Muy grave activista de UNPACU en Guantánamo

Muy grave activista de UNPACU en Guantánamo

Marco Antonio Morán Pelegrín, en huelga de hambre, tuvo que ser trasladado en ambulancia hacia el hospital provincial. El informe médico dice que tiene cólera, pero los activistas lo dudan

Activistas-de-la-UNPACU-en-Guantánamo_foto tomada del sitio digital de la organización opositora
Activistas-de-la-UNPACU-en-Guantánamo_foto tomada del sitio digital de la organización opositora

MIAMI, Florida, Redacción.- Posiblemente como consecuencia de la huelga de hambre que realizan desde el domingo pasado nueve activistas de la UNPACU en Guantánamo, una ambulancia retiró hoy del lugar a Marco Antonio Morán Pelegrín, aquejado desde anoche con diarreas. La información fue suministrada esta mañana vía telefónica por el secretario de UNPACU en Guantánamo, Yoanny Beltrán Gamboa.

Según Beltrán Gamboa, la policía politica ha dicho que el enfermo trasladado al hospital provincial ha contraído el cólera.

Morán Pelegrín tiene una prótesis como esófago.

También, en el lugar donde están apostados los huelguistas, en la calle San Lino entre 2 y 3 Sur, se encuentra Henry Couto Guzmán, con suero intravenoso, debido a una subida de tensión sanguínea. Éste y otros activistas enfermos se resisten a ir al hospital.

En el lugar trabajan voluntariamente una doctora y tres enfermeras, que no quisieron ser identificadas por temor a represalias.

En conversación telefónica con Cubanet, Beltrán Gamboa, de 33 años, confirmó que continúan sitiados por la policía política. En el momento de redactar esta nota, la policía había enviado a un fumigador a la casa donde se atrincheran los huelguistas, un pretexto, según él, para dispersar la huelga.

Con respecto al cerco policial, “hay 20 personas metidas en casa de un chivato de apellido Figueras, conocido como Pepín, un hombre que trabajó en las oficinas del carné de identidad de la provincia”, dijo el secretario local de UNPACU. Según Beltrán Gamboa, el anfitrión de la policía ofrece meriendas y agua al operativo.

En estos días llueve con fuerza en Guantánamo, la provincia más oriental de Cuba. Aun así, el oficial Rafael Torres, de la Contrainteligencia Militar, del Ministerio del Interior, sigue dirigiendo la misión de asedio a los opositores políticos.

Este último lunes, Cubanet publicó la noticia del asesinato de un simpatizante de UNPACU, ocurrido en las inmediaciones de donde se realiza la huelga de hambre.

Vicente Medrano Ramos, el occiso, se sentía muy agradecido por la ayuda que recibió de UNPACU para arreglar el techo de su domicilio, dañado por el último huracán que azotó a la provincia hace casi dos años. Por haber mostrado agradecimiento público hacia la gestión, fue amenazado por la presidenta del CDR.

Desde el domingo 18, estos activistas se encuentran en huelga de hambre –no de sed- en protesta por la detención de cuatro miembros de la UNPACU residentes en el municipio de Caimanera, provincia de Guantánamo, que se nombran Yohannes Arce Sarmiento, Ricardo Pelier Frómeta, Daniel Ernesto Dufus y Yoelkis Rosabal Flores.

El pasado 12 de mayo, la policía política irrumpió de forma violenta en el domicilio de Yoelkis Rosabal Flores, a quien lesionaron con un fuerte golpe en la cabeza. Los activistas mencionados fueron a conocer lo que ocurría y fueron también detenidos y trasladados de inmediato hacia la Unidad Provincial de Operaciones del MININT, situada en la carretera hacia el municipio El Salvador, donde permanecen detenidos y en huelga de hambre, pues los acusan por la presunta comisión de varios delitos de Atentado, Desacato, Alteración del Orden y Daños.

 

[fbcomments]