Más de 36 000 pesos en multa deben activistas de la UNPACU y el MONR  

Más de 36 000 pesos en multa deben activistas de la UNPACU y el MONR  

La represión del régimen contra opositores cubanos se ha incrementado en medio de la crisis económica que afecta al país, agravada por el impacto de la pandemia del coronavirus

Geobel Hernández. Foto cortesía del autor

MIAMI, Estados Unidos.- Más de medio centenar de activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) han resultado reprimidos por el Ministerio del Interior (MININT) durante este mes de octubre, alertó José Daniel Ferrer García, líder de la organización.

Los últimos opositores detenidos arbitrariamente y multados con cuotas de 2 000 pesos fueron Ediyersi Santana Jouz, Geobel Hernández Aranda y Roberto Pérez Pérez.

Santana Jouz fue detenido en la vía pública y conducido a la primera unidad policial de Camagüey, por órdenes de la Seguridad del Estado. Los agentes ya se encontraban en la estación para aplicarle la multa y recordarle su posible encarcelamiento.

“No fue algo casual, por yo vender unas piñas como me dijeron. De otra forma no se explica que ya los agentes estuviesen esperando a que yo llegara, los mismos que siempre me acosan para amenazarme con prisión y recordarme la multa que me impusieron por el 370”, aseguró Santana a CubaNet.

El activista se ha negado a pagar la multa de 3 000 pesos en CUP que le fue impuesta en abril pasado en virtud del Decreto Ley 370, que regula el internet en la isla y limita la libertad de expresión.

multas
Roberto Pérez. Foto cortesía del autor

Mientras tanto, en la capital Hernández y Pérez fueron arrestados dentro de su vivienda por oficiales uniformados, y trasladados hacia la Oncena Unidad Policial de San Miguel del Padrón. Allí los mantuvieron por más de cinco horas y antes de ser liberados fueron sancionados con 2 000 pesos en CUP cada uno por hacer activismo pacífico.

Según declaraciones de Zaqueo Báez, coordinador en la UNPACU y activo promotor de Cuba Decide, más de una decena de sus compañeros en La Habana han sido amenazados durante los arrestos por oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado con ser multados con cuotas excesivas de 2 000 y 3 000 pesos en CUP, aun cuando no tuviesen justificación legal.

“El delito de impago de multas es de los más usado por la dictadura para llevar a prisión a opositores pacíficos. Pero la mayoría nos negamos a pagar porque primero no hay bolsillo que soporte tantas multas y luego porque estaríamos legitimando un delito que no cometemos. De lo único que nos pueden culpar es de enfrentarnos con ideas a una dictadura oprobiosa”, expresó Báez.

Entre todas las multas que los integrantes de la UNPACU han recibido durante este antepenúltimo mes del año, suman más de 11 000 pesos en CUP.

multas
Multa de Ediyersi Santana. Facebook. Foto cortesía del autor

Por su parte, el Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR) igualmente denunció el aumento de esta política represiva.

Casi a diario José Díaz Silva, líder del MONR, denuncia represión contra su grupo. Entre el mes de septiembre y el transcurso de octubre las cifras de multas que deben sus activistas superan los 25 000 pesos en CUP.

La represión del régimen contra opositores cubanos se ha incrementado en medio de la crisis económica que afecta al país, agravada por el impacto de la pandemia del coronavirus, donde el acoso, las detenciones y las multas son cada vez más frecuentes.

El propio gobierno reconoció que desde el pasado 1 de septiembre hasta el día 19 del mismo mes la Policía había impuesto un total de 10 487 multas, supuestamente por “incumplimiento de normas de bioseguridad”.

Sin embargo, los motivos que han denunciado las víctimas, miembros de la oposición y del pueblo en general han sido injustos y extremos, considerando como violaciones salir de tu vivienda a botar la basura, retirarse la mascarilla para tomar medicamentos, fumar o tomarse un café, llevar comida a un enfermo durante la pandemia o comprar detergente y mascarillas para donar a los necesitados.

Para muchos se trata de una recaudación monetaria que el régimen se ha puesto como meta en estos tiempos de coronavirus, mediante multas dirigidas a forzar que las personas obedezcan las medidas restrictivas encaminadas a frenar la propagación del virus.

El tema de las multas arbitrarias es parte de la represión contra el pueblo y la oposición, afirma Carlos Amel Oliva Torres, representante de la UNPACU en el exterior.

“Resulta muy incoherente o de doble rasero que por 60 años el régimen cubano ha criticado a través de los medios de difusión nacional y en comunicados hacia el exterior esta misma actitud de gobiernos de derecha, cuando aplican medidas de austeridad en medio de crisis económicas y luego reprimen a sus pueblos cuando protestan. Salvando por supuesto que es muy diferente el actuar de las autoridades en regímenes democráticos que el de la dictadura cubana, así como las garantías en los procesos judiciales”.

Para Oliva Torres, la causa de la actual crisis recae en la negativa del Estado de permitir a los ciudadanos ejercer derechos y libertades universales.

“Seis décadas son suficientes para tener más que claro que la única solución real y justa a los problemas en Cuba comienzan con una transición a la democracia”, culminó el opositor.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Katherine Mojena Hernández

Miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Promotora de la iniciativa Cuba Decide. Equipo a cargo de la dirección y edición del sitio web Cuba te Cuenta

[fbcomments]