Arranca zafra de tabaco en Pinar del Río con deudas a campesinos

Arranca zafra de tabaco en Pinar del Río con deudas a campesinos

Aún no se les paga por la campaña del año anterior

La demora en el pago de los seguros afecta la recuperación de casas para el secado de la hoja (Foto: Osniel Carmona)
La demora en el pago de los seguros afecta la recuperación de casas para el secado de la hoja (Foto: Osniel Carmona)

LA HABANA, Cuba.- Los productores de tabaco en la  provincia Pinar del Río iniciaron la contienda 2016-17 bajo un ambiente de protestas, generadas por el atraso de las empresas estatales en los pagos derivados de la cosecha precedente.

Desde el municipio San Luis, y solicitando anonimato para evitar posibles represalias, la económica de una Cooperativa de Crédito y Servicio Fortalecida (CCSF) comunicó que, tres meses después de concluida la anterior cosecha, más de 250 productores en toda la provincia continúan exigiendo el pago por los quintales de la hoja entregados.

La cifra, dijo, constituye aproximadamente el cuarenta por ciento del total de campesinos que aportan al sector en Vueltabajo.

Destacó que la deuda de Tabacuba (empresa encargada de la compra, procesamiento y comercialización del tabaco en la isla) con los campesinos, alcanza un monto superior a los 30 millones de pesos.

Además, la económica citada expuso que desatendiendo las contrataciones realizadas al comienzo de la zafra, la Empresa de Seguros Nacionales (ESEN) decidió reducir los porcientos que pagará en cada uno de los tipos de seguros.

Explica que “el año pasado fue tan malo que significó un desembolso millonario”, por tal motivo “solo se sufragará el 70 por ciento firmado”.

El pago de ese dinero, amplió, “debió realizarse hace meses”. Sin embargo, se desconoce la fecha en que la ESEN facilitará los cheques a las CCSF, “para que los campesinos puedan pasar al banco y cobrar”.

Filiberto Arias Noa, productor del municipio Pinar del Río, indicó que la disminución en el pago de seguros afecta el ingreso final de los campesinos, quienes tendrán que entregar al sistema financiero parte de sus ganancias.

“Todavía me deben los 34 mil pesos que gané este año. De seguro eran otros 26 mil que malamente alcanzaban para devolver los préstamos. Ahora tengo que esperar para ver cuánto van a pagar de seguro y reponer la diferencia y para subsistir con lo que reste hasta el año que viene, cuando cobre la nueva cosecha”, declaró.

Tras décadas pagando a la ESEN miles de pesos, a la mayoría del campesinado le parece injusto que la institución viole los acuerdos.

“En cuarenta años pagué casi 100 mil pesos, pero ahora se demoran una eternidad para reembolsarme lo que les da la gana”, refirió un productor que no quiso divulgar el nombre.

[fbcomments]