Policía política intimida a menor de 12 años, hijo de activista opositor

Policía política intimida a menor de 12 años, hijo de activista opositor

“No es casualidad que de un centenar de niños solo hayan parado al hijo de un activista de la oposición, lo hacen para amedrentar, desestabilizar”

SANTIAGO DE CUBA, Cuba.- El Activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Leonardo Pérez Franco, denunció la detención e intimidación que sufrió su hijo, Carlos Pérez González, de tan solo 12 años, en horas del mediodía de este miércoles por un agente de la policía política, el cual se encontraba en el operativo que desde el pasado lunes se efectúa en la Sede Nacional de la UNPACU, en el reparto Altamira de Santiago de Cuba.

Pérez Franco contó a CubaNet que el uniformado, con chapa 23039, llamó al niño que recién salía de la Escuela Secundaria Francisco Maceo Osorio, y quien llevaba una edición de la revista española GQ en sus manos. El oficial lo interceptó y le preguntó donde había obtenido la revista y se sabía de qué se trataba.

“Me llamó, me quitó la revista y me preguntó si sabía que era, entonces me dijo que era una revista de pornografía y me acusó de estar enseñándola en la escuela”, declaró el menor a CubaNet.

En pleno incidente, otro oficial que se encontraba cerca, según describió el niño, se refirió a él en tono obsceno, y le preguntó con palabras no muy amables si la revista era para masturbarse.

“Le respondí que no, entonces me preguntó dónde vivía, y después de decirle la dirección me dijo que estaba detenido, junto a un amigo que andaba conmigo y que se estaba riendo”, contó el menor aún nervioso.

El niño, asustado y confundido ante la absurda detención, le dijo al oficial que no se repetiría lo de la revista, “el policía me dijo que me fuera y me devolvió la revista, pero del nerviosismo me puse a rasgarla frente a él”, confesó.

Al llegar a su casa el joven de 12 años le contó entre lágrimas lo ocurrido a sus padres, los cuales inmediatamente fueron a reclamarle a los oficiales implicados.

Ejemplar de la Revista GQ, que policía política custionó a niño de 12 años de edad. Foto del autor

“Si querían cerciorarse del contenido de la revista ese no fue el mejor método, además, ellos no son nadie para cuestionarlo sin nuestra presencia, lo que hizo fue abochornar al niño frente de un grupo de compañeros del aula, y encima de eso se dio cuenta que no era pornográfica y le preguntó que si era para masturbarse. ¿Cómo un hombre de esa edad le va a decir a un niño eso! Aún el niño esta lloroso y alterado”, criticó Yordanka González, madre del pequeño.

Leonardo Pérez Franco también recriminó lo sucedido a trávez de las redes sociales: “el niño llegó a la casa tembloroso, lo que requirió la pronta respuesta nuestra, nos dirigimos hasta el lugar del incidente y cuestionamos al oficial sobre cuál era su autoridad para hacer algo así”.

Más adelante acotó, “no es casualidad que de un centenar de niños solo hayan parado al hijo de un activista de la oposición, lo hacen para amedrentar, desestabilizar y que perdamos el foco de nuestros objetivos… La dictadura viola los más elementales derechos del niño en la vía pública sin la presencia de sus padres o tutores. Estos hechos lo que hacen es que nos aferremos más a la actitud de disentir del gobierno criminal, que ha secuestrado todos los espacios para el ejercicio de la democracia”.

Por otra parte, este caso no ha sido el único, la misma tarde del miércoles fue detenido José Daniel Ferrer Cantillo, de 17 años, hijo del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer García. El joven salió comprar comida y fue interceptado por la policía y, según afirman sus familiares, golpeado.

Pérez Franco inició sus actividades dentro de la disidencia cubana en el año 2000, en la Junta Patriótica Cubana Félix Varela, y posteriormente asumió la vicepresidencia en el Arco Progresista, además fue fundador y coordinador del proyecto Nuevo País en la provincia de Santiago de Cuba.

Carlos Pérez González junto a sus padres opositores. Foto del autor

En el año 2013 comenzó a formar parte de la UNPACU, fundó la célula Laura Pollán y ha incursionado en el arte independiente con obras como Semillas de Dignidad, que se convirtió en símbolo del proyecto Varela.

Una de las piezas más representativas de Franco fue el Grito de Zapata, una versión cubana donde la famosa obra del pintor Edvard Munch, El Grito, reaparece conceptualizada en la realidad de la isla, esta vez el delegado personaje que lanza un grito se encuentra tras la rejas, preso y aferrado a los barrotes que lo separan de la libertad.

Actualmente, continúa aferrado a sus ideales siendo visible promotor de la campaña #YoVotoNo, en contra del referéndum constitucional que se llevará a votación el próximo 24 de febrero, razón por la cual sospecha que su hijo fue detenido, como forma de presión.

Este incidente se une a los numerosos maltratos emocionales que ha sufrido Carlos, debido a que ha tenido que presenciar arrestos a sus padres y allanamientos en su casa, desde muy pequeño, “me fui con el corazón en la boca, nunca había pasado por algo igual y aún estoy nervioso por el mal rato que viví”, contó el menor al concluir la entrevista.

[fbcomments]