Reunión en Washington entre EEUU y Cuba sobre “ataques” a diplomáticos

Reunión en Washington entre EEUU y Cuba sobre “ataques” a diplomáticos

Según el Departamento de Estado, funcionarios de EEUU se reunieron con representantes cubanos y “profesionales médicos” participaron en el encuentro

Edificio del Departamento de Estado de EEUU (adc.org)

WASHINGTON.- Funcionarios de EE.UU. y de Cuba se reunieron en la sede en Washington del Departamento de Estado para conversar sobre los supuestos “ataques” que dañaron la salud de 26 empleados de la embajada estadounidense en La Habana entre noviembre de 2016 y agosto de 2017.

En una rueda de prensa, la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert, informó de que el objetivo del encuentro era “compartir información” con el Ejecutivo cubano sobre los “problemas médicos” que sufrieron los estadounidenses, que llegaron a manifestar síntomas similares a los de la conmoción cerebral.

Nauert no detalló qué funcionarios de EE.UU. se reunieron con los representantes cubanos y se limitó a decir que “profesionales médicos” participaron en el encuentro.

Hasta ahora, el Gobierno de Estados Unidos no ha podido determinar “qué o quién” dañó la salud de su personal.

“Aún no sabemos qué o quién es responsable de los ataques que afectaron la salud de nuestro personal en Cuba. Aún no sabemos qué es responsable a pesar de los esfuerzos de diferentes agencias y las investigaciones que todavía están en curso hoy. Estamos trabajando para brindar la mejor atención posible a nuestro personal”, dijo Nauert.

Entre las agencias que investigan el ataque se encuentra el FBI, que no ha dado a conocer sus conclusiones.

El incidente de los “ataques” deterioró las ya delicadas relaciones bilaterales, puesto que Washington ha acusado a La Habana de saber quién perpetró los supuestos ataques y de no haber protegido a su personal adecuadamente, algo que niega el Ejecutivo cubano.

Debido a esas agresiones, que en principio Washington calificaba de acústicas aunque luego reconoció no tener confirmada su naturaleza, EE.UU. ordenó la salida del personal no esencial de su legación en Cuba, es decir, un 60 % del total.

EE.UU. también ha detectado problemas de salud similares en su personal diplomático en el consulado de Guangzhou (China).

La cadena de televisión NBC, que citó fuentes de la investigación, señaló esta semana que las agencias de inteligencia estadounidense que investigan los “ataques” en Cuba y China apuntan a Rusia como principal sospechoso de la autoría.

(EFE)

[fbcomments]