Inspección “sorpresiva” a cárcel

CAMAGÜEY, Cuba, 8 de agosto (Juan Carlos Linares Balmaseda, 173.203.82.38) – Una comitiva del Ministerio del Interior, encabezada por un Teniente Coronel, visitó recientemente la prisión La Empresita en la provincia Camagüey, con el supuesto objetivo de inspeccionar las condiciones del lugar y la calidad de vida de la población penal.

La inspección, supuestamente era sorpresiva, precisamente con el objetivo de detectar deficiencias y no dar tiempo a ocultarlas; no obstante, mucho antes de que llegaran los funcionarios encargados de realizarla, las autoridades de la prisión se movilizaron para mejorar la higiene y los avituallamientos de los reclusos.

“Comenzaron repartir a la carrera sábanas limpias, toallas y mejoraron la calidad de la comida”,  declaró vía telefónica el recluso, de 26 años, Iván Álvarez Mosquera.

La comitiva de jerarcas sólo entro en las barracas de pasada, y únicamente preguntó por la calidad de la comida a un grupo de “reclusos destacados”, escogidos por las autoridades carcelarias.

Los reclusos de La Empresita, centro de trabajo penitenciario queda en la periferia de la capital provincial camagüeyana, en general se quejan de que en la prisión las colchonetas están cundidas de chinches, el agua escasea hasta para tomar y la alimentación es pésima.

[fbcomments]