Científico denuncia ante Fiscalía Militar su detención durante marcha LGBTI+

Científico denuncia ante Fiscalía Militar su detención durante marcha LGBTI+

Oscar Casanella demandará oficialmente a uno de los oficiales que permitió su arresto por hombres vestidos de civil, identificados como agentes de la Seguridad del Estado.

Oscar Casanella
Oscar Casanella (Foto Facebook/Oscar Casanella)

MIAMI, Estados Unidos. – Este 21 de mayo, el científico cubano Oscar Casanella aseguró en su perfil de Facebook que denunciará en Fiscalía Militar al Subteniente Wilber Cárdenas, “miembro de la Policía Nacional Revolucionaria (Especializada), con placa o chapilla número 23969”, por la comisión de los delitos de Lesiones, Privación de Libertad, Coacción y Contra el derecho de manifestación, previstos y sancionados en el Código Penal Cubano.

El 11 de mayo, mientras participaba junto a su esposa Eleanne Triff Delgado y su hijo de 22 meses en la marcha LGBTI+ convocada por activistas independientes ante la cancelación de la conga organizada anualmente por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Casanella fue separado de la manifestación por oficiales de la seguridad del estado, vestidos de civil.

Después de que los aforados (uniformados o no) bloquearan desde Prado el acceso a Malecón y a la calle San Lázaro, el científico intentó dialogar con los militares. “Aun intentando persuadir a dichos hombres de civil, uno de ellos me agarra y me hala hacia ellos diciéndome, no Oscar Casanella, tu no vas a marchar más, tú vienes con nosotros”, narró el denunciante.

“Entre varios de dichos hombres de civil me empujan a la fuerza contra un carro de color rojo vino (…) Uno de ellos hace un movimiento con un brazo hacia mi frente y siento el impacto, un fuerte dolor y la sangre comenzó a salir de mi frente, corriendo por toda mi cara, por los ojos, por mi pulóver y mi shorts”, especifica sobre las lesiones que le ocasionó la policía el 11 de mayo.

Más tarde, Casanella fue conducido al servicio de neurocirugía del Hospital Calixto García, donde la doctora de guardia sugirió que había sido herido por un objeto contundente y no por un puñetazo. “Yo le pedí a la doctora las placas de cráneo y un certificado de lesión a lo que ella se negó”, narra Casanella.

Más tarde, el denunciante fue conducido a la estación de policía de Zanja, en el municipio de Centro Habana, donde le aseguraron que había sido detenido por el delito de “desorden público”.

Una vez en el calabozo los policías preguntaron a Casanella si era gay. “Que por qué yo había ido a la marcha gay, que si yo estaba de acuerdo con el matrimonio gay, que si yo estaba de acuerdo con que los gay adoptaran niños”, refiere.

Finalmente, el científico y activista fue liberado a las 11:30 de la noche, sin ninguna multa o acta de advertencia, según especifica él mismo en Facebook. En las afueras de la estación lo esperaban su esposa y otros tres de los detenidos durante la marcha LGBTI+: el biólogo Ariel Ruiz Urquiola y los periodistas Boris González Arena e Iliana Hernández Cardosa.

Pocos días después, cuando Casanella intentaba reunir las pruebas de los hechos para presentar la denuncia ante la Fiscalía Militar comprobó que su nombre no aparecía en el registro de la policía radicada en el Hospital Calixto García.

Según el activista su detención viola los artículos 40, 41 y 42 de la nueva Carta Magna cubana sobre la dignidad humana, la igualdad y los derechos personales.

“En mi opinión, el modo de proceder del agente policial Subteniente Wilber Cárdenas y de los demás aforados, uniformados o no (…) integran los delitos Lesiones, Privación de Libertad, Coacción y Contra el Derecho de Manifestación, previstos y sancionados” por las leyes cubanas.

Casanella adjuntó a su denuncia la copia del certificado médico emitido el 14 de mayo de 2019 sobre las lesiones que le fueron causadas, la fotocopia del método médico emitido el propio día 11 de mayo, las fotografías de su golpiza y los videos de los hechos que narra.

Finalmente, el denunciante pide al Coronel Juan Raudel Risell Collazo, Vicefiscal General y Jefe de la Fiscalía Militar, que “conmine a las autoridades que les corresponda” a brindarle “la protección debida”. También dirige copias de su denuncia a la Dra. Yamila Peña Ojeda, Fiscal General de la República, y el Vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo, Ministro del Interior.

Hace pocos años Oscar Casanella fue expulsado del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), después de que varias autoridades lo intimidaran para que rompiera sus lazos con opositores al gobierno.

[fbcomments]