“¿Más castrismo para qué?”, nueva campaña opositora en Cuba

“¿Más castrismo para qué?”, nueva campaña opositora en Cuba

Se percibe “hartazgo” con el Gobierno

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=PK8Kr55KbG0[/youtube]

 

LA HABANA, Cuba.- “#MásCastrismoParaQué no es una campaña triunfalista, sino que es una retroalimentación”, aclara Ailer Mena miembro del Foro por los Derechos y libertades. “Es una evolución del proceso natural del trabajo que hemos venido haciendo y que ahora alcanza un punto álgido con el traspaso del poder del castrismo”.

El Foro lleva trabajando hace más de un año en #TodosMarchamos, una campaña de protestas públicas. A diferencia de esta primera, #MásCastrismoParaQué, tendrá una primera etapa de desarrollo que terminará en abril de este año y está más enfocada en la participación ciudadana.

Según Antonio Rodiles la idea es convertir “la transferencia de poder en un parteaguas, donde los cubanos digamos ‘hasta aquí’”. El activista opositor cree que, como se percibe mucha “saturación y hartazgo” en las calles cubanas, este momento puede ser aprovechado “para que la gente que no está vinculada a la oposición se focalice en que debe de haber un giro”.

La propuesta es que todos participen desde dentro y fuera de la isla con un mismo objetivo.

¿Cómo se puede participar desde adentro? La respuesta, según los promotores de la iniciativa, es verdaderamente simple y en apariencia no tendrá grandes implicaciones; pero cuando miles de cubanos comiencen a distribuir el material gráfico en el que se apoyará la campaña, o miles dejen de participar en acciones represivas, o no asistan a la votación para no contribuir a la farsa electoral cubana, habría que ver qué sucederá.

#MásCastrismoParaQué propone también que los cubanos de dentro de la isla colaboren de forma anónima con sus propias iniciativas personales, evadan convocatorias a marchas como el 1o de mayo o supuestas actividades políticas-culturales, o se conviertan en reporteros anónimos filmando en las calles protestas espontáneas, abusos, represiones para subirlas a las redes.

Por último, los invita a que se unan a #TodosMarchamos.

¿Cómo pueden colaborar los cubanos que viven fuera de Cuba? Para ellos las propuestas son tan sencillas como para los de adentro, añaden los organizadores.

Compartir en redes sociales la información de la campaña, adjuntar los hashtag #MásCastrismoParaQué y #CubaSinCastro2018, buscar información sobre crímenes del régimen durante los años 60 y compartirlas, activarse una cuenta en Twitter e incluir las cuentas de Raúl Castro, Alejandro Castro Espín, Mariela Castro, entre otros; o crear memes o gifs que contribuyan a desmantelar el discurso de la dictadura.

Aunque en la promoción saldrá publicado la página de Facebook de la campaña, la idea es que cada perfil de la red social se convierta en un promotor natural aunque algunos lo hagan desde el anonimato.

“Es importante que cada cubano sepa que tiene una responsabilidad en sus libertades”, comenta Rodiles, quien cree que ya es hora de que algunos dejen de pensar en la oposición como una élite. “No creemos en ningún discurso con tintes paternalistas ni con tintes colectivistas, creemos que en todo caso el papel de los opositores es mostrar una vía para encontrar nuestros derechos”.

Ambos entrevistados siguen siendo consecuentes con el discurso que llevan articulando por más de siete años como opositores. “La premisa para el cambio en Cuba es el fin del castrismo para que pueda funcionar el país”, apunta Rodiles.

“El supuesto uso de la herramientas del régimen se terminan convirtiendo en una trampa”, agrega. Abunda además en lo que para algunos es un discurso radical, “porque ni el régimen va a dar ningún espacio ni vas a poder hacer ningún uso de estas herramientas, vas a crear falsas expectativas, lo que termina siendo usado por ellos en contra de la misma oposición”, dice, refiéndose a la plataforma #Otro18.

Rodiles está convencido de que el mecanismo para quitar a los Castro es decirles “yo no te reconozco” y “buscar que la comunidad internacional no los reconozca tampoco. Es una combinación entre presiones políticas y económicas desde el exterior y todo lo que podamos hacer nosotros desde adentro”.

Ailer Mena a partir de una anécdota personal explica cuál puede ser la situación de ignorancia de algunos cubanos sobre los temas electorales en Cuba. “Una amiga de la casa, que no es opositora, después de oírnos hablar de la sucesión en abril y de Díaz-Canel, me pregunta: ‘Bueno, ¿y ahora cómo es que yo voy a votar para elegir a ese que ellos quieren poner?’ Hubo que explicarle lo mismo que explicamos en los videos de la farsa electoral”, lo que hizo revalorar algunas perspectivas a la activista.

“Entonces entendí que es importante poner el foco sobre el tema porque los cubanos resignados pueden justificar su inercia con los supuestos méritos de Fidel y Raúl, pero ya no. Ahora van a poner a un tipo ahí que la gente ni lo conoce ni es simpático. Y pasa lo que a esta señora, ella no tiene en su cabeza que no va a elegir nada ni a nadie”, explica Ailer.

#MásCastrismoParaQué quiere decir “va a haber un traspaso de poder y nuevamente tu estás afuera, tu no decides tu futuro”, interpreta finalmente la activista. “Y ya es suficiente tiempo. Ya son 60 años. Ya no hay más que hablar. Lo único que tenemos que hacer es quitar la raíz del mal que son los Castro y a partir de ahí todo lo demás”.

[fbcomments]