Tornado comenzó en Diez de Octubre y terminó en Berroa, según INSMET

Tornado comenzó en Diez de Octubre y terminó en Berroa, según INSMET

Según declaró el Ingeniero Miguel Angel Hernández, se trató de un evento meteorológico efímero en el tiempo, pero de gran magnitud

Tornado comenzó en Diez de Octubre y terminó en Berroa, según INSMET

MIAMI, Estados Unidos. – Un reporte del Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET) ha revelado que el poderoso tornado que sacudió ayer varias zonas de La Habana tuvo su origen en el municipio de Diez de Octubre y describió una trayectoria hacia la localidad de Berroa, al este de la capital.

Según declaró el Ingeniero Miguel Angel Hernández al portal digital Cubadebate, se trató de un evento meteorológico efímero en el tiempo, pero de gran magnitud.

“Fue un fenómeno severo, que se produce delante de los frentes fríos. Otras veces no ha sido tan extremo, pero es un fenómeno que se comporta así cuando los frentes fríos son activos, porque tuvimos una baja extratropical muy cerca de nosotros”, dijo el especialista.

De acuerdo con esos indicios y a juzgar por los destrozos registrados, el meteoro habría tenido su origen en las barriadas de La Víbora o Santos Suárez, pasando luego por el reparto de Luyanó y golpeando zonas aledañas a la rada habanera, entre ellas el municipio Regla, hasta llegar a la zona de Berroa, lo cual describiría un recorrido de alrededor de 15 kilómetros.

Sin embargo, para el Ingeniero Hernández, quien también ofrece los partes meteorológicos en los espacios informativos de la televisión cubana, no hay nada concluyente.

“Tenemos un equipo en el campo que está trabajando en el área de desastres, todavía no tenemos la información exacta, se van a buscar indicadores en la destrucción y posteriormente se va a emitir un dictamen por especialistas del Instituto”, agregó.

Hernández también señaló que un tornado de estas características podría estar entre un F3 y un F4 en escala Fujita mejorada o escala EF, nomenclatura que se utiliza para clasificar dichos fenómenos a partir de su intensidad.

“Un F4 tiene vientos de 320 a 420 kilómetros por hora. Los daños son devastadores, locomotoras y camiones pueden ser lanzados fácilmente por los aires. Un F3 puede arrancar árboles raíz, derribar paredes, tejados y hasta edificios sólidos pudieran ser derrumbados. Un F2 puede levantar tejados de algunas casas y mover autos ligeros”, explicó.

Acerca del Autor

CubaNet

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]