Washington Post: Los venezolanos están dejando a sus hijos en orfanatos

Washington Post: Los venezolanos están dejando a sus hijos en orfanatos

La crisis económica desgarra a las familias

Orfanato en Venezuela (The Washington Post)

MIAMI, Estados Unidos.- La crisis económica en Venezuela, donde las tasas de hambre se disparan a medida que las estanterías de alimentos se quedan vacías, ha provocado de algunos padres hagan lo impensable: entregan a sus hijos en orfanatos o los dejan abandonados.

Un extenso reportaje publicado por el importante diario estadounidense The Washington Post aborda el tema, en el que también influye la falta de medicinas, así como de productos para bebés como pañales o fórmulas.

“La gente no puede encontrar comida”, explica una trabajadora social que trabaja en un orfanato. “No puede alimentar a sus hijos. Los están entregando no porque no los amen, sino porque sí lo hacen”.

Es un panorama diferente de cuando este tipo de instalaciones atendían casos por abuso o negligencia. El Post califica a los niños abandonados por hambre como “las víctimas más pequeñas” de una “nación rota”.

Los pedidos del periódico estadounidense para ingresar a orfanatos administrados por el Gobierno de Nicolás Maduro no recibieron una respuesta positiva, aunque un funcionario alertó sobre condiciones “devastadoras” en esos centros.

Por su parte, algunos centros infantiles administrados por privados temen que el acceso a un periodista pueda dañar sus delicadas relaciones con las autoridades.

No hay estadísticas oficiales sobre cuántos niños son abandonados o enviados a orfanatos y hogares de cuidado por sus padres por razones económicas en Venezuela. Según el Post, las entrevistas con varias organizaciones sugieren que los casos se cuentan por cientos o más a nivel nacional.

Un caso es el del orfanato conocido como Fundana, al sur de Caracas, que recibió más de 140 solicitudes de ingreso el año pasado, en comparación con las 24 de 2016. La gran mayoría de las peticiones de asilo estaban relacionadas con dificultades económicas.

“No sabes lo que es ver a tus hijos pasar hambre”, cuenta una madre que dejó a sus hijos para ir a trabajar a Colombia.

“No tienes idea. Siento que soy responsable, como si les hubiera fallado. Pero lo he intentado todo. No hay trabajo, y (los niños) siguen cada vez más delgados”, explicó. “¡Dime! ¿Qué se supone que haga?”

Venezuela cayó en una profunda recesión en 2014, luego del desplome de los precios mundiales del petróleo y años de mala gestión económica. La crisis ha empeorado en el último año.

Un estudio realizado por Caritas, la organización benéfica católica, encontró que el porcentaje de niños menores de 5 años que carecían de una nutrición adecuada había aumentado al 71 por ciento en diciembre desde el 54 por ciento siete meses antes, en las áreas más pobres de cuatro estados del país.

El Ministerio de Bienestar Infantil de Venezuela no respondió a las solicitudes de comentarios sobre el fenómeno de niños abandonados o ingresados ​​en orfanatos debido a la crisis, añade el Post.

“Aquí tenemos graves problemas”, dijo un funcionario que habló bajo condición de anonimato por temor a las. “Definitivamente hay más niños abandonados. No es solo que haya más, sino que sus condiciones de salud y nutrición son mucho peores. No podemos ocuparnos de ellos”.

[fbcomments]