¿Quién responde por un peligro de derrumbe?

¿Quién responde por un peligro de derrumbe?

No tengo donde ir, esta es mi casa. Si me cae, nos aplasta. Tengo conflictos con la oficina de Vivienda, problemas que yo no creé, y los años se me acaban

casa anciano pelligro derrumbeLA HABANA, Cuba. – José Dámaso Sobrado Mínguez, de 82 años, residente en Máximo Gómez 366-A, entre Frank País y José A. Bañuels, Campo Florido, Habana del Este, está muy consternado, lo mismo que su hijo y demás familiares por el temor de que el techo de su vivienda, declarado por Arquitectura en peligro de derrumbe, finalmente caiga. ¿Y quién responde por vivienda en peligro de derrumbe?

Cuenta el anciano: –La casa fue apuntalada hace cinco años. Solicité un subsidio estatal para ser reparada. El subsidio lo aprobaron. Recibí aviso del Instituto de la Vivienda municipal para que me presentara en sus oficinas de Alamar con las chequeras de pago de la casa para recoger el Título de Propiedad y la documentación para la gestión bancaria del subsidio. Me puse contento.

140403_120502Me presenté con todos los talonarios de pago pero para gran sorpresa mía me dicen allí que no podían entregarme ni propiedad ni subsidio “porque habían extraviado el expediente de mi vivienda con toda la documentación, posiblemente durante alguna mudada de oficinas [han sido varias]. La otra inesperada sorpresa fue que me informaron ¡que había pagado mil doscientos pesos en exceso! [Vivienda tenía que informarlo]. El asunto es que si Vivienda no me entrega la propiedad de la casa para trámites con el banco no puedo recibir el subsidio, ¿qué hago?

Sobrado Mínguez repite lamentándose: –El techo está en peligro de derrumbe, si me cae, o le cae a cualquiera, nos aplasta. No tengo donde ir, esta es mi casa. No pueden repararla si no aparece el título de propiedad. Tengo conflictos con la oficina de Vivienda, conflictos con el Banco, conflictos que yo no creé, y los años se me acaban, ¿qué hago?

[email protected]

 

Reinaldo Emilio Cosano Alén

Reinaldo Emilio Cosano, La Habana, mayo, 1943, licenciado en Filología en la Universidad de La Habana.
Ejerció como profesor los últimos veinte años de vida laboral. Fue separado del magisterio por carecer de ”idoneidad política”, según consta en el acta de separación definitiva. Fue miembro del Comité Cubano pro Derechos Humanos, y participó en la Coalición Democrática Cubana. Escribe desde hace más de diez años para CubaNet, a través de la agencia Sindical Press, de la cual es director.

e-mail: [email protected]

[fbcomments]