ciclones

El polvo del Sahara impide la formación de ciclones tropicales. Foto Nasa