WSJ: nueva Constitución chilena hará al país “más pobre y más corrupto”

WSJ: nueva Constitución chilena hará al país “más pobre y más corrupto”

Cambiar la Constitución en Chile pondría fin al “modelo de capitalismo democrático que ayudó a culminar con la pobreza” en el país, reza un texto del diario estadounidense Wall Street Journal

Chile disturbios violencia vandalismo protestas metro comunista comunistas comunismo socialistas socialismo
Disturbios en Chile (foto Reuters)

MIAMI, Estados Unidos.- “Una sociedad libre nunca corre más riesgos que cuando las expectativas aumentan más rápido que los resultados”, así comenzó Mary Anastasia O’Grady su texto La Misión suicida de Chile, publicado en el diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ) el pasado domingo, una columna de opinión que aborda la situación política y social que atraviesa en estos momentos el país suramericano.

Según la periodista, miembro del consejo editorial del WSJ, cambiar la Constitución en Chile pondría fin al “modelo de capitalismo democrático que ayudó a culminar con la pobreza” en el país, llegando a indicadores de menos del 10% en 2018, cuando en la década de 1990 estaba en 70%.

El país suramericano vive un “suicidio” tanto político como económico, dice la periodista, que asegura que una eventual nueva Constitución podría hacer de Chile un país “más pobre y más corrupto”; y también “menos libre”.

“Sin duda, fuertes dosis de adoctrinamiento marxista en las universidades chilenas y la ‘igualdad’ de ingresos de los intelectuales y los medios de comunicación han inclinado al país hacia la izquierda”, reza el texto.

Y aunque muchos chilenos parecen creer que “una nueva Constitución arreglará las cosas, al estilo de la Venezuela de Hugo Chávez de principios de la década de 2000”, O’Grady asegura que es incomprensible entender las presiones populares por hacer estallar un “sistema que hasta ahora ha sido exitoso”, por lo que muchos se sentirán decepcionados de ver que no cambiará el escenario del país, ni mejorará las oportunidades.

“La extrema izquierda justifica su demanda de una nueva Constitución señalando al general Augusto Pinochet, quien gobernó el país como un dictador en 1980 cuando se adoptó la Constitución actual. Sin embargo, esa Constitución estableció un proceso para el retorno de la democracia a partir de 1988”, señala el texto.

“Es una buena apuesta que la nueva Constitución tratará de satisfacer el clamor populista por la justicia social aumentando el poder monopolista del estado para redistribuir la riqueza”, dice, pero “a menos que los chilenos demuestren ser excepcionales en su capacidad para evitar esta tentación, espere un documento que se lea como una letanía de aspiraciones inalcanzables”.

“En Chile, tanto la izquierda como la derecha esperan tener minorías de bloqueo en la convención”, para moderar lo que platee la nueva carta magna, sin embargo, “existe una alta probabilidad de que la nueva Constitución sea un desastre incoherente”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]