1

Denuncian que manifestante del 11J es víctima de maltratos y represión

manifestante 11J Javier González

LA HABANA, Cuba.- Javier González Fernández, de 35 años de edad y residente en la occidental provincia de Artemisa, es un manifestante del 11J actualmente prisionero en la cárcel de Guanajay. Una fuente cercana a la familia denunció las terribles condiciones en que ha transcurrido su cautiverio desde que fue apresado en la noche de la propia jornada del estallido popular.

Bajo condición de anonimato, la fuente aseguró que Javier González no opuso resistencia al arresto aunque los captores –varios hombres vestidos de civil que no mostraron identificación– intentaron violar el domicilio sin una orden judicial pasadas las 10 de la noche.

Como a estos individuos se les impidió el allanamiento, posteriormente se presentó en el domicilio el jefe de la Unidad de Policía de Artemisa, quien se lo llevó en su moto con la falsa promesa de devolverlo personalmente luego de 20 minutos de conversación. En lugar de eso el manifestante fue retenido en esa Unidad durante cinco días. Transcurrido ese lapso Javier González fue trasladado para el Técnico de Cuatro Caminos, en Guanajay, y 13 días después fue llevado hacia la prisión de Guanajay, donde se encuentra desde entonces.

Agrega la fuente que en todos los lugares donde estuvo prisionero Javier González recibió amenazas e insultos constantes de los guardias, así como frecuentes golpizas. En el penal de Guanajay en una ocasión fue conducido desnudo a la enfermería. En la unidad de policía de Artemisa no había servicios sanitarios ni agua, y a Javier y al resto de los manifestantes allí cautivos los hacían cepillarse los dientes con el agua de enjuagar las bandejas y bañarse todos juntos en el soleador.

manifestante 11J Javier González
Captura de pantalla

Desatención y malos tratos

El Técnico de Cuatro Caminos había muchos prisioneros en un espacio reducido, sin iluminación eléctrica y con un salidero en el baño provocado por una tupición que inundaba la celda de aguas albañales, lo cual le provocó al manifestante un hongo en un oído y salpullido en los pies, agrega.

Asimismo, con el pretexto de la COVID-19, en todo el tiempo que permaneció en ese centro de detención solo una vez lo sacaron a tomar sol. Nunca le dieron medicamentos para el oído afectado y la piel. La fuente destaca que el político de Cuatro Caminos manifestó que personas “como ellos” tenían solo dos caminos en este país: o se marchaban, o se alzaban en las lomas para cazarlos como perros. Los primeros ocho días en ese centro de detención los pasaron sin colchones y no recibieron sábanas sino hasta el décimo día.

Añade la fuente que al padre de Javier González intentaron sancionarlo en su centro de trabajo como represalia por renunciar a su membresía en el Partido Comunista (PCC). Para ello ejecutaron una supuesta auditoría en la que inspeccionaron exclusivamente los documentos bajo su responsabilidad. El hermano de Javier, por su parte, fue acosado por un oficial de la Seguridad del Estado, quien lo amenazó por una publicación hecha por el joven tiempo atrás. Según la fuente, ambos hombres han sido cuestionados asimismo por no participar en la farsa del Primero de Mayo, y amplía que sus casas han sido vigiladas y sus teléfonos intervenidos en varias ocasiones.

En cuanto al manifestante, recalca, nunca ha cometido delitos ni había sido multado. Añade que es buen padre de una pequeña que cumplió su primer año precisamente el 12 de julio del 2021 y era junto a su padre el sostén de su casa como cuentapropista ayudante de joyero. Al momento de su arresto Javier González y su hermano estaban a cargo de atender la casa y cuidar a sus padres, pues estos se habían accidentado poco antes del 11 de julio.

La fuente señala que las autoridades han intentado colocar al joven como líder de las protestas valiéndose de una directa filmada por él, sin embargo, aclara, González no participó en la organización de los acontecimientos de ese día pues estos fueron totalmente espontáneos. Las supuestas pruebas en su contra no son más que falsos testimonios de policías que lo vieron desfilar.

Javier González Fernández fue condenado a cuatro años de prisión. Según la propia fuente sus familiares han presentado quejas a todos los niveles, pero no han recibido respuesta.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.