Tania Bruguera: “Lucho para que los artistas tengan sentido social”

Tania Bruguera: “Lucho para que los artistas tengan sentido social”

En la sede del proyecto Estado del Sats se realizó ayer “El Café Satso”, con la artista Tania Burguera como invitada

Antonio Rodiles y Tania Bruguera (foto del autor)
Antonio Rodiles y Tania Bruguera (foto del autor)

LA HABANA, Cuba: -Desde la sede del proyecto de Estado del Sats, en el capitalino reparto de Miramar, a las 6:30 de la tarde de ayer jueves, se realizó “El Café Satso”, que tuvo como invitada especial a la artista plástica e intelectual cubana Tania Bruguera. El encuentro cultural estuvo conducido por el activista político y coordinador del proyecto, Antonio G. Rodiles.

“El Café Satso es un intercambio del público con el artista, es un medio ideal para el activismo político de pensamiento libre”, apuntó Rodiles.

Acto seguido le cedió la palabra a la artista Tania Bruguera, quien disertó sobre sus proyectos de trabajo artístico para con la sociedad civil cubana y la actual interpretación que tiene sobre Cuba, su imagen exterior e interior.

La artista, confiesa ser una activista social, que se define e identifica con los movimientos sociales, dentro de ellos “Ocupa Wall Street”.

En ese sentido explicó que el 17 de diciembre pasado, en una misa con el Papa Francisco en Roma, conoció sobre los cambios en las políticas de los gobiernos de los Estados Unidos y de Cuba, así como la participación mediadora del Vaticano.

Tania expresó al público reunido: “Reaccioné escribiéndole una carta a los presidentes de ambos países y al Sumo Pontífice. Les comenté de los cambios que serían necesarios hacer en la sociedad civil cubana. Al final de la carta, como una ciudadana que pide cuenta a su gobernante, utilice los términos: ‘Yo exijo saber’, ‘yo exijo que me digan’, fue una expresión repetitiva que utilicé, de ahí la idea que me propuse de hacer el performance de la serie el Susurro de Tatlin #6 en la Plaza de la Revolución.”

También puntualizó: “El performance, es un tipo de arte del teatro y de las artes visuales, es una manera de hacer arte con el cuerpo, como un lienzo; y otras artistas como yo que lo utilizamos para hacer un arte de la conducta. Trabajamos con el gesto simbólico. Es un espacio muy bueno para actuar como queremos que sean las cosas”.

Refiriéndose al performance realizado el pasado 30 de diciembre de 2014, explica: “Cuando voy a anunciar a la prensa que el performance había terminado, me entero que habían metido preso al público de la obra. Ahora tenemos un problema estético, porque para el gobierno no ha terminado la obra, para ellos sigue. No sé si están haciendo otra”.

Sobre el Gobierno de Cuba señaló: “Ha hecho una campaña mediática hacia el exterior excelente, donde tiene una imagen excelente, se presentan como personas generosas solidarias, internacionalista; y hacia el interior hay como otra visión, otra cosa, no puedes decir lo que piensa, te reprimen. Es como dos Cuba, la que se exporta ideológicamente hacia otros países y la que tienen que vivir los cubanos”.

“Hago mi obra en el exterior y es muy buena para el gobierno cubano. Pero no es buena para ellos si la hago en Cuba. Si trabajo con los emigrantes que son activistas en Estados Unidos, es bueno, pero no vengas a Cuba hacer obras con activistas, porque son disidentes”.

Público asistente a Café Satso (foto del autor)
Público asistente a Café Satso (foto del autor)

Rodiles le preguntó a la artista: ¿Crees que hay una línea entre activismo y arte? Es algo que se discute mucho en Cuba.

Tania Bruguera le explicó: “Debemos recordar la censura que existió en Cuba durante los años 80 del siglo pesado. Después de esa generación, la actual ya sabe cuáles son esos límites. El único límite que no te deja el gobierno cruzar aquí, las instituciones es precisamente, estar como hoy estamos aquí, artistas y activistas. Es una línea que no te permiten cruzar, por eso el presidente del Consejo de las Artes Plásticas, me dijo yo me desentiendo de lo que te pueda pasar legalmente o de otras maneras”.

“Creo que las instituciones culturales, quieren usar un lenguaje del arte contemporáneo para que el extranjero digan ‘hay que bien ese arte contemporáneo en Cuba’ pero sin el aparato crítico que pueda tener ese arte. Se habla fuera de la Isla sobre el arte socialmente comprometido, pero quieren que tu trabajes sin salir a las calles o que si lo haces, no use las calles como un espacio crítico y si trabaja con gente, pues que no lo convierta con algo político”.

La artista finalmente manifestó: “Lucho para que los artistas tengan un sentido social, no solo pintar un cuadro para vender, o hacer una obra, el artista es un ciudadano activo con recursos que puede ser muy útil para cuestionarse la realidad”.

En la charla estuvieron presentes Amaury Pacheco, del proyecto Onni Zona Franca, Gorki Águila, músico de la agrupación Porno para Ricardo, Raúl Borges Álvarez, presidente del Partido por la Unidad Democrática Cristiana de Cuba, José Díaz Silva, por el Movimiento Opositor por una Nueva República, Representantes de las Damas de Blanco, miembros de la Comisión de Atención a los Presos Políticos y su Familia, así como una decena de periodistas independientes e intelectuales cubanos Iván García, Boris González, Juan Carlos Linares, Ernesto Pérez Chang, Anddy Sierra, entre otros.

También asistió Juan González Febles director de Primavera Digital, Ignacio González de Hablemos Press y la agencia de noticia independiente En Caliente Prensa Libre (ECPL).

ernestogardiaz@gmail.com

[fbcomments]