1

Policía politica amenaza a opositora Moraima Rodríguez y a su familia

Policía política, Moraima Rodríguez Batista y miembros del PUNCLI

GUANTÁNAMO, Cuba. — La policía política cubana citó este lunes a la coordinadora nacional de organización del Partido Unión por Cuba Libre (PUNCLI) y líder gestora del proyecto Emilia, Moraima Rodríguez Batista, a causa de sus publicaciones en redes sociales.

La denuncia fue hecha por la propia activista, quien aseguró a CubaNet que fue citada verbalmente a comparecer a las ocho de la mañana en la estación de policía de la barriada capitalina de Calabazar (lugar donde reside), donde estuvo hasta cerca de las cinco de la tarde.

Los oficiales revelaron a Moraima que el motivo de la citación eran sus constantes publicaciones de denuncias en su perfil de Facebook y que por ello la podrían castigar con multas y hasta con prisión por el delito de usurpación de funciones, ya que, supuestamente, no está autorizada a realizar esta actividad.

La fuente aseguró también que le dijeron que ella tenía una hija, que tenía que tener mucho cuidado no se fuera a soltar una goma de un auto y la fuera a dañar sin querer.

Juan Luis Bravo Rodríguez, quien también pertenece a la dirección del PUNCLI y al proyecto Emilia, aseguró a este medio que el pasado día 9 de septiembre ya se había presentado un oficial de la Seguridad del Estado en la vivienda de Rodríguez Batista.

El agente la llevó a la estación policial de Calabazar y amenazó con aplicarle el Decreto Ley 370, que prohíbe la difusión de información “contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas” y que en los últimos años ha sido utilizado por el régimen cubano como instrumento para limitar la libertad de expresión en Internet.

La multa contra Moraima no se llegó a aplicar debido a que el inspector del Ministerio de Telecomunicaciones no se presentó en el lugar.

Bravo Rodríguez aseguró también que la opositora fue citada verbalmente para presentarse en la estación policial al siguiente día, donde permaneció por espacio alrededor de cuatro horas.

“Tengo mucho miedo de la amenaza que le realizaron a mi hija, porque soy consciente de que los agentes de la seguridad del Estado son muy capaces de cumplir la promesa de matar a mi hija en un accidente”, dijo Moraima a este diario.

“Comenzaré a planificar cómo será, a partir de ahora, el transcurso de nuestras vidas. Responsabilizo al gobierno cubano y a la Seguridad del Estado de lo que le pueda suceder a mi familia”, añadió.

Al cierre de esta información, la activista denunció que recibió una recarga internacional mediante la promoción de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) en la que recibió los correspondientes bonos de voz y datos, pero sin el saldo principal.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.