A las puertas del Referendo, Guantánamo en estado de sitio

A las puertas del Referendo, Guantánamo en estado de sitio

Varias zonas de la ciudad están bajo un reforzamiento del patrullaje policial, incluida la vía que comunica con la Base Naval en Caimanera

Militar cubano custodiando poblado Caimanera, en las inmediaciones de la Base Naval de Guantanamo. Foto Marti Noticias

GUANTÁNAMO, Cuba.- No se han suspendido las garantías constitucionales oficialmente, pero en la práctica parece que sí, aunque en Cuba los derechos del ciudadano no necesitan de una situación excepcional para ser conculcados.

En la madrugada de este sábado 23 de febrero regresé a Guantánamo desde Cienfuegos en el ómnibus que cubre esa ruta en días alternos. Cada vez que lo hago y el vehículo se acerca al punto de control de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en la autopista, a la entrada de la ciudad, me preparo para lo peor.

Por su cercanía a la Base Naval norteamericana, ese punto de control tiene características que lo diferencian de los muchos que existen en las carreteras de Cuba.

El ómnibus llegó al lugar sobre las 11:35 p.m., después de quince horas y cinco minutos de viaje. Entonces fue detenido. Por la ventanilla observé a numerosos miembros de las fuerzas militares conocidas como “boinas negras”, tropas élites del Ministerio del Interior, famosas por sus acciones violentas y abusos en contra de la oposición pacífica. Tres de ellos subieron al ómnibus. Un mulato alto y fornido fue hasta el final, lugar donde estaba sentado, y pidió de forma conminatoria que le mostráramos nuestros carnets de identidad.

Pensé que iba a ser detenido, pero luego de revisar mi carnet me lo devolvió. Otras personas no tuvieron igual suerte pues les ordenaron bajar del vehículo. Por algunas preguntas que hice comprendí que no eran residentes en esta provincia. Cada uno tuvo que explicar bien claro por qué venía a Guantánamo y dar elementos que permitieran verificar su declaración. En esos trámites transcurrieron dos horas.

Hoy por la mañana en varias zonas de la ciudad había un reforzamiento del patrullaje policial. Según el testimonio recibido por este corresponsal, ofrecido por un residente en el poblado de Caimanera —que por razones de seguridad nos solicitó no reveláramos su nombre—, desde el viernes al mediodía el poblado está tomado militarmente y hay alrededor de 150 personas detenidas en la unidad de la policía municipal, los cuales fueron apresados en el poblado, luego de burlar el sistema de control de pases establecido.

La causa de estas medidas es la circulación de una información que algunos aseguran procede de una emisora extranjera, en la cual se anunció que se iba a permitir el acceso a la Base Naval norteamericana a todos los cubanos que desearan emigrar. A este rumor se sumó otro, que anunciaba que todo el que quisiera irse por la Base debía concentrarse en la Avenida Camilo Cienfuegos de la capital provincial, otro de los lugares que ha sido copado por los militares.

Otras informaciones recibidas por este corresponsal de CubaNet, pero que no hemos podido corroborar, aseguran que en los calabozos de la Seguridad del Estado de Guantánamo hay varios ciudadanos detenidos, procedentes de otras provincias. Lo significativo del caso es que en ninguno de los medios oficialistas el rumor ha sido desmentido, a pesar del peligro potencial que representa su divulgación, tanto para los incautos procedentes de otros lugares del país como para la propia seguridad de la zona fronteriza, como la llaman aquí las autoridades. Y mientras el rumor no sea desmentido oficialmente habrá más detenidos,  porque muchos cubanos desconocen el sistema de control y vigilancia establecido por el régimen desde muchos kilómetros antes de llegar a la zona limítrofe con la base naval norteamericana.

Suponiendo que alguien pudiera burlar la vigilancia del punto de control de entrada a la provincia, y la del que existe a la entrada de Hatibonico, tendría que sortear un riesgo aún mayor, consistente en el campo de minas que divide al territorio de la provincia del ocupado por los marines “yanquis”, que algunas fuentes califican como una de las zonas más densamente minadas en el mundo.

El desconocimiento de esta cruel realidad ha provocado la muerte de miles de cubanos en su intento por hallar un mejor lugar para la realización de sus sueños.

Cierto o falso, el rumor resulta sumamente sospechoso a escasas horas del referendo constitucional. Hay quien piensa que ha sido echado a rodar por el propio régimen para justificar la presencia de sus tropas élites en las calles.

De hecho, la política de hostigamiento contra la oposición pacífica se ha acrecentado por estos días.

Represión contra los opositores pacíficos

Según informó a CubaNet el opositor pacífico Niober García Fournier, activista del Movimiento People In Need, dedicado a ayudar a personas en situación de pobreza extrema que reciben poca ayuda gubernamental o están abandonados, durante toda esta semana han sido citados a la Unidad Provincial de Delitos contra la Seguridad del Estado varios activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), del municipio de Caimanera, y advertidos de que no se les permitirá ningún tipo de pronunciamiento en contra del referendo que se efectuará este domingo 24.

El propio Niober García Fournier fue citado el viernes a esa unidad represiva, donde fue advertido oficialmente por un oficial que se presentó como el teniente Andry, quien le dijo que no se le iba a permitir ningún tipo de acción en contra del referendo, que era la última vez que lo advertían, y que si continuaba con su actividad le iban a imponer veinte años de privación de libertad por el delito de espionaje, debido a que Niober —según la Seguridad del Estado— se dedica a recopilar información sobre miembros de ese cuerpo armado. También le dijeron que no dejara de ver las próximas Mesas Redondas —programa de adoctrinamiento ideológico del régimen— porque iban a presentar a varios opositores pacíficos como oficiales de la seguridad del estado —entre ellos él— y que nunca tendría medios para contrarrestar esa acción desacreditadora.

Esa es la situación que se vive en Guantánamo a escasas horas del inicio del referendo constitucional.

[fbcomments]