Policía política detiene y golpea a la activista Yolanda Carmenate

Policía política detiene y golpea a la activista Yolanda Carmenate

Carmenate se encontraba en la sede principal de la UNPACU, en Santiago de Cuba, con el objetivo de obtener analgésicos para su hijo

Yolanda Carmenate Cristian Pérez Carmenate
Yolanda Carmenate y su hijo, Cristian Pérez Carmenate. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- En la madrugada del pasado viernes fue detenida violentamente Yolanda Carmenate Fernández, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotora de Cuba Decide.

Carmenate se encontraba en la sede principal de la UNPACU, en Santiago de Cuba, con el objetivo de obtener analgésicos para su hijo, Cristian Pérez Carmenate, que continúa mal de salud. A pesar de que la activista logró pasar inadvertida por el operativo policial entorno a la sede, fue interceptada más tarde al llegar a la terminal de ómnibus santiaguera.

Después de la UNPACU “me dirigí a la terminal de ómnibus para tomar un transporte hacia La Tunas, donde resido con mi hijo, pero agentes de la policía política me detuvieron, me golpearon y me robaron”, denunció la opositora.

Los agentes que arrestaron a la activista le ocuparon 20 CUC y los medicamentos que eran para Cristian.

“Mi hijo, también ex preso político y ahora bajo licencia extrapenal, está padeciendo un cáncer que estamos seguros le fue inoculado en los meses que sufrió prisión injustamente. La atención médica ha sido deprimente, no hay los medicamentos que necesita, y encima se roban lo poco que puedo conseguir”, manifestó Yolanda Carmenate.

Desde que las autoridades del régimen concedieron a Cristian Pérez licencia extrapenal el activista ha denunciado complicidad del Ministerio de Salud Pública con la Seguridad del Estado.

Hasta el momento, ninguno de los ortopédicos y hematólogos con los que se ha entrevistado ha coincidido en un mismo diagnóstico. Además, le han negado ver los resultados de todos los exámenes que se le practican.

Cristian Pérez Carmenate fue detenido el 12 de agosto de 2019 cuando se encontraba camino a un mercado de Las Tunas. Ese mismo día, en un juicio sumarísimo, le fue revocada una sanción de prisión domiciliar y obligado a cumplir un año de cárcel por el delito de “desobediencia”.

Durante esa detención los oficiales a cargo le propinaron una golpiza que le afectó severamente el brazo derecho y también la pierna. Luego, en la prisión, demoraron 40 días para concederle atención médica.

Casi cuatro meses después, luego de las incansables denuncias de su madre y de la organización, le concedieron una licencia extrapenal temporal que vencía el 8 de mayo pasado, fecha en la que supuestamente debía estar recuperado físicamente, y en condiciones de regresar a cumplir los tres meses restantes de su condena.

Sin embargo, su salud se deteriora más mientras pasan los días, y aseguran no contemplar la esperanza de recibir, al menos dentro de la Isla, un certero tratamiento médico.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Katherine Mojena Hernández

Katherine Mojena Hernández

Miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Promotora de la iniciativa Cuba Decide. Equipo a cargo de la dirección y edición del sitio web Cuba te Cuenta

[fbcomments]