Una historia real de “La Maléfica”

LA HABANA, Cuba, 5 de febrero de 2013, Maritza Concepción Sarmiento/  Red Cubana de Comunicadores Comunitarios/ 173.203.82.38.- El día 30 de enero -alrededor de las 6 de la tarde- Evelin Pineda Concepción, de 19 años de edad, tenía fuertes dolores de estómago, fiebre y diarreas, por lo que la llevaron al policlínico Julio Antonio Mella, de las calles Cruz Verde y Maceo, en Guanabacoa, La Habana. El doctor que la atendió le puso un suero para hidratarla y la remitió en una ambulancia para el hospital Miguel Enríquez, antigua Benéfica (conocida popularmente como “La Maléfica”), para que allí la viera un especialista, ya que podría tener un embarazo ectópico.

En ese hospital le realizaron varios análisis y la sentaron en el salón de espera del Cuerpo de Guardia, con el suero puesto, aguardando los resultados, en lugar de acostarla en una camilla.

Posteriormente determinaron realizarle un lavado de estómago, por lo que la enviaron al Salón de Traumatología. En ese lugar, Evelin se aterrorizó al observar varias camillas rotas, llenas de sangre y orinadas. También el suelo se encontraba en las mismas condiciones. Ella misma se retiró el suero y le dijo al médico que en esa situación no estaba dispuesta a someterse a ningún tratamiento con el riesgo de adquirir virus y bacterias.

Para poder determinar un diagnóstico, tuvo que acudir al Hospital Gineco-obstétrico conocido por “La Fátima”, donde le realizaron un ultrasonido y le diagnosticaron una inflamación pélvica aguda.

[fbcomments]