¡Descansa en paz, Agapito querido! ¡Siempre te recordaremos con amor y con admiración, guerrero de la libertad, hermano del alma!

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Ernesto Díaz Rodríguez

Secretario General de Alpha 66

[fbcomments]