Tres mujeres electrocutadas en La Habana tras caída de cable de alta tensión

Tres mujeres electrocutadas en La Habana tras caída de cable de alta tensión

Las víctimas estaban sentadas en un banco del Paradero de Playa

LA HABANA, Cuba.- En la noche del pasado martes, en la calle 112, entre Quinta avenida y Quinta A, Paradero de Playa, un cable de alta tensión se desprendió de su poste y cayó sobre un banco donde se encontraban sentadas tres mujeres, que sufrieron heridas y de las que hasta ahora se desconoce el estado en que se encuentran.

Testigos que presenciaron el hecho confesaron estar todav√≠a impactadas por el suceso, que ha provocado consternaci√≥n y alarma en la zona, de mucha afluencia de p√ļblico que acude a tomar los √≥mnibus y los autos de alquiler, y a los muchos puestos de comida que colman la zona bajo un tendido el√©ctrico peligroso.

Este mi√©rcoles se encontraban en el lugar de la tragedia, peritos del Departamento T√©cnico de la Empresa El√©ctrica, analizando la situaci√≥n. Examinaban un mu√Ī√≥n de cable, al parecer el que condujo a la ca√≠da, pero se rehusaron a proporcionar¬† informaci√≥n sobre el hecho, ni del estado de las personas alcanzadas por la electricidad. ‚ÄúDir√≠jase a Capdevila‚ÄĚ, dijo con tono molesto el que parec√≠a jefe de grupo.

En cambio Gloria Columbi√©, celadora del ba√Īo p√ļblico situado a unos metros del incidente, cuenta que alrededor de las siete y cuarto de la noche del martes se encontraban sentadas en el banco tres mujeres y el esposo de una de ellas, que en aquel¬† momento se levant√≥ para prestarle la fosforera¬† a un chofer que sal√≠a del paradero. Al alejarse, el cable cay√≥ sobre el banco.

‚ÄúLas tres cayeron como pollitos y a una el cable se le qued√≥ pegado en la frente. Esa fue la que m√°s sufri√≥. Se llevaron a dos en un auto patrullero que estaba cerca y a la tercera en un auto de alquiler. La gente tiene varias versiones, unos dicen que dos murieron y la tercera se encuentra en estado cr√≠tico; otros que solo ha muerto una, la del marido que se levant√≥ del banco. Algunos aseguraron que est√°n graves, pero vivas‚ÄĚ, relata Columbi√©.

Otras personas que trabajan o viven en la cuadra donde ocurrieron los hechos corroboraron las diferentes versiones sobre el estado actual de las víctimas, pero coincidieron que el lugar se ha vuelto peligroso y la gente camina con temor que otro cable les caiga encima.

[fbcomments]