Líder opositor cubano Manuel Cuesta Morúa denuncia cacería política

Líder opositor cubano Manuel Cuesta Morúa denuncia cacería política

Manuel Cuesta Morúa, una de las figuras más reconocidas dentro de la oposición, denunció estar atravesando por un nuevo período de hostigamiento

Manuel Cuesta Morúa, líder de la oposición cubana (Foto del autor)

LA HABANA, Cuba. – Manuel Cuesta Morúa, una de las figuras más reconocidas dentro de la oposición en la isla, denunció en estar atravesando por un nuevo período de hostigamiento político que tiene como colofón una serie de amenazas públicas contra su persona.

Según explica Cuesta Morúa, el incremento de la represión responde -al parecer- al trabajo organizativo que realiza en torno a las Mesas de Iniciativa Constitucionales, pertenecientes a la plataforma independiente denominada “2020” (20/20).

El activista señala que en días recientes cerca de 35 personas invitadas a participar en las “Conversaciones sobre Soberanía”, otro espacio creado dentro de 20/20, fueron visitadas por oficiales del Departamento de la Seguridad de Estado (DSE) y apercibidas de no asistir a ese encuentro de debate pacífico, el cual impidieron fuera realizado.

Específicamente, destaca que un oficial del DSE, nombrado Dante, ha enviado varios mensajes intimidatorios a través de opositores a los que ha visitado en los que asegura que “su caso se ha convertido en un asunto personal”.

“Se supone que una institución como la policía política -DSE- no personalice los conflictos y que tenga una gama de acciones planificadas que sean parte de una decisión del gobierno, y de ellos mismos como instrumento de eso”, declaró Cuesta Morúa.

Entre los opositores abordados por Dante estuvo Carlos Millares Falcón, presidente de la “Fundación Sucesores”, quien señaló que el oficial del cuerpo represor ratificó: “voy a acabar con su existencia, dile que esto ya es personal”.

Carlos Millares Falcón, presidente de la Fundación Sucesores, fue uno de los opositores visitados por oficial Dante (Foto del autor)

La noche del pasado 29 de noviembre, cuando viajaba al reparto Alamar, Cuesta Morúa fue agredido por dos personas que repentinamente iniciaron una pelea dentro del ómnibus.

“Me defendí como pude, pero me rompieron los espejuelos”, relató Cuesta Morúa que, confundido, entonces pensó que se encontraba “en el lugar incorrecto a la hora incorrecta. Ahora, por todos los demás indicios, he llegado a pensar que formó parte de este clima de hostilidad e intimidación”.

En alusión al temor que “siempre se siente por la integridad física”, Cuesta Morúa concluyó que “conservo ese momento anterior al asesinato de Martin Luther King, en que él sabía que lo iban a asesinar pero vivió ese último momento en paz, con la tranquilidad de sus ideas”.

[fbcomments]