LGBTI de Villa Clara votarán por el No

LGBTI de Villa Clara votarán por el No

Activistas del municipio de Placetas exigen “la eliminación de la mención al referéndum de la Ley Código de Familia”

(foto del autor)

VILLA CLARA. – En las noches de sábado, en El Mejunje, en el parque de la ciudad de Santa Clara, no se conversa de otro asunto que no sea la reciente exclusión del artículo 68 de la Carta Magna. Los criterios, diversos y encontrados, como la propia población que los esgrime, apuntan todos a un voto contrario a lo que espera el Cenesex de los miembros de la comunidad LGBTI cubana.

“Pusieron a debatir a la gente y al final lo quitaron así, como por arte de magia”, opina Dagnis Romero, vicecoordinadora de TRANSCUBA en Villa Clara. A sus 36 años, esta muchacha trans se siente discriminada y excluida de la constitución cubana. “Ahora me están quitando la posibilidad de formar un hogar. ¿De qué moral van a hablar las iglesias? Dios nos creó a todos por igual. En las noticias te dicen que la comunidad LGBTI vive muy tranquila en este país. Eso es mentira. La misma policía no nos respeta. Que no engañen más al pueblo y digan la verdad”.

Más intransigente y claro respecto a su posición ante el referéndum, Jesús Ernesto, estudiante de medicina de 5to año, está seguro que la comunidad LGBTI votará por el No a la constitución. “Nunca hice hincapié en el tema porque sabía que este país no estaba preparado para eso. Tenemos un atraso cultural muy grande. Estoy en desacuerdo en llevarlo a voto popular. Están condenando la ley, es ilógico. Tienen que entender que la homosexualidad no es una enfermedad”.

Hace algunos días, un grupo de activistas radicados en el municipio de Placetas hicieron circular por las redes sociales su pronunciamiento en claro desacuerdo a la propuesta de llevar a Referéndum el código de familia.

En la proclama refieren que el artículo 82 no satisface las demandas de las poblaciones LGBTI, pues deja fuera del texto constitucional la formulación de matrimonio. Y agregan: “nos encontramos ante un retroceso a los avances logrados que colisionan con los principios de igualdad, libertad, dignidad, no discriminación y justicia social”.

Por su parte, las iglesias se han manifestado públicamente a favor de la medida tomada “por unanimidad” y declaran en las redes sociales que los cristianos votarán por el sí, además de agradecer a “la providencia divina” porque fueron respetados “sus derechos religiosos”.

También Facebook se ha convertido en un hervidero de opiniones en contra de la decisión tomada por la Asamblea. Un usuario que se nombra Esney Rodríguez Leo dejó clara su posición al expresar en un post: “A dios gracias tengo 8 meses fuera y para atrás ni para coger impulsos”. Otro internauta, Lázaro M Benítez apunta: “esa es mi ciudad, valiente, capaz de descarrilar el tren de la ignorancia y el miedo”.  “Yo estudio allá y conozco buena parte de la comunidad LGBTI, estoy seguro de su voto y ese es no”, expone Jancel Moreno.

En la propia página del Cenesex, varios usuarios han respondido a los comentarios de activistas que llaman a votar por el sí a la constitución. Javier Fernández indaga acerca de la modificación: “¿Cómo se puede ser conyugue sino somos el esposo y la esposa? La definición de la palabra conyugue es para un hombre y una mujer (…) ¿O es que también se planea modificar el diccionario?”

[fbcomments]