Juez de EEUU exige a Cuba pagar $166 millones en caso de secuestro y asesinato

Juez de EEUU exige a Cuba pagar $166 millones en caso de secuestro y asesinato

Los crímenes fueron cometidos por las FARC

De izquierda a derecha, los soldados estadounidenses Keith Stansell, Marc Gonsalves y Tom Howes (EFE/Archivo)
De izquierda a derecha, los soldados estadounidenses Keith Stansell, Marc Gonsalves y Tom Howes (EFE/Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- Cuba deberá pagar 166 millones de dólares para compensar a tres estadounidenses que la guerrilla de las FARC mantuvo secuestrados durante cinco años desde 2003, informa Martí Noticias.

El juez Amit P. Mehta, de la Corte Federal de Washington D.C., dictaminó la sentencia para la mencionada compensación en base al apoyo que durante muchos años recibió esa guerrilla colombiana de parte del gobierno de La Habana.

Los contratistas estadounidenses Marc Gonsalves, Keith Stansell y Thomas Howes fueron capturados por las FARC el 13 de febrero de 2003, al ser derribado el avión que utilizaban para tareas del Plan Colombia contra el narcotráfico.

Un cuarto tripulante estadounidense de la aeronave, el expiloto de la Fuerza Delta de EE.UU. fue ejecutado en el lugar donde cayó el aparato, junto al colombiano Luis Alcides Cruz.

Los sobrevivientes obtuvieron cada uno la orden de compensación por 44,7 millones de dólares. De igual forma el juez federal dispuso que a la viuda del cuarto tripulante le fueran dados 12 millones de dólares, y cinco millones a cada uno de los cuatro hijos del tripulante estadounidense asesinado.

En el 2005 fue interpuesta una demanda en favor de los contratistas, bajo lo establecido por la Ley de los Estados Patrocinadores de Acciones Terroristas. El caso consta en el Registro de la Corte Federal de Estados Unidos en el Distrito de Columbia bajo el título “Stansell et al v. Republic of Cuba, case number 1:15-cv-01519”.

De acuerdo a la sentencia del juez: “La corte ha tenido poca dificultad en concluir que Cuba abasteció a las FARC con los materiales, entrenamiento y recursos necesarios para llevar a cabo estos hechos —el derribo de la avioneta y la tortura física— y lo hizo con la intención de dañar a los demandantes. Durante años, Cuba proporcionó, intencionalmente, a las FARC y las alentó para usar la violencia con el fin de promocionar su agenda política”.

Los secuestrados, liberados en 2008 junto a Ingrid Betancourt y otros 10 rehenes, habían establecido una demanda contra el gobierno cubano.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]