Damas de Blanco: las mujeres que desafiaron el aparato despótico cubano

Damas de Blanco: las mujeres que desafiaron el aparato despótico cubano

A 17 años de su fundación, periodistas independientes e intelectuales cubanos aseguran que existe un antes y un después de las Damas de Blanco

Damas de Blanco Cuba
Damas de Blanco son arrestadas en Lawton, La Habana (Foto: Martí Noticias)

MIAMI, Estados Unidos.- A 17 años de su surgimiento, el 30 de marzo de 2003, periodistas independientes e intelectuales cubanos aseguran que en la oposición cubana existe un antes y un después de las Damas de Blanco.

Las diversas opiniones, recogidas por Radio Televisión Martí, coinciden en que el movimiento pacífico “no solo implicó un desafío por el espacio público en Cuba, sino una búsqueda del restablecimiento de una ciudadanía apoyada en diferentes valores a los infundidos por el castrismo”.

En medio de la Primavera Negra de 2003, en la que 75 opositores y periodistas cubanos esperaban ser sentenciados por el régimen castrista a 13 y hasta 27 años de prisión, surgió Damas de Blanco, y el “primer valor” de este movimiento, dijo el historiador Boris González Arenas a Martí, “fue impedir que la libertad de los 75 opositores cubanos, encerrados en 2003 por Fidel Castro, quedara como una reivindicación de la comunidad internacional y el exilio, sin ningún eco en la población cubana dentro de la isla”.

Para el escritor Waldo Fernández Cuenca a pesar de haber sido víctimas de “miles” de actos represivos en sus casi dos décadas de fundadas, Damas de Blanco continúan su labor, y “su causa es de una gran vigencia”, pues “todavía hay más de un centenar de personas privadas de libertad por razones de opinión en la Isla”.

El movimiento opositor cubano surgió el domingo 30 de marzo de 2003, luego de que las esposas de los entonces detenidos como parte de la Primavera Negra llevada a cabo por Fidel Castro llegaran a ese acuerdo mientras esperaban en una sala común del Estado Mayor del Departamento de Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista, en La Habana.

El día acordado, las mujeres visitaron, vestidas de blanco, la Iglesia de Santa Rita, y a la salida de la misa matinal, caminaron por el Paseo de la Quinta avenida, en silencio, como protesta por los arrestos.

Carlos Alberto Aguilera, poeta y ensayista cubano residente en Praga, comentó a Martí “que éste fue un movimiento cívico que, antes de ellas, hubiera sido impensable, sin embargo, esas mujeres con su sola presencia y una marcha hasta la iglesia quebrantaron al aparato despótico”.

“Mujeres desafiando al emperador Castro. Mujeres no intelectuales, mujeres de barrio, amas de casa. Ellas obligaron al régimen a mostrar públicamente su violencia”.

La oposición cubana ha tenido dificultades para generar iniciativas dentro de la Isla, sin embargo, para González Arenas las Damas de Blanco lograron generar acciones de alcance nacional, y “lo consiguieron de manera contundente”.

Así mismo, las Damas de Blanco han logrado inspirar a una nueva generación, Gretchen Alfonso, miembro de la Unión Patriótica de Cuba, dijo a Radio y Televisión Martí que durante los encarcelamientos de 2003 ella tenía 10 años, pero ahora, a sus 26, “y con la dicha de pertenecer a la oposición organizada me siento orgullosa como mujer por lo que, a pesar de la despiadada represión continúan, hicieron y continúan haciendo las Damas de Blanco”.

Damas de Blanco ha logrado una amplia visibilidad nacional e internacional, y cientos son las mujeres que a lo largo y ancho de Cuba se han unido a este movimiento opositor pacífico, que ha tenido como líderes a Laura Pollán y Berta Soler, una maestra y una empleada de salud.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

CubaNet

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]