Roban busto de José Martí en Santiago de Cuba y autoridades culpan a la oposición

Roban busto de José Martí en Santiago de Cuba y autoridades culpan a la oposición

Según la investigación del gobierno el presunto ultraje se efectuó en la madrugada del pasado martes

Lugar donde se encontraba el busto de José Martí. Foto del autor

SANTIAGO DE CUBA, Cuba.- Para sorpresa de los vecinos del reparto Venceremos, en Santiago de Cuba, en la mañana de este miércoles varios uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y algunas otras instancias se esparcían por callejuelas, y cuanto vericueto existe en el poblado. Había desaparecido repentinamente un busto de José Martí. “¿Usted sabe algo, vio o escuchó en la noche algún movimiento sospechoso?”, preguntaban los rectores del orden público en algunas casas de la vecindad.

El busto de Martí desaparecido se ubicaba en un pequeño pedestal de concreto con algunos escalones, muy cerca de la calle principal del poblado, y, según las autoridades, el presunto ultraje se efectuó en la madrugada del pasado martes.

Luego del incidente la culpa ha recaído en un solo grupo, “¡Fueron los opositores!”, exclamó tajantemente Beatriz Gamboa, presidenta del Comité de Defensa de la Revolución (CDR). El comentario fue apoyado por algunos militantes del Partido Comunista, así como por Noidis Pardo, Coordinador de la Circunscripción.

Patrulla policial en el lugar siniestrado. Foto del autor

Sin embargo, hace varias semanas un incidente similar ocurrió en el Consejo Altamira, donde también desapareció un busto del Héroe Nacional, por lo que este nuevo suceso ha puesto en alerta a la Policía Nacional.

Al reparto Venceremos llegó la Guardia Operativa de la unidad #2, más conocida como el “Palacete”, además de que agentes y funcionarios de la PNR permanecen en la vivienda de Gamboa, la cual se ha mostrado bastante “preocupada y afectada” ante el suceso.

“No sé como pudo pasar algo así, esta comunidad es muy responsable con esas cosas y siempre en las reuniones la gente se ha comprometido a cuidar los monumentos”, alegó Beatriz ante la PNR, casi entre lágrimas.

Entre tanto, el abandono y la desidia se apoderan de otro monumento santiaguero, éste dedicado a los Hermanos Rojas, de los cuales poco se conoce, salvo que murieron en ese lugar presuntamente a manos de los “batistianos”. El deterioro del homenaje a los Hermanos Rojas pareciera no importarle a la pretendida presidenta del CDR, a pesar de que se ubica muy cerca de donde se encontraba el busto vandalizado, según reflejan algunas opiniones.

Así mismo, muchos en la localidad de Venceremos manifiestan inconformidad y cierto enojo ante el despliegue policial, “hace dos años a mi casa entró alguien y se llevó un televisor, y hasta hoy estoy esperando que la policía me de alguna respuesta. El televisor (marca Panda) se lo dieron a mi marido, porque el fue combatiente contra los batistianos; fue otorgado por la Asociación de Combatientes, y ni así aparece”, criticó María Poll, quien también vive en la barriada santiaguera.

“Cuándo la policía ha hecho algo por controlar a los delincuentes, si más bien ellos son los primeros, aquí todos los días sale alguien diciendo que le robaron, y jamás he visto que la policía haya investigado tan siquiera”, sentenció.

Goart Cruz Zamora, un disidente que reside cerca del sitio siniestrado, denunció ante CubaNet que agentes de la PNR llegaron a su vivienda en horas tempranas cuestionándolo. “Me preguntaron si yo sabía algo, y qué tenía que ver la oposición con lo del robo”, también describió que la intención de los funcionarios fue de acusarlo por eso, ya que “repetían las mismas preguntas, como si quisieran que yo fuese el culpable”, contó el opositor.

Algunos residentes también señalan temer que se puedan efectuar allanamientos en las viviendas, “capaz que por el revolico que se ha formado hagan un registro en las casas en busca de la cabeza (busto de Martí), pero eso sería fatal para muchos, porque por eso pueden coger cualquiera otra cosa, y todo porque la presidenta se acordó de sus funciones”, reseñó Ernesto, vecino de la calle 1era de Rojas.

Hasta el momento de concluido este artículo el busto de José Martí no había sido encontrado, y tampoco existen indicios de quien pudo haberlo tomado de su lugar.

[fbcomments]