Categorías: Noticias
| Encendido
20/09/2020 9:42 am

“Quieren quitarme a mis hijos”, denuncia activista de UNPACU

La familia Miranda Leyva ha sido acosada tanto por la SE como por las Brigadas de Respuesta Rápida debido a su activismo por los derechos humanos
Familia Leyva poco antes de ser detenida el 8 de septiembre de 2020. Foto del autor

LA HABANA, Cuba.- “La Seguridad del Estado cubana quiere quitarme a mis hijos, pero yo no lo voy a permitir, yo soy buena madre”, declaró este viernes 18 de septiembre Ada Iris Miranda Leyva, ex prisionera política y activista del comando Olegario Charlot Spileta, perteneciente a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en Holguín.

Mediante el perfil de Facebook de su madre, Maydolis Leyva Portelles, la familia denunció las maquinaciones de la Seguridad del Estado (SE) cubana para quitarle a los dos menores de edad y llevar a los adultos a prisión.

En las últimas semanas la familia Miranda Leyva ha sido acosada tanto por la SE como por las Brigadas de Respuesta Rápida debido a su activismo por los derechos humanos en Cuba.

El 8 de septiembre último Ada Iris y su hermana, Ana Iris, fueron detenidas a la salida de la vivienda, cuando protestaban pacíficamente por la libertad de los presos políticos y la libertad de Cuba, como parte de la Revolución de los Girasoles convocada por la UNPACU.

Debido al aumento de la represión, este 18 de septiembre Ada Iris se dirigió a la Dirección de Atención a la Ciudadanía del Ministerio del Interior (MININT) con el objetivo de presentar una denuncia contra el coronel Lázaro y el teniente coronel Alejandro, ambos de la SE, por abuso de poder y corrupción.

Fue entonces que supo que estaba acusada por incurrir en “actos contrarios al normal desarrollo del menor” y que, por tanto, les quitarían a sus hijos.

Familia Leyva. Foto del autor

“Ni siquiera me tomaron la declaración (…) También me dijeron que mi madre, mis hermanos y yo seríamos llevados a prisión y que nos iban a golpear y desaparecer”.

De igual modo, le notificaron que el expediente de la causa ya estaba en la Fiscalía, y que en una semana sería llamada a declarar en el juicio para quitarles a sus hijos.

La familia denunció igualmente que, durante la madrugada del mismo día, el viernes 18 de septiembre, su vivienda fue víctima de actos vandálicos por parte de los grupos de respuesta rápida; golpearon las puertas y ventanas gritando ofensas y amenazas contra los que allí se encontraban.

Por su parte, el hermano de las gemelas, Fidel Manuel Batista Leyva, señaló que no permitirían que se llevaran a los niños, “van a tener que matarnos a los seis”.

Según el Artículo 38 del Código Penal (CP) cubano, el tribunal “puede imponer la sanción de privación o suspensión temporal del ejercicio de la patria potestad o de la tutela”.

En cuanto a los “Actos Contrarios al Normal Desarrollo del Menor”, el artículo 315.1 del mismo CP estipula que incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas el que “no atienda o descuide la educación, manutención o asistencia de una persona menor de edad que tenga bajo su potestad o guarda y cuidado”.

Ana Iris señaló que constantemente la SE atenta contra la salud física y mental de su familia y que el proceso actual se trata de una maniobra para obligarlos a abandonar el activismo pro democracia. “Todos estos son crímenes de lesa humanidad (…) estamos en total indefensión jurídica; todo este proceso penal es amañado, fraudulento y arbitrario”, agregó.

Su sobrina, Thaimí Rodríguez Miranda, de 13 años de edad, afirmó que ella y su hermano, Alain Michel Rodríguez Miranda, de 12 años, “en caso de ser separados de nuestra familia, nos vamos a plantar en huelga de hambre porque preferimos morir a bajar la cabeza ante la dictadura comunista”.

A menos de una semana del juicio sumario, la familia ni siquiera cuenta con representación jurídica, desconocen las particularidades del proceso como el número del expediente (clave para la defensa), así como los alegatos que presentará la Fiscalía en su contra.

Varios juristas y organizaciones —como Cubalex y Prisoners Defenders— han alertado en disímiles ocasiones que los disidentes en Cuba están expuestos a violaciones del debido proceso pues la mayoría constituyen fabricaciones y manipulaciones de la SE. Tampoco se cuenta con abogados y tribunales independientes del poder político.

“No permitiremos que se lleven a los niños. Esto es Libertad o muerte”, proclamó la familia Leyva al unísono.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Etiquetas: Cubafamiliamenores
Cargando los comentarios de Disqus...