“Los cubanos estamos huérfanos, con miedo y necesitamos de amor”

“Los cubanos estamos huérfanos, con miedo y necesitamos de amor”

El ex preso político Félix Navarro Rodríguez pidió a los obispos católicos cubanos combatir las violaciones de derechos humanos en la Isla

Félix Navarro entregando una carta al Cardenal Juan de la Caridad García, en ocasión de su visita a la parroquia Dan José, Colón, Matanzas, el domingo 8 de diciembre de 2019 (Foto: Cortesía de la autora)

LA HABANA, Cuba. – “Nosotros necesitamos ver soluciones verdaderas y en su defecto queremos escuchar declaraciones de nuestros obispos católicos cubanos, a través de circulares, en las misas en nuestras parroquias, en las redes sociales o por las emisoras desde el exterior. Pero el silencio es un mal consejero. El silencio nos hace evaluar la gestión de nuestros pastores como insuficiente. Y este calificativo frío, seco y fuerte se basa en la cruda realidad en que vivimos”, expresó Félix Navarro Rodríguez, expreso político de la Primavera Negra de Cuba y presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham, en una misiva enviada este viernes a Monseñor Emilio Aranguren, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos Cubanos (COCC) y obispo de la Diócesis de Holguín.

En la carta, Navarro ejemplificó algunas de las constantes violaciones de derechos humanos en Cuba que exigen de la abierta manifestación y apoyo de la Iglesia Católica; entre ellos, “la odisea sin fin” sufrida por José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien ha permanecido en prisión por más de cien días; José Díaz Silva, dirigente del Movimiento Opositores por una Nueva República, y la periodista Iliana Hernández, quienes fueran víctimas de allanamiento, registro y robo de pertenencias por parte de la policía política.

Asimismo, evidenció cómo a las Damas de Blanco (DB) en todo el país se les ha impedido asistir a misa en más de doscientas ocasiones; permanecen en prisión las DB Martha Sánchez y Aymara Nieto; y a Xiomara Cruz Miranda, también integrante de la organización y quien permanece en un estado crítico de salud, se le ha acusado de Propagación de Epidemia.

Navarro Rodríguez declaró a CubaNet que con esta epístola pretende que los obispos católicos cubanos conozcan la realidad que agobia al ciudadano cubano “que disiente del oficialismo y por ello es reprimido, aislado y humillado con crueldad por quienes detentan el poder”, y que de esa manera “intercedan ante los causantes de dicha crisis, con el compromiso y con la autoridad que tiene dicha institución por misión divina confiada a ellos, por Nuestro Señor Jesucristo”.

Aunque han sido escasas, una de las manifestaciones de la Iglesia Católica que más ha trascendido ocurrió en el año 1993 con la Carta Pastoral conocida como El amor todo lo espera. Otra de las expresiones del sentir de esta Institución se dio a conocer el 24 de octubre de 2018, con un Mensaje Pastoral de los Obispos Católicos de Cuba, en ocasión del proceso de consulta popular del Proyecto de Constitución para la República de Cuba, en el que, entre otros, abogaron por el respeto a los Derechos Humanos. De manera individual, también varios católicos y protestantes se han pronunciado o apoyado activamente a grupos disidentes.

Félix es un católico practicante desde niño; fue monaguillo y asiste periódicamente a la Iglesia San Miguel Arcángel, de Perico, en la provincia de Matanzas. Su esposa e hija son fundadoras y miembros de las DB.

Por su apoyo a las DB, cuenta cómo en el año 2013 fue visitado por una pequeña representación de laicos y un sacerdote, de la ciudad de Cárdenas, para pedirle que se retractara “de unas declaraciones que hice en aquel momento, que mostraban mi desaprobación a la actuación del sacerdote de la parroquia adonde asistían las Damas de Blanco de aquella ciudad, quien en lugar de apoyarlas ante los embates del G-2, del Ministerio del Interior (MININT), les dijo que tenían que abandonar la misma, ya que la Iglesia tenía que cerrar sus puertas y ellas quedaron a merced de los militares”. Luego de este suceso, relata que solo ha recibido, de parte de esa Institución religiosa, “el silencio característico que todos conocemos”.

No obstante, Navarro ha insistido en exigir de la Iglesia su apoyo. En noviembre último envió una carta al Monseñor Aranguren exponiéndole el caso de José Daniel Ferrer García. Como resultado, poco después, el líder de UNPACU recibiría la visita en prisión del Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba.

“Su Eminencia, Monseñor, Emilio Aranguren -expresa en la misiva- los cubanos de pueblo, quienes no formamos parte de la nomenclatura oficialista del Partido Único, estamos huérfanos, con miedo y necesitados de amor”. Y culmina su carta Félix Navarro citando la Biblia: “En el amor no hay temor. El amor perfecto echa fuera el temor, pues hay temor donde hay castigo. Quien teme no conoce el amor perfecto”.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Camila Acosta

Camila Acosta

Graduada en Periodismo en la Universidad de La Habana, 2016. Investigadora, Documentalista y Especialista en Comunicación del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC). Reside en La Habana, Cuba

[fbcomments]