Miles de evacuados y vías incomunicadas por lluvias en zona central de Cuba

Miles de evacuados y vías incomunicadas por lluvias en zona central de Cuba

La fuerza de las corrientes del río Zaza derrumbó parte del puente que conecta esta demarcación con la ciudad de Sancti Spíritus

LA HABANA.-La región central de Cuba ha quedado incomunicada debido a las intensas lluvias de los últimos días que han provocado inundaciones y la crecida de ríos en las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos donde fueron evacuadas más de 15.000 personas, informaron hoy medios oficiales.

La circulación por la Autopista Nacional y de la carretera central de la isla permanecen interrumpidas en la zona lo que ha motivado la suspensión de los servicios de ferrocarriles y de ómnibus, informaron las empresas de esos medios de transporte de pasajeros.

La dirección de la Unión de Ferrocarriles de Cuba informó que las precipitaciones han provocado daños a la infraestructura vial y no se restablecerá el servicio hasta tanto se certifique que la circulación de los trenes sea de manera segura e ininterrumpida.

Esta situación meteorológica persiste este lunes tras el tránsito cerca de Cuba el fin de semana de la tormenta Alberto que afectó con sus fuertes lluvias a las zonas central y occidental de la isla.

La Autopista Nacional- la principal carretera de Cuba- está cerrada totalmente al tránsito de vehículos en su kilómetro 254, ubicado en Villa Clara, a causa del desbordamiento del río Sagua la Grande cuyas aguas cubren la vía, indicó un reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El subdirector de la empresa de Recursos Hidráulicos de Villa Clara, Juan José Medina, explicó que desde hace horas se abrieron las compuertas de la presa Palmarito, porque el embalse sobrepasó los límites permitidos, lo que aumentó el caudal del río Sagua la Grande y la inundación de la carretera.

En la provincia vecina Sancti Spíritus, situada a unos 350 kilómetros al este de La Habana, las estaciones de meteorología han registrado 166 milímetros de lluvias acumuladas en las últimas 24 horas y los nueve embalses de este territorio que están colmados alivian aunque continúan recibiendo altos volúmenes de agua.

Este lunes ese territorio central tenía más de 1.230 millones de metros cúbicos de agua embalsada, el 103 por ciento de su capacidad de almacenamiento, y la presa Zaza, la mayor del país, ha vertido en las últimas horas más de 119 millones de metros cúbicos y se mantiene vigilada por las autoridades de Recursos Hidráulicos.

El jefe de la Defensa Civil Nacional, el general Ramón Pardo Guerra, llamó a “extremar” las medidas de seguridad y protección ante las lluvias durante un recorrido por Sancti Spíritus.

Pardo Guerra llegó hasta el poblado de Zaza del Medio, donde la fuerza de las corrientes del río Zaza derrumbó parte del puente que conecta esta demarcación con la ciudad de Sancti Spíritus, cabecera de la provincia, y también visitó la comunidad de Caracusey, que se encuentra inundada por la crecida del río de igual nombre.

En localidades de esta zona como la ciudad turística Trinidad, Cabaiguán, Fomento y Yaguajay se mantienen evacuadas casi 6.0000 personas en casas de familiares o en centros de evacuación estatales debido a la crecida y el desbordamiento de los ríos que en algunos lugares alcanzan niveles inusuales.

En la agricultura los primeros estragos se han reportado en cultivos de plátano, boniato, frijoles y tabaco debido a las inundaciones y la saturación de los suelos.

En la provincia centro sureña de Cienfuegos, la refinería de petróleo ubicada en la ciudad cabecera homónima sufrió daños al quedar inundadas las instalaciones encargadas de inyectar el crudo a la planta.

En esa industria colapsó parte del sistema de tratamiento de residuales de los hidrocarburos lo que provocó un derrame de unos 12.000 metros cúbicos de aguas oleosas en la bahía de Cienfuegos, cuyo impacto ecológico es evaluado por autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Los más recientes reportes también indicaron que en la provincia occidental Matanzas se han producido derrumbes de viviendas, afectaciones a la electricidad y más de 6.300 personas fueron trasladadas a lugares seguros en los municipios Martí, Perico, Colón y Pedro Betancourt, reportados como los más afectados.

(EFE)

[fbcomments]