Oncológico de La Habana retiene tratamiento a Omara Ruiz por sus declaraciones en Miami

Oncológico de La Habana retiene tratamiento a Omara Ruiz por sus declaraciones en Miami

Debido a la represalia permanecerá más de 48 horas sin los anticuerpos que debe recibir cada 21 días

Omara Ruiz Urquiola. Foto Facebook

MIAMI, Estados Unidos.- Omara Ruiz Urquiola, profesora cubana y hermana del científico Ariel Ruiz Urquiola, dijo que se vio imposibilitada de recibir el tratamiento médico correspondiente a su ciclo de 21 días en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) de La Habana, donde es paciente de cáncer, debido a presiones de la Seguridad del Estado sobre el equipo médico que la atiende.

Ruiz Urquiola denunció el hecho: “Acabo de llegar del Oncológico y no me pusieron el tratamiento. Mi Dr. Braulio Mestre me informa que le indicaron (no dijo quiénes) que me pasara para su consulta de los viernes, con lo cual quedo dos días desprotegida (sin medicación). Me dice que esto es consecuencia de las declaraciones que di en el extranjero acerca de la disfuncionalidad de la atención oncológica en Cuba”.

Captura de pantalla

Omara dijo que debido a la represalia permanecerá más de 48 horas desprotegida, sin los anticuerpos monoclonales que debe recibir cada 21 días para detener el avance del mal, dijo en entrevista con el periodista Tomás Cardoso para el programa “Cuba al Día”, de Radio Martí.

Braulio Mestre, el médico que la atiende, fue asesorado en el pasado por el biólogo Ruiz Urquiola para su tesis de doctorado, señaló. Este, le dijo a la paciente que le habían llamado la atención por mantenerla en la lista de los miércoles. “Él me veía en su consulta, en el área de turismo de salud”, donde atienden a extranjeros, explicó Omara.

Mestre, según las declaraciones de Omara, expresó su desacuerdo con las declaraciones emitidas por ella sobre el centro hospitalario, pero eludió aclarar sobre qué puntos específicamente no estaba de acuerdo, señaló la profesora.

“Él es lo que llamamos un soldado de bata blanca”, que deja a un paciente desprotegido porque “está cumpliendo con una orden”.

Omara había denunciado el deplorable estado del centro hospitalario, a raíz de un incendio que afectó al inmueble en julio pasado. En ese entonces dijo: “No lo voy a describir porque realmente sería escatológico, asqueante”.

Por otro lado, Ariel Ruiz Urquiola explicó las negativas que la suspensión del tratamiento, aunque sea por un par de días, puede tener. “La repercusión que tiene es que avanza el cáncer, y los tratamientos anticáncer son como los ciclos —salvando las distancias— de antibióticos, que no pueden tomarse fuera de hora, ni un día sí y un día no”, subrayó.

El biólogo dijo que le resultó repulsiva la actitud de Mestre, quien aseguró conoce de estos medicamentos anticáncer gracias a su asesoramiento, y dijo además que su hermana Omara ha tratado sin éxito de denunciar su caso a las organizaciones internacionales de Salud. “Ella tiene en su cuerpo las huellas de toda la barbarie que han cometido estos matarifes de bata blanca que están en este hospital”.

El pasado mes de agosto Omara Ruiz Urquiola estuvo en la ciudad de Miami para someterse a una Tomografía Computarizada por Emisión de Positrones, como parte de un tratamiento contra un cáncer de mama que se le ha extendido a la piel.

[fbcomments]