Venezuela se quedará sin gasolina en un mes, afirman trabajadores petroleros

Venezuela se quedará sin gasolina en un mes, afirman trabajadores petroleros

“La situación del combustible es sumamente grave, y afecta a dieciséis estados que se encuentran en condición crítica. Va a haber desabastecimiento total”

Gasolineras en Venezuela. Foto internet

MIAMI, Estados Unidos.- Representantes de los trabajadores de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) afirmaron que las existencias de gasolina en Venezuela se agotarán en un mes, y calificaron la situación de desabastecimiento de combustible como un asunto “sumamente grave”, informó este jueves la agencia de noticias EFE.

“Aquí hay gasolina para un mes”, dijo Luis Hernández, director del Frente de Trabajadores Petroleros de Monagas, y alertó de que “va a haber desabastecimiento total”.

Hernández sostuvo que “la situación de la gasolina es sumamente grave” y, en especial, afecta a dieciséis estados que “están críticos”, entre los que se encuentran Táchira, Mérida, Portuguesa y Bolívar, dijo durante una manifestación de varios sindicatos en Caracas.

La escasez de gasolina se ha extendido paulatinamente durante los últimos meses en las ciudades del interior del país, en especial en estados fronterizos, lo que, asegura EFE, ha llevado en algunas regiones a la imposición de racionamientos programados para la venta de combustible.

“Existe en este momento una discriminación, ¿cuál es la discriminación? Que para Caracas sí hay (gasolina), pero en el interior del país, en dieciséis estados, sí hay esa debacle”, indicó Hernández.

Entretanto, los expertos advierten que la escasez de combustible se agravará paulatinamente, pues PDVSA tiene dificultades para recuperar la extracción de hidrocarburos y, además, sus refinerías están trabajando muy por debajo de su capacidad instalada.

Otros elementos a considerar en esta crisis de gasolina son “la falta de divisas” y “la falta de aditivos”, dijo Hernández, quien aseguró que de las seis refinerías del país casi todas “están totalmente paralizadas, simplemente la del Complejo Refinador de Paraguaná está trabajando a un 10 %, y no hay manera de ponerlas a funcionar porque para ponerlas a funcionar cuesta una transformación”.

También está en riesgo la disponibilidad de las dos variedades de gasolina que se comercializa para el parque móvil (91 y 95 octanos); “se está viendo la paralización total de la de 95 octanos, la que está llegando es la de 91 octanos”.

Así mismo, Hernández declaró que tiene dudas de la calidad del producto que se está adquiriendo en Rusia, ya que el Gobierno importa gasolina como solución para atender la demanda de combustible en el país.

“Los aditivos que actualmente se incorporan a los hidrocarburos no son los correspondientes para las variedades de 91 y 95 octanos, lo cual pone en riesgo a los usuarios y sus vehículos”, dijo a EFE.

Asimismo, lamentó que, a pesar de las limitaciones para los usuarios, se mantenga el contrabando hacia los países fronterizos, con la intención de revender la gasolina a precios internacionales.

[fbcomments]