Obra de Tania Bruguera prohibida en Cuba se presenta en el MoMA de Nueva York

Obra de Tania Bruguera prohibida en Cuba se presenta en el MoMA de Nueva York

“El arte sobrevive a cualquier gobierno”

Tania Bruguera (art21.org)

MIAMI, Estados Unidos.- El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) ha anunciado la apertura desde el 3 de febrero hasta el 11 de marzo de la instalación Untitled (Havana, 2000), de la artista y activista Tania Bruguera y prohibida en Cuba.

La obra fue adquirida por el prestigioso museo en 2015 y contiene, entro otros elementos, una superficie cubierta de bagazos de cañas de azúcar, un video de Fidel Castro y cuerpos desnudos en la penumbra.

“Esta exposición tiene lugar en un momento en que los grandes discursos nacionalistas están de vuelta; y me parece importante que nos acordemos de que lo que pasa en otros lugares también podría suceder en aquellas sociedades que parecen inmunes a las dictaduras”, dijo a El Nuevo Herald desde Nueva York la autora de la obra.

Bruguera se refirió al impacto político que pudiera tener su trabajo en el público estadounidense.

“Esta exposición representa algo que todos los artistas sabemos: que el arte sobrevive a cualquier gobierno”, dijo la artista.

El MoMA ha organizado toda una serie de programas vinculados a Untitled (Havana, 2000), incluyendo un taller dirigido por Bruguera sobre el arte como herramienta social (9 y 10 de febrero), un panel de discusión con Bruguera, Claire Bishop y Gerardo Mosquera (26 de febrero), y un programa de cine de un fin de semana sobre la censura en el cine cubano (9-11 de marzo).

La pieza fue concebida inicialmente para la VII Bienal de La Habana, en el año 2000. La actual instalación recrea la primera vez que se presentó en La Cabaña, una fortaleza militar construida durante el dominio colonial español que mucho después sirvió de cárcel para los prisioneros de conciencia. El sitio presenció torturas y fusilamientos desde los primeros años de la revolución cubana.

La obra sugiere las contradicciones de la vida en Cuba durante la etapa revolucionaria, según las notas al programa.

Durante su presentación original, Untitled (Havana, 2000) estuvo a la vista del público por pocas horas antes de ser retirado con el pretexto de que los desnudos masculinos estaban prohibidos.

“En Cuba se está atravesando por un momento de mucha confusión, ya que el Gobierno está cometiendo errores que le afectan a varios grupos poblacionales y la gente tiene menos miedo porque empieza a tener acceso a una información que no es generada por los canales oficiales”, dice Bruguera, comparando los tiempos actuales con aquellos.

“Muchos cubanos ya han visto otros mundos y algunos tienen cierta independencia económica que [con el tiempo] podría traducirse en independencia ideológica. Por otro lado ha regresado el racismo, el clasismo y las injusticias sociales que no se pueden ocultar”, añadió.

La trayectoria de Bruguera se ha distinguido por su activismo a favor de los derechos humanos en Cuba, algo que le ha valido no pocos problemas con las autoridades.

Entre sus acciones estuvo un intento de realizar su performance El susurro de Tatlin en la Plaza de la Revolución y en el Monumento a las Víctimas del Maine, en el malecón habanero, que le valió ser detenida por la Seguridad del Estado a finales del 2014 junto a varios activistas y periodistas independientes.

En esa ocasión le fue retenido su pasaporte durante varios meses.

Bruguera, que se define como una “artivista” —una mezcla entre artista y activista— inauguró en marzo de 2016 el Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR) con el objetivo de crear una plataforma institucional para que los cubanos puedan informarse sobre sus derechos, promuevan discusiones críticas y formen parte de un espacio alternativo donde diferentes posiciones políticas puedan confluir y trabajar juntas en un ambiente democrático.

[fbcomments]