Misteriosa desaparición de joven oficial del Ejército

PINAR DEL RIO, Cuba, 25 de mayo (Rafael Ferro Salas, 173.203.82.38) – Alarma y consternación reinan en el edificio número 98 del distrito residencial Hermanos Cruz, en Pinar del Río, donde hace más de una semana dan por desaparecido al primer teniente de las Fuerzas Armadas Rodny Mujica Rodríguez.

Mujica, de 27 años de edad, es egresado de la Escuela Militar “Camilo Cienfuegos”, una especie de institución élite para la formación de oficiales. De acuerdo con los vecinos entrevistados, el joven está ausente de su casa desde el pasado 12 de mayo.

Rigoberto Benítez Carbajal, jubilado de 74 años, asegura que conoce a Mujica desde que nació.  “Hace poco conversábamos y me contaba sobre su inconformidad con las cosas que están pasando dentro de la isla, sobre todo en lo referido a las  necesidades de la gente. Lo que más le molestaba eran los privilegios que tienen los altos oficiales de las Fuerzas Armadas, que viven muy por encima de los demás en este país. Yo le decía a Rodny que se cuidara y que no hablara esas cosas con otras personas”, comentó Benítez Carbajal.

Las autoridades no han dado ningún tipo de información alentadora a los familiares del muchacho. Tanto las Fuerzas Armadas (FAR), como  el Ministerio del Interior (MININT) mantienen un manto de silencio sobre el caso.

“Esto de su pérdida no está dentro de lo normal y me da mala espina. Ya él (Mujica) había tenido problemas con sus jefes dentro de la unidad militar en la que trabajaba. Me había contado que ya estaba mal visto hasta por la Inteligencia Militar”, aseguró Marisol Mesa Alonso, una instructora de arte de 24 años de edad que es vecina y amiga de la familia.

Mesa Alonso dijo que Mujica “no se aguantaba” lo que pensaba y lo expresaba sin miedo. “Lo más preocupante es la aparente indiferencia de las autoridades y la falta de información que tienen los familiares sobre el caso”, subrayó.

Leonardo Arencibia, de 48 años y chofer de alquiler, puso en dudas las versiones de que Mujica ha salido ilegalmente del país. “Nadie tiene prueba de eso, ni sus familiares. El muchacho trabajaba en una institución en la que nada más que uno resbala, la paga bien caro”

[fbcomments]